Diálogo con un anarquista sirio sobre la reciente masacre de Gaza

1. Como&nbsp anarquista de Medio Oriente, ¿cómo ves el conflicto reciente de Gaza y la frágil tregua alcanzada poco antes de la llegada de Obama al poder?
El reciente ataque de Israel a Gaza fue extremadamente sanguinario, pero no es el primero de esta naturaleza. Esta guerra fue la continuación de la agresión israelí al Líbano en el verano del 2006. En esa ocasión, la Secretaria de Estado de los EEUU describió esta agresión como el comienzo de un Nuevo Medio Oriente, supuestamente, de uno que se sometería por completo a la voluntad del súper-imperialismo norteamericano.

En ambos casos se alcanzó una tregua al final, que no es otra cosa que una pausa hasta que las circunstancias vuelvan a ser favorables; los bombardeos cesaron solamente porque el gobierno de Obama ordenó a los generales israelíes condiciones de relativa calma durante la inauguración del nuevo presidente de la Casa Blanca. Lo peor de los combates y de la tregua resultante, es el pueblo, quien ha sufrido más y cuyos intereses son absolutamente ignorados por las élites gobernantes.

2. ¿Qué fue lo que realmente motivó a Israel en su último ataque?

Imponer la voluntad israelí al mismo tiempo que la norteamericana al pueblo palestino y árabe.

3. ¿Cómo reaccionó el mundo árabe en contra de esta nueva agresión israelí?

Hubo mucha rabia en las calles árabes. Los intelectuales que fueron estalinistas y nacionalistas y las élites políticas se vieron enfrentados ante este asunto: algunos apoyaron a los regímenes árabes pro-norteamericanos, que describen como “modernos” y “moderados” porque reprimen a los fundamentalistas islámicos… esa es la nueva forma de “medir” la modernidad en el Medio Oriente, conforme a la Guerra contra el Terrorismo.

Otros se posicionaron del lado de Hamas, señalándola como una lucha anti-israelí, como resistencia nacional. Los medios pro-norteamericanos y pro-israelíes no lograron ni un poco de credibilidad entre el pueblo árabe durante el conflicto, por lo que el pueblo quedo expuesto sin contrapeso a la influencia de los islamistas.

4. ¿Ha habido actividad anarquista de apoyo a Gaza en los países árabes?

La respuesta a esta pregunta debe necesariamente tomar en cuenta el estado actual del anarquismo árabe. Aún somos, en cuanto movimiento, no más que algunos grupos reducidos, sin ninguna influencia real entre la gente; pese a esto, nuestras ideas son respetadas entre la élite intelectual, lo cual jamás ha sido nuestro objetivo, el cual es la creación de un fuerte movimiento social de base, fundamentado en los valores de la libertad, igualdad, solidaridad.

De hecho, en algunos lugares, no fuimos sino una minoría muy pequeña en las protestas callejeras contra la guerra. Enfrentamos en todas partes medidas represivas y los prejuicios del público en general. Pero es la profundidad de la crisis generalizada lo que hace nuestras ideas necesarias para convertirse en la base de una lucha por una democracia real en oposición a las élites opresoras y explotadoras.

5. ¿Crees que los resultados de las recientes elecciones israelíes afectarán al conflicto palestino?

Las elecciones israelíes no han tenido un gran impacto, si es que han tenido alguno, sobre el destino del conflicto. El pueblo israelí, envenenado por la propaganda sionista, aún confía en la élite gobernante. Esto demuestra que los cambios no se lograrán mediante las elecciones. El caso de los judíos israelíes es un ejemplo terrible de las políticas imperialistas y coloniales del capitalismo.

Después de haber usado a los judíos por siglos como chivos expiatorios ante situaciones de malestar social, y luego de masacrar a millones, ahora los utilizan nuevamente para avanzar sus intereses. Los judíos ahora se enfrentan y asesinan a los palestinos en beneficio del capitalismo occidental, es decir, de sus opresores históricos, y por su dominación de esta zona rica en petróleo.

6. ¿De qué manera la cuestión palestina afecta al conjunto de la región?

La causa palestina ha tenido, y aún posee, mucha influencia en toda la región. Después de 1948, que es lo que llamamos Al-Nakba en la historia palestina (ed. “desastre”), la región pasó por épocas de malestar y agitación, que resultó en la emergencia de regímenes “nacionalistas” en El Cairo, Bagdad y Damasco; aquellas dictaduras militares opresivas utilizaron al conflicto en contra de la agresión israelí como una excusa para su dominación, como un “opio para nuestras naciones”.

Ahora toca el turno a los islamistas fundamentalistas que lo utilizan para “demostrar” la naturaleza anti-occidental de la lucha y consecuentemente como una nueva base para fundamentar su dominio sobre la gente. Como resultado de la naturaleza colonialista del capitalismo, la causa palestina siempre será fuente de agitación y de bronca en contra de este sistema injusto de explotación.

7. ¿Cómo crees que el movimiento anarquista puede apoyar al pueblo palestino? Hay quienes llaman a boicotear a Israel, ¿crees que esta es una táctica correcta?

La solidaridad del movimiento anarquista internacional es muy necesaria e importante. Y el llamado al boicot es también muy importante. De acuerdo a la experiencia de la lucha en contra del Apartheid, sabemos que estas acciones son bastante efectivas en debilitar al agresor y a las posiciones de sus promotores internacionales.

Nosotrxs, contrariamente a los nacionalistas e islamistas, no vemos al conflicto como si fuera algo meramente local. De hecho, este conflicto es parte de la lucha de la humanidad en contra de un sistema internacional injusto dominado por multinacionales y potencias capitalistas. Para el pueblo árabe, la voz de la solidaridad que llega de occidente, e incluso desde el mismo Israel, es una clara prueba de que el conflicto no es un asunto de choque de religiones o civilizaciones.

8. Hay un sentimiento ampliamente difundido entre los palestinos de que su causa ha sido olvidada por el resto del mundo… ¿crees que este es el momento correcto para revivir al movimiento internacional de solidaridad? ¿Qué debiera hacer ese movimiento?

Concuerdo plenamente que esto es así. El efecto de las actividades de “Anarquistas contra el Muro” en contra del muro de segregación racista, es un buen ejemplo. El problema es que estas actividades aún son de una escala diminuta y localizada en lugares muy específicos, principalmente en Cisjordania.

Creo que Gaza debiera convertirse en un foco de mayor importancia para las acciones solidarias. Los sufrimientos del pueblo en Gaza son horribles, indescriptibles, y por esola gente, que carece de absolutamente todo lo básico para sobrevivir, deben elegir entre Hamas o Fatah, que les entregan estos bienes a condición de que la gente les entreguen su apoyo en el conflicto por el control territorial.

9. ¿Cómo crees posible alcanzar una paz duradera en Palestina?

Hemos argumentado que no puede haber una solución estatal a este problema, al menos de carácter duradero. Ni las élites locales ni las internacionales, pueden resolver este conflicto. Solamente el pueblo libre puede hacerlo.

Esto significa que tenemos que establecer lazos con los anarquistas en Israel así como en otros países de la región, y no solamente entre activistas o anarquistas, sino que entre los pueblos; de esta manera podemos comprender la naturaleza real del conflicto y luchar en contra de quienes nos dominan.

&nbsp
*Mazen Kamalmaz&nbsp es un anarquista sirio, editor de una página Internet de análisis y opinión libertaria www.ahewar.org/m.asp?i=1385

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS