Doble palo a los autónomos: les obligan a pagar más IVA sin cobrar las facturas

lainformacion.com

Fue una de las grandes promesas del Gobierno de Mariano Rajoy: permitir a los autónomos no tener que pagar el IVA hasta que realmente hayan cobrado por sus servicios. El sistema actual les obliga a liquidar el impuesto cuando se emite la factura, lo que ha originado que muchos trabajadores se vean saldando un impuesto por un dinero que nunca han percibido.

De hecho, los Técnicos de Hacienda estiman que los autónomos han tenido que pagar al fisco 800 millones por este impuesto de facturas que no han cobrado.

Consciente de que el primer moroso era la propia Administración, como ha puesto de manifiesto la Ley de Pago a Proovedores, que ha activado 35.000 millones para saldar deudas de ayuntamientos y comunidades, el Ejecutivo aseguró nada más llegar a Moncloaque iba a modificar la normativa.

Cuando se activó este plan de pagos, el Gobierno planteó, incluso, limitar la mejora del pago del IVA a las facturas con la Administración Pública, ya que el plan de proveedores garantiza que, en la inmensa mayoría de los casos, las cuentas se salden y, por tanto, que la mejora no suponga una merma de ingresos significativa a las cuentas públicas.

Este cambio iba a incluirse en otra de las grandes promesas de Rajoy: la Ley de Emprendedores. Pero niguna de estas dos propuestas tiene visos de salir adelante, al menos, en el corto plazo.

Hasta ahora, Hacienda había justificado el retraso en que el cambio en el cobro del IVA exigía una modificación legal del impuesto y, como éste iba a tener que subirse, querían esperar para hacerlo todo a la vez.

Pero hoy se aprueba el incremento de este impuesto -el general pasa del 18% al 21% y el reducido del 8% al 10%- sin que se modifique la liquidación de los autónomos. Es más, estos profesionales tendrán que seguir pagando facturas sin cobrar, sólo que a partir de ahora con una mayor carga tributaria.

«El Gobierno no puede permitirse ahora renunciar a la recaudación que tiene con los IVAs y, por eso, sigue dilatándose este cambio. Lo peor es que, tal y como está yendo de mal la recaudación, no esperamos ninguna mejora en el corto plazo», señala  Sebastián Reyna, secretario general de la asociación de autónomos UPTA.

En los cinco primeros meses de 2012, la recaudación ha sido un 4,2% inferior a la de 2011, cuando el objetivo de los Presupuestos Generales (PGE) era incrementarlos en un 4,3% en todo el año. Es decir, ya van ocho puntos de desviación.

Gran parte de la culpa de este recorte viene por parte del IVA, que acumula un desplome del 10,1%, frente al 3,3% previsto en los PGE, con el agravante de que este tributo supone el 70% de la recaudación por impuestos indirectos y algo menos de un tercio de todo lo que percibe España en materia fiscal.

A pesar de estas cifras, en Hacienda se muestran un poco más optimistas que en UPTA y confían en poder abordar la mejora de la liquidación del IVA después de verano, cuando haya terminado de definirse la Ley de Emprendedores. El problema es que esta normativa se ha encontrado ahora con otro problema: la bonificaciones de los contratos.

La Ley de Emprendedores también se retrasa

Entre los múltples ajustes que anunció Rajoy el miércoles se encuentra la desaparición de prácticamente todos los incentivos a la contratación, lo que deja en el aire la posibilidad de aplicar algún tipo de ayuda para animar el espíritu emprendedor vía contratos de autónomos.

En concreto, el presidente del Gobierno dijo que se «suprimirán gran número de las actuales bonificaciones a la contratación, salvo las relativas al nuevo contrato para emprendedores o a la inserción laboral de las personas discapacitadas».

«Según estas palabras, también desaparecen los incentivos para autónomos«, denuncian desde el sector, donde también puntualizan que ayer fue la primera vez que Rajoy no hizo referencia a su apuesta por la Ley de Emprendedores como uno de los pilares para el crecimiento económico. ¿Coincidencia o aviso?

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS