Dinamarca podría aprobar el envío de extranjeros a una isla-cárcel

Por Insurgente

Desde que en 2016 el gobierno liberal danés propuso cerrar todos las entradas de su estado para que las personas a quienes se les rechazó asilo no pudieran entrar, este martes sugirieron aislarlos de todos sus ciudadanos legales.

Dinamarca enviará a la isla de Lindholm a los extranjeros que delincan o que no hayan conseguido el asilo o la residencia. Esta idea la ha copiado de la isla de Nauru (Australia), donde los refugiados están sufriendo una auténtica tortura y el 30% ha intentado suicidarse.

Dinamarca ya decidió la situación de los inmigrantes en su país. Desde que en 2016 el gobierno liberal danés propuso cerrar todos las entradas de su estado para que las personas a quienes se les rechazó asilo no pudieran entrar, este martes sugirieron aislarlos de todos sus ciudadanos legales.

El gobierno de coalición centroderecha, conformada por liberales, conservadores y moderados, con el apoyo de la ultraderecha xenófoba del Partido Popular Danés propusieron alejar a dichos inmigrantes y que no se les pueda deportar a su país de origen.

El grupo sugirió que las personas que no recibieron asilo en su nación fueran trasladadas a la Isla Lindholm, ubicada al sureste de Dinamarca, donde también será el nuevo destino para criminales que hayan cumplido condena.

A través de un comunicado, el gobierno danés informó que la propuesta está enfocada en la ley y el orden, el lema electoral que los neonazis Demócratas Suecos (DS) utilizaron en las pasadas eleciones, en las que se situaron como la tercera fuerza política. Pero la euforia del Partido Popular Danés fue más allá.

“Los criminales condenados no tienen nada que hacer en Dinamarca. Hasta que no podamos deshacernos de ellos, los trasladaremos a la Isla Lindholm, donde estarán obligados a permanecer en el nuevo centro de expulsión (…) Habrá policías a todas horas”, se especificó en el texto.

Aunque el Parlamento danés, o Folketing, deberá dar luz verde a la propuesta en una sesión que todavía no tiene fecha para realizarse, los planes para la isla ya se incluyeron en los presupuestos de 2019, año electoral en Dinamarca.

A pesar de que la medida depende de la última palabra de los 179 diputados, los impulsores se dijeron optimistas, así lo aseguró un funcionario danés, quien admitió que aunque estas fuerzas hayan coincidido en la propuesta, existen aspectos técnicos en los que difieren y que podría tumbar el plan.

La isla está comunicada con el resto del país por un ferry que dura de trayecto 20 minutos, el cual dejará de operar por las noches.

 

 

 

COLABORA CON KAOS