(Actualización) Disparos en el contexto de unas jornadas sobre Turismo y Seguridad, y dos detenciones en la Universidad de La Laguna

En el marco de unas jornadas cuyo título es “Turismo y Seguridad”, se escucharon disparos en un acto protagonizado por la policía y el ejército, en el parking de la Facultad de Bellas Artes. Un grupo de 150 personas se había concentrado en los alrededores con la intención de denunciarlo, y la protesta se saldó con varias cargas policiales y dos detenidos.

La Universidad de La Laguna (Tenerife), la más antigua de Canarias, ha albergado algunos de los sucesos más oscuros de la historia del Archipiélago. Entre otros, el asesinato de Javier Fernández Quesada a manos de la guardia civil, que nunca llegó a aclararse. Este siniestro suceso acaecido en el 77, debería ser suficiente para vacunar a cualquier equipo rector del peligro de la militarización de los recintos universitarios. Pero no ha sido así, puesto que durante el día de ayer tuvieron lugar unas jornadas bajo el nombre de “Turismo y Seguridad” durante las cuales, grupos de policías y militares españoles, ocuparon el parking de la Facultad de Bellas Artes. Así ocurrió que el alumnado de varios campus universitarios pudo escuchar disparos efectuados por dichos funcionarios, además de apreciarse el uso de bombas de humo. Estas actividades fueron inmediatamente rechazadas por grupos de estudiantes, y también por vecinas de la ciudad que convocaron una concentración durante la tarde del martes en repulsa a dichas prácticas, y también condenando la presencia de efectivos de los mencionados cuerpos; convocatoria que concluyó con la detención de dos de las activistas después de que se produjeran varias cargas policiales.

Así las cosas, el revuelo está servido en la ciudad de Aguere (La Laguna). La institución académica y el decano de la Facultad de Bellas Artes han tratado de desmarcarse del evento de inmediato, y condenar la actuación policial. Pero antes de abordar las declaraciones de la institución universitaria, debemos explicar de qué trataban estas jornadas que requerían de la presencia de policías y militares.

 

Algunos de los títulos de las ponencias presentan ciertas dudas en lo que respecta a la comprensión de la relación que guardan “Seguridad” y “Turismo”. Si bien al menos una de ellas alude a la cuestión de la sanidad, y su actualidad en relación a la pandemia de la COVID19 ¿en qué afecta al turismo la “Gestión de grandes masas”? ¿cómo y por qué se habla de turismo y terrorismo en un contexto como el de Canarias, donde no hay ningún grupo extremista activo? Se debe entender que lo que se ofrece es, por un lado, una puesta en escena de los posibles contextos de movilización popular (en el caso de la gestión de las masas), y por otro lado, vender el archipiélago como un lugar “seguro”, en comparación con otros países africanos que, desgraciadamente, viven situaciones de guerra civil o de violencia generalizada. Ambas cuestiones están centradas en el control de la población local, y no profundizan en las condiciones materiales que provocan estos conflictos en otras regiones. Estas cuestiones son desconocidas para el turismo (peninsular o comunitario), que en general viaja a Canarias a consumir un clima “privilegiado” a precios muy bajos. Todo, fruto del monocultivo turístico, que es causa de la actual situación depauperada de la economía isleña, encabezando así los niveles de exclusión y pobreza del estado. De esta manera, la Universidad de La Laguna queda en evidencia, albergando unas jornadas totalmente contrarias al espíritu científico y humanista que se le supone, y ofreciendo un escaparate de cara a la galería, a la inversión extranjera (tan necesaria para los caciques isleños) cuyo resultado es la desolada realidad que vive hoy en día el Archipiélago.

El evento habría pasado desapercibido, si no fuera por la salva de disparos que hubo durante la última actividad, titulada “Exhibición dinámica”; que según cuentas oficiales de la ULL, consistió en el “simulacro del derrumbe de un edificio”. Y las preguntas son: ¿era un simulacro o era fuego real? ¿eran balas de fogueo? ¿eran bombas de humo simuladas? ¿qué utilidad tienen los disparos y las bombas de humo si la intención es demoler un edificio?

Al margen de esto, y atendiendo a los estatutos de la ULL, la presencia de la policía y del ejército está prohibida en todos los campus y recintos universitarios (salvo en raras excepciones, y con autorización expresa), por lo que el rectorado tendría muchas cosas que explicar.

 

Las detenciones, que afortunadamente fueron grabadas en directo por corresponsales de “Radio Pimienta”, demuestran además una intervención policial desmedida, y que también comprometió gravemente la integridad física de las activistas; ya que fueron arrojadas a la autovía aledaña, donde los vehículos que circulaban llegaron incluso a manifestar con pitidos su estupefacción, para ser allí reducidas.

A todas estas, se han ido sucediendo varias declaraciones oficiales de la Facultad de Bellas Artes, llegando incluso al equívoco de señalar cómo los detenidos habrían sido liberados durante la noche del martes, cuando no tenían manera de asegurarlo. De hecho, siguen detenidos en esta madrugada del miércoles.

Estos sucesos ponen en evidencia a otro gobierno socialdemócrata, de esos que ya nos tienen acostumbrados a decir mucho y hacer poco y mal. Y es que en La Laguna, único municipio de Canarias que se plantea de momento el toque de queda, el gobierno socialista de Luis Yeray Gutiérrez ha dado pie a este tipo de actos que a cualquier persona, con un mínimo de conciencia de qué es y para qué sirve una Universidad, deberían parecerle como mínimo reprobables.

Por fortuna, tanto la concentración como las detenciones, han generado numerosas muestras de apoyo, y varios comunicados que aun se están remitiendo desde los movimientos sociales isleños, e incluso algunos partidos políticos han condenado los sucesos. En cualquier caso, este mismo miércoles se tiene proyectado realizar concentraciones cuyo objetivo es, por un lado, acompañar a los detenidos en su previsible puesta en libertad, y por otro, tratar de forzar la clausura de estas tristes jornadas sobre “Turismo y Seguridad”, que jamás tendrían que haber tenido lugar.

Cierre de las concentraciones de apoyo a los detenidos

 

 


Actualización: Concentración frente a los juzgados de La Laguna en apoyo a los detenidos

 

LAS ESTUDIANTES PROTESTAN HOY POR FUERA DE LOS JUZGADOS DE LA LAGUNA PARA ACOMPAÑAR A SUS COMPAÑERAS DETENIDAS AYER

Las estudiantes realizan a las puertas del juzgado una performance y detallan los hechos y las razones por ñas que están concentradas.

Comentan también la poca información que aún tienen sobre sus compañeras, detenidas sin motivo alguno desde ayer por la policia «nacional». Mientras participaban en una concentración pacífica exigiendo que las militares y el resto de cuerpos policiales salieran de la facultad de Bellas Artes de la ULL.

Piden a todas las que puedan que se acerquen a apoyar a las detenidas que pasarán a disposición judicial. Y aseguran que de aquí no se moverán hasta que devuelvan a sus compañeras.

Han recordado también el asesinato de Javier Fernández Quesada asesinado por la guardia civil en la ULL en 1977.

«Si tocan a una nos tocan a todas». «De aquí no nos mueve nadie»

https://www.facebook.com/146820992000890/posts/3972628792753405/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS