Disturbios en Ankara durante la protesta contra la reforma de la educación

Agencias

El Ejecutivo del islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP) pretende reformar una ley de 1997 que contó con el apoyo del Ejército. La norma aumentó la edad de escolarización obligatoria de los cinco a los ocho años e impide que los menores de 15 años acudan a escuelas religiosas.

   El principal partido laico de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), coincide con el Ejecutivo en que es necesario que se reforme la ley de educación, pero asegura que el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, pretende crear una «juventud religiosa».

   La llamada ley ‘4+4+4’, que debe su sobrenombre a que la norma establece la educación obligatoria en cuatro etapas de cuatro años cada una, con primaria, secundaria y bachillerato o educación profesional, podría estar aprobada totalmente esta semana. Las escuelas islámicas entrarían dentro de este último grupo, por lo que aumentaría el período de educación religiosa.

   Los manifestantes han lanzado piedras a la Policía antidisturbios mientras estos intentaban dispersar la protesta tras impedir a los participantes en la protesta llegar hasta el Parlamento en el centro de Ankara. No hay informaciones de detenidos o heridos entre los trabajadores y las fuerzas de seguridad.

   Este jueves, los parlamentarios han aceptado la propuesta de Erdogan de que los niños de 10 a 18 años puedan recibir cursos opcionales sobre el Corán y el profeta Mahoma.

   

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS