Publicado en: 5 octubre, 2015

Diego Cañamero: “Me voy tal como llegué, con lo puesto, con la misma ropa, con la misma rebeldía y con esa carga represiva que el estado descargó sobre mí”

Por Kaos. Andalucía

Así se despedía el histórico sindicalista andaluz de su cargo como Portavoz Nacional de SAT durante el Congreso de la organización celebrado este pasado fin de semana en Gilena (Sevilla): “Quiero acabar mi intervención pidiendo disculpas por todas y cada una de las tareas que debí de hacer y no hice, y por los errores […]

Así se despedía el histórico sindicalista andaluz de su cargo como Portavoz Nacional de SAT durante el Congreso de la organización celebrado este pasado fin de semana en Gilena (Sevilla):

“Quiero acabar mi intervención pidiendo disculpas por todas y cada una de las tareas que debí de hacer y no hice, y por los errores que he podido cometer durante los años que he estado al frente del sindicato, os pido perdón colectivamente y de forma individual por si mi actuación tanto política, sindical o personal os defraudó en algún momento.

Muchas veces me ha movido más el corazón, el alma y los sentimientos que los análisis políticos y sindicales, quizás por eso tuve más errores, pero lo prefiero así porque es mi conciencia la que actúa y no la frialdad, muchas veces sin mirar el rostro de la gente.

Sé que en estos últimos tiempos de convulsiones políticas mi actitud no es comprendida por algunos compañeros y compañeras de nuestra organización. Quiero que sepáis que no me mueve ningún interés personal, sólo unos deseos profundos de cambios políticos y económicos en nuestra sociedad, puede que equivocadamente; el tiempo lo dirá, pero nadie me podrá acusar de que busqué algo personal. Empecé siendo jornalero con ocho años y me jubilaré con esta profesión, en mi vida y en mis ideas mando yo, sólo yo, la hipotequé hace más de cuarenta años en esa idea noble que no es otra que la causa de los pobres.

Me voy tal como llegué con lo puesto, con la misma ropa, con los mismos sentimientos, con los mismos deseos, con la misma rebeldía y con esa carga represiva que el estado descargó sobre mí. También me voy con ese recuerdo satisfactorio de haber trabajado con compañeras y compañeros maravillosos que siempre estuvieron dispuestos a darlo todo a cambio de nada. Me voy sabiendo que este Sindicato aún esta por consolidarse y estructurarse aunque no es poco el camino andado en estos años.

Ahora empieza un tiempo nuevo en esta organización y yo quiero seguir aportando todo lo que pueda porque este proyecto sindical fue creado desde lo más profundo de los corazones de todos nosotros y nosotras, y es el instrumento de esperanza para los trabajadores y trabajadoras y el pueblo andaluz.
Muchas gracias por todo lo que me habéis enseñado, por vuestro ejemplo, por estar ahí por ser como sois, muchas gracias y buenos días.

-->
COLABORA CON KAOS