Diálogo de besugos

30

No era éste el contenido con el cual pensaba escenificar el motivo del desacuerdo total de Herminio López con Javier Caso. Más como quiera que el mismo se repite, una vez y otra vez más, desde su entrada, de ambos, en contacto virtual, hace ya algunos años, ¿por qué no dejarlo impreso, de modo definitivo, aprovechando este encuentro, po el cual nos queda clara la radical disidencia, dando así, públicamente, este tema por zanjado?

Esto me planteé a mí mismo, y tenga o no tenga importancia o despierte o no interés a los lectores de Kaos, tal pensé hacer y hago, pues, así, me quedaré más tranquilo. Si ninguna deuda me ata conmigo mismo, aunque el compromiso sea meramente virtual, si nada debo, nada tendré que pagar, y ahorraré en intereses, en caso de que otra ocasión me obligue. Así es que, yendo al grano:

 (Sube el telón y se muestran los personajes, en  medio de una plaza vacía y por la que nadie transitará, en tanto la escena dure. Ambos arrancarán desde el silencio desafiante de un minuto.)

JAVIER (mostrándose vehemente): “Construyendo LA IZQUIERDA” es un espacio abierto, para el agrupamiento de personas que rechazan el neoliberalismo, al objeto de fomentar el intercambio de información, la creación de redes y el conocimiento; en el objetivo de construir una hegemonía social con otras formaciones y tradiciones de la izquierda. Este es el MANIFIESTO de “Construyendo LA IZQUIERDA” (y le extiende unos papeles). Aquí podrás enterarte de que va la propuesta que te ofrezco. Si lo lees…

HERMINIO (tras un resoplido, lee. En voz alta, sin ocultar, por el tono, su fastidio; lo cual expresa exagerando en remarcar cada oración por sí misma, justamente, según su extensión significativa):

Manifiesto: Por la creación de un espacio socialista y de un frente amplio antineoliberal

El socialismo es el principal espacio de la izquierda en el Estado español. Sin embargo, el PSOE viene apostando desde hace décadas por el social-liberalismo. Esta doctrina destruye el trabajo y la dignidad de las personas para favorecer a la renta y a las oligarquías financieras. Ha facilitado la penetración en España de los valores competitivos frente a los cooperativos y solidarios, la privatización de patrimonio público, el desmontaje industrial del país y la construcción de una Unión Europea insostenible. Esta doctrina es una ruptura en toda regla con el socialismo. Como muy tarde, desde 2008 ha demostrado ser irreconciliable con la justicia y la dignidad social, con la sostenibilidad ambiental y con el valor del trabajo frente a la propiedad del capital, la renta financiera e inmobiliaria.

Un grupo de socialistas, mujeres y hombres, hemos decidido decir “basta”. Desde hace décadas venimos luchando por un cambio dentro del PSOE y también desde fuera del mismo. Nuestros intentos por democratizar el Partido apostando por las elecciones primarias, facilitando la participación de sus militantes en el desarrollo de líneas políticas o fomentando su incorporación a los movimientos sociales, han sido inútiles. El PSOE se ha convertido en una organización inservible para avanzar hacia los grandes objetivos que deberían dar sentido a sus históricas siglas. La quiebra del orden neoliberal está provocando un inmenso sufrimiento a la población, una pérdida de las conquistas sociales y laborales, incluso una ruptura de los grandes consensos políticos de la Transición. Ni siquiera esto ha provocado un cambio estratégico dentro del PSOE. Todo lo contrario. La reforma exprés de la Constitución y el análisis que hace de la crisis y de cómo superarla ─dejando fuera los intereses y los actores que la han provocado─ facilitan una gran coalición tácita con la derecha. Pero a cambio de seguir firmemente instalado en la órbita del neoliberalismo.

Los aquí firmantes nos reclamamos de la tradición socialista de España, de Europa y de América Latina. Reivindicamos el sentido de nuestra identidad, de nuestra militancia y de nuestras ilusiones. Queremos entroncar con ellas, aunque somos plenamente conscientes de que hay que mirar hacia delante, hacia el siglo XXI. Nos sentimos parte de los movimientos ecologistas, feministas, pacifistas, sindicalistas, altermundistas… y también creemos en la importancia del diálogo con las tradiciones eurocomunistas, trotskistas y comunistas. Pero también nos sentimos parte de los movimientos ciudadanos que han irrumpido con fuerza en los últimos años. También nosotros reivindicamos un cambio en las formas de hacer política basado en un funcionamiento mucho más horizontal, en el rechazo de los mecanismos oligárquicos de funcionamiento político y en el uso de las tecnologías de la información. Reivindicamos, además, la construcción de una identidad republicana compartida en todo el Estado para abordar la cuestión nacional.

Ha llegado el momento de actuar. PRIMERO, creando un espacio político en el que las tradiciones, los valores y las identidades del socialismo español ─que sigue representando el grueso de la izquierda hispana─ adquieran una voz propia. Proponemos la creación de un espacio de convergencia para todos los grupos, ciudadanos y ciudadanas y organizaciones políticas que se reclaman de dicha tradición, así como para los nuevos impulsos eco-socialistas y que ya no están dispuestos a seguir aceptando que las siglas socialistas sean utilizadas para perpetuar el actual orden neoliberal. Este espacio ya tiene nombre: “Construyendo la Izquierda” y está empezando a funcionar.

Nuestra intención no es, en ningún caso, atomizar la izquierda. Todo lo contrario. El SEGUNDO de nuestros objetivos es hacer una contribución a la construcción de un gran polo anti-neoliberal junto con otros espacios políticos que también rechazan el neoliberalismo. Ambos objetivos van de la mano pues, como se aprecia en otros países europeos, es imposible construir dicho polo al margen de la tradición socialista. Reivindicamos (TERCERO) una mayor co-decisión democrática de la ciudadanía en la vida interna de las organizaciones políticas y apostamos por modelos abiertos y asamblearios de participación. El polo anti-neoliberal tiene que tener un referente electoral unitario del tipo Front de Gauche francés o Syriza griego, un frente en el que tengan cabida las diversas tradiciones de la izquierda anti-neoliberal, así como las nuevas que se vayan incorporando. Debería vincularse estrechamente con los movimientos sociales, reconociendo al mismo tiempo la autonomía de estos últimos. Y debería vincularse también a los sindicatos, que deberían convertirse en otra punta de lanza contra el neoliberalismo.

Este Manifiesto es un llamamiento dirigido a todas y todos los socialistas del Estado español, un llamamiento para que participen en la construcción del referente socialista dentro del gran polo anti-neoliberal que se está construyendo en Europa, y que es la única garantía de que la crisis que estamos viviendo no conduzca de nuevo a la creación de un orden autoritario en el continente europeo. Es una invitación a que lo suscriban, a que lo den a conocer entre sus amigos y compañeros y a que se impliquen directa y personalmente en este proyecto, en la medida de sus posibilidades. Su objetivo último es la creación de una sociedad justa y sostenible, basada en los principios de la solidaridad nacional e internacional y en la participación activa de todas y todos los ciudadanos en las decisiones que les afectan. (Vuelve a resoplar e inquiere a Javier) ¿Y qué?

JAVIER: (convincente): Para suscribir el manifiesto de Construyendo LA IZQUIERDA, basta con que rellenes  el formulario que sigue con los datos que se indican: Nombre, apellidos, correo-e y localidad.

HERMINIO (alargándose en sus muestras de desgana) ¡Pero, Javier…! Mi entendimiento e inteligencia, hasta donde alcanzan en mi conciencia, me dicen que todos los partidos políticos de la Transición han desempeñando su papel, más o menos conformes a unos objetivos definidos por ellos, desde el principio. El resultado ha sido el paso de la dictadura de las viejas fuerzas reaccionarias tradicionales del pasado español contrarreformista al dominio económico y político de la democracia burguesa. Ya alcanzada esta meta –una vez que fue abortado el intento de la II República y enterrado durante 40 años de dictadura y 30 más de dominio del aparato heredado, como instrumento eficiente de los poderes económicos y sociales–, no es nada extraño que el PSOE, se quedase sin papel. Porque la cuestión es otra: ¿Es la democracia burguesa, su refortalecimiento, lo que deberá importarnos, porque se está demostrando que esa, la suya, nunca ha sido nuestra meta, sino un paso obligado. Para nada veo yo, ni he visto nunca, que la nuestra sea la de ayudar una vez más a apuntalar al sistema, porque este se vaya a pique. A mí no me importa nada que se hunda la burguesía, y el PSOE con ella. Ya han llegado a donde han podido, buenamente. Ahora les toca hundirse. Realmente, sería absurdo buscar alternativa al sistema dentro del capitalismo. Y si la única que verdaderamente hemos conocido, indirectamente, en nuestra historia real, tampoco es válida para sustituirlo ¿De qué coño estáis hablando?

Lo siento, pero ahora, a punto ya de morirme, no quiero seguir mintiéndome. Salud a todos los tuyos.

JAVIER (un tanto excitado, pero como sacando un as de la manga, al mismo tiempo que le extiende otro papel): En el proyecto “Construyendo LA IZQUIERDA”  cabemos todos los antineoliberales, amigo Herminio. Este texto que te ofrezco es el de un proceso unitario que hemos animado nosotros. Léete su contenido y explícame dónde ves el apuntalamiento del sistema.

HERMINIO (vuelve a leer, en voz alta, pero cansada, dejando caer el tono de cada párrafo, hacia la mitad del mismo, desde lo agudo a lo grave):

ACUERDO DE COLABORACIÓN Y UNIDAD DE ACCIÓN:

En Barcelona a 17 de mayo de 2012, reunidos y ante la grave situación que atraviesa el conjunto de la clase obrera por la ofensiva del capital y de sus instituciones, en particular del FMI y la UE, así como la Monarquía, máximo exponente en el Estado Español, en su pretensión de acabar con las conquistas de la clase trabajadora y sus propias organizaciones.

Constando su resistencia a la aplicaciones de los planes salvajes cuyo principal exponente supuso la huelga general del pasado 29 de marzo con las masivas manifestaciones en todas las provincias del Estando español.

Conscientes de que solo la acción del proletariado puede garantizar el éxito frente a las pretensiones del capital y que para ello más que nunca es necesario avanzar hacia una nueva representación política fiel a sus intereses

ACUERDAN
Preparar las bases de unidad de acción dotándose de un protocolo la unidad de sus organizaciones que permita avanzar sin más condiciones que las del compromiso del combate por:

A) La ruptura con la UE y la Monarquía en combate por un periodo constituyente que instaure la Republica Socialista que establezca:

a) El restablecimiento de los derechos laborales, la prohibición de los despidos y el derecho a la negociación colectiva. En el combate por la recuperación de sindicatos libres, independientes y democráticos.

b) La abolición de la propiedad privada y por el reparto equitativo de la riqueza.

c) La libre autodeterminación de los pueblos del Estado Español.

d) El establecimiento de un sistema judicial democrático.

e) La libertad de asociación y de expresión, suprimiendo la ley de partidos y elecciones libres.

B) La recuperación de una escuela y sanidad pública y universal y la supresión de todos los servicios públicos privatizados devolviéndolos al sistema público.

C) La nacionalización y socialización de la banca y de los medios de producción en particular la de los sectores denominados estratégicos.

JAVIER (Que ha permanecido en silencio, en actitud pensativa, ofrece a Herminio un gesto de expectación, pero continúa en silencio).

HERMINIO (Contundente): Precisamente, Javier. El apuntalamiento está en eso. En hacer, primeramente, la declaración de guerra al enemigo, haciendo un llamamiento a las víctimas para que entren en ella, pero sin contar ni con la organización ni con el armamento necesario, para que puedan sumarse con toda seguridad. Como quiera que no pienso que quienes así actúan son absolutamente tontos, deduzco que la propuesta no es más que otra mentira. Por eso, precisamente. Porque otros ya la han dicho muchas veces, en otros tiempos, otras víctimas siempre han perdido las guerras. Pero además, es que sé perfectamente a qué no conduce esa propuesta, es decir, que es lo que oculta realmente. También tú lo sabes, de oídas, perfectamente, aunque tampoco –y ésta es otra realidad– hoy en día las fuerzas intelectuales, que se dicen «anti-sistema», hablen ni quieran hablar de ello. Y por esto, ahora, te pregunto a ti: ¿Por qué será?

Naturalmente, porque te conozco de otras veces, no esperaré la respuesta, ni a pesar de que haya contestado concretamente a lo tuyo, y aunque mi puerta, la virtual, también permanecerá abierta y podrás entrar, si quieres. Salud. (hace ademán de salir, pero se vuelve…) Ah!, también puedes publicar este debate, justamente, en ese blog de la “izquierda.” Si lo haces justito al pie de la letra, claro está. Esta será mi aportación a lo vuestro. Ya me dirás. Tal vez yo pueda ocuparme de hacer lo mismo en Kaos.

Y cae el

TELÓN