Diario de una auxiliar en un Hospital Públiko 48

Publicidad

Cuaderno de Bitácora 8 de mayo.

Ayer vía Whatsapp del sindicato MATS recibimos la noticia de que había fallecido en mi hospital un compañero TIGA (Transporte interno y Gestión auxiliar) del Puerta de Hierro de Madrid. Hoy nos hemos concentrado a las puertas del hospital en señal de duelo por la pérdida de un trabajador de los que están en primera línea de fuego. Este compañero trabajaba para una empresa privada al servicio de la sanidad pública, es decir, a todos los efectos empleado público para desempeñar los deberes, pero con menos derechos como el acceso a equipos de protección personal. Puede ser que los usuarios no sepan que en nuestros hospitales públicos campan empresas privadas para desempeñar diferentes actividades absolutamente necesarias, como la de l@s TIGA, limpieza o servicio de lencería.
Esto es a lo que se debía referir Esperanza Aguirre cuando en 2012 reconoció que el PP quería privatizar la sanidad, “porque el sistema de salud pública madrileño era tan bueno que estaba a punto de morir de éxito”. Entre 2010 y 2018 la población madrileña aumentó en casi medio millón de personas y disminuido el número de profesionales en 3300 y cerrado más de 2000 camas. Sí, definitivamente un éxito para las cuentas de resultados de las empresas concesionarias.
Me pregunto cómo va aliviar ahora las listas de espera el Gobierno de la Comunidad de Madrid, ¿no se les estará pasando por las cabezas desviar, una vez más, a pacientes a multinacionales o fondos buitre? ¿No potenciarán el uso de seguros privados para que cada cual soluciones su problema de salud como pueda? Recordemos que mercantilizar el bienestar de la sociedad es una especialidad del neoliberalismo.

En el cambio de guardia, Luisa (una compa enfermera de la tarde) y yo, comentamos brevemente el desánimo con el que nos enfrentamos a los nuevos casos que van surgiendo de COVID y a la gran crisis económica que se nos avecina, y enseguida a ambas nos han brotado las lágrimas.
Yo no tengo las coordenadas exactas de cómo mantenernos en pie, pero sí cómo salir menos heridas de cara a la reconstrucción:
Empezando por la derogación del artículo 135 de la Constitución. La banca nacionalizada (Bankia) debe ser vinculada a políticas económicas y sociales. También toca ya rebajar el precio de la luz y nacionalizar las empresas energéticas. Habría que congelar los precios de los consumidores finales, hacer una reforma fiscal y contractual para Pymes dándoles mejores condiciones y protagonismo económico. Es emergente bajar los precios de alquileres, e igualmente emergente subir los impuestos a las grandes fortunas, sucesiones y donaciones, y las grandes transacciones financieras (que esta vez el palo se lo lleven ellos)…
Es decir, en esta crisis dar un golpe de timón hacia la izquierda con todas nuestras fuerzas. ¡Valentía, osadía y rebeldía!

A la memoria del compañero Javier Ruíz Gallardo.
¡Venceremos!

Tania Pasca Parrilla
#MasSanidad 🏥
#MenosCorona 👑🦠

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More