Diario de una auxiliar en un Hospital Públiko 35

Cuaderno de Bitácora 24/25 de abril, Revolución de los claveles.

Estos días pocos minutos después de los aplausos de las 20 h, se escuchan sirenas de fondo, y no ya de fondo, sino que auténticos desfiles organizados de patrullas de los Cuerpos y fuerzas (brutas) de inseguridad, callejean por los barrios para ser homenajeados con el fervor de las clases humildes, que aplauden desaforados con banderas de España ondeando en los balcones, -no se nos vaya a olvidar en qué país estamos, y por qué tenemos esa bandera y no la tricolor-. Recuerda mucho a Bienvenido Mister Marshall, solo que ahora vivimos en democracia y estamos mejor alimentados e instruídxs, o a ver si va a ser en realidad que ni lo uno ni lo otro, y la gente cree que necesita de la mano dura y el paternalismo policial a partes iguales. Seguramente las mismas personas que les aplauden, son las mismas que alguna vez han sido amonestados por la Guardia Civil en controles de alcoholemia, aparcan en zona para personas con movilidad reducida o forman altercados violentos contra las trabajadoras de la sanidad en las urgencias de un hospital porque no son atendidos con mayor rapidez.
En estos peligrosos tiempos de enfrentarme a diario cara a cara con el Covid-19, quién me iba a decir a mí que una inofensiva y discreta pieza dental me iba a caer en desgracia haciéndome pasar unos trances bien desagradables. ¡No habrá momentos en la vida y ha tenido que ser en la era del coronavirus! Pero ya está solucionado y vuelvo con energía, con rebeldía, e igual salgo esta tarde a aplaudir al balcón, pero con la bandera portuguesa, con la hermandad y el abrazo que merecen nuestros vecinos lusos.
Pdt. Volveremos al Avante, volveremos a cantar ¡O povo unido jamais será vencido!
Aunque ya nada sea igual, sino mejor.
¡Venceremos!

Tania Pasca Parrilla
#MasSanidad 🏥
#MenosCorona 👑🦠

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS