Dinosaurios políticos

De vez en cuando, y desde tribunas importantes, aparecen políticos, ya plena jubilación, que se mostraron incapaces de enjuiciar su propia acción política en los años en que duró su  mandato y ahora analizan desde el pedestal que ellos mismos se confieren de autoridad situaciones que muchas veces tienen su origen, precisamente, en su acción política.

Me refiero al expresidente José María Aznar. Sí, aquel que pronunció la lapidaria sentencia de “España va bien” y que desde su fundación, FAES, atiza el fuego contra todos aquellos partidos que ven la realidad política con gafas diferentes a las suyas. Claro está, quien ha sido educado desde el dogmatismo infiere sus propios razonamientos desde premisas dogmáticas.

Vamos a mostrar tres indicativos estadísticos sobre la realidad incuestionable de nuestro país: Mortalidad, Educación y Sanidad. La mortalidad entre el grupo de edad 15-50 es en España la más alta de la UE, debida a accidentes laborales, el sida y accidentes de tráfico. Por otra parte, la desigualdad entre clases sociales es también la más alta de la UE, las personas de rentas altas suelen vivir un promedio de 7 años más que las personas de clases humildes. A veces y con todo descaro se atribuyen a efectos morales [sida] o a comportamientos imprudentes e irresponsables en los casos de accidentes laborales. El hecho incuestionable es que el 84% de los accidentes laborales se producen en trabajos precarios donde las condiciones de trabajo están más deterioradas y la presión empresarial sobre estos trabajadores es mayor que en las empresas con trabajadores fijos.

El segundo parámetro a cuestionar la bien que funcionamos como sociedad es la educación. Las desigualdades a nivel internacional muestras que la educación en España, según OCDE que publica periódicamente informes comparativos en educación primaria, secundaria y universitaria que España junto con Turquía y Portugal se hallan a la cola de los 29 países que forman la organización. Por otro lado el 72% de la población adulta con escasa educación. También es  que el gasto por estudiante de primaria, secundaria y universidad es el más bajo de la UE. Por cierto el gasto por universitario es casi la mitad de la media de los países de OCDE. ¿Y quién tiene la culpa? La pobreza de medios, ya que los recursos han sido recortados en los últimos años presupuesto tras presupuesto.

España es junto con México, Turquía y Portugal el país que menos gasta en infraestructuras a nivel educativo, en los tres niveles. En el universitario el número de estudiantes por profesor casi es el doble que el promedio de la OCDE. Por otra parte se hace referencia a que el descenso de la calidad de nuestra educación pública radica en la emigración. Siempre se busca una escusa para paliar las desvergüenzas. Las escuelas privadas tienen los mismos indicadores que en las públicas. En alguno de estos conocimientos evaluados, caso del matemático, tanto en las escuelas privadas como en las públicas, los mejores estudiantes están por debajo de los peores estudiantes de Francia, Corea Bélgica, Holanda o República Checa. Es de resaltar que se produce una paradoja: aquí creemos que la escuela privada y/o concertada ofrece mejores rendimientos escolares, y la comprobación es que los países que tienen menor enseñanza privada ofrecen mejores resultados evaluados.

España tiene el mayor porcentaje de usuarios en la atención primaria privada de toda Europa, siendo a su vez el país que muestra mayor insatisfacción por la atención primaria pública por las largas esperas en su atención. En las zonas urbanas pueden pasar hasta 40 días en obtener una cita con el médica de cabecera. La actual expansión de la sanidad privada no enriquece a la pública y esta dualidad de servicios no favorece ni a los empleados de la sanidad pública ni a los de la privada. Por lo general y con contadas excepciones los servicios sanitarios privados ofrecen mejores servicios hoteleros, en el trato personal y en la capacidad de elección por parte del mutualista, pero no lo son en su contenido técnico y en la preparación científica. Es por eso que cuando se precisa una atención que requiere una mayor pericia o una infraestructura técnica se recurre a la pública porque ofrece mejores y mayores recursos. Y por qué sucede esta dicotomía. Porque las clases trabajadoras y las clases medias no se sienten vinculadas al mismo sistema. Y sólo así será como la conjunción de ambos sistemas podrá favorecer una atención sanitaria en la que prime por encima de todo el enfermo. Los centros de atención primaria se han estancado durante todo el periodo del gobierno del Partido Popular  durante el que se perdieron 173 centros de Atención Primaria. Una cifra casi idéntica a la de 2011, año en el que los recortes empezaron a afectar fuertemente al sector público y que no han sido corregidos hasta hoy en que imperan los presupuestos del ministro Montoro dada la situación de provisionalidad del gobierno del PSOE.

Por último, y como refriega en todas sus narices al Sr. De la España va bien, durante esta época de recortes, de precariedad laboral, de desahucios, preferentes, fusiones bancarias y rescates, ETTs, subcontratas y un larguísimo etc. la productividad [el crecimiento del PIB] ha ido a parar a los mismos bolsillos de siempre… mientras que este aumento de 140.000m€ la masa salarial, que incrementó este PIB vio cómo decrecía en un 0’8%: producir más por menos salario y con menos empleados.

Este es el panorama de la España va bien… y creo, sinceramente que están en lo correcto, porque con las gafas que llevan puestas sólo se ve el panorama que uno le interesa; la globalidad de todas las personas, de todos los españoles solo se percibe con gafas bien graduadas por las que mirar sin filtros.

Los dinosaurios políticos no suelen actuar solos; se buscan y se encuentran, se estrechan la mano, se van de restaurantes y se fuman puros cubanos de importación y a hurtadillas manifiestan sus verdaderos sentimientos: ¡Nosotros hemos nacido para mandar y estos [refiriéndose a quienes les sirven sus banquetes] para obedecer!  Pertenecen ya a una clase social, a una élite de privilegiados que deben hacer el relato del catastrofismo cuando esos que les sirven levantan la bandera de la igualdad y de los derechos sociales.

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS