Detenido por presunto cohecho el exasesor municipal de Sevilla (PSOE) Domingo Enrique Castaño

Agencias

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha detenido al exdirector del área de Vía Pública del Ayuntamiento de Sevilla y exasesor del Grupo socialista Domingo Enrique Castaño por un presunto delito de cohecho al recibir supuestamente dádivas a cambio de la adjudicación de contratos de mantenimiento a determinadas empresas, como Fitonovo o Fiverde, cuando estaba al frente del área municipal de Vía Pública, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

   Esta operación, denominada ‘Madeja’, se encuentra vinculada a la investigación que lidera la juez Mercedes Alaya en torno a las supuestas irregularidades detectadas en el concurso promovido para enajenar los suelos de Mercasevilla, en el marco de la cual la magistrada pidió a la Guardia Civil que investigara el enriquecimiento «sospechoso» de Castaño, que finalmente ha sido cifrado por los investigadores en unos 300.000 euros.

   En un auto dictado el pasado 31 de julio de 2012, la juez instructora puso de manifiesto que, «dentro de las diligencias de investigación que se vienen practicando por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, han tenido conocimiento del enriquecimiento sospechoso» de Domingo Enrique Castaño debido «al elevado gasto realizado» por el imputado «en un periodo reducido de tiempo».

   De esta manera, la magistrada concluyó en dicho auto que «procede profundizar sobre la investigación patrimonial» de Castaño «y de su entorno», en concreto de su esposa, todo ello «por si pudiera haberse debido dicho enriquecimiento al pago de algún tipo de comisión ilegal, ya sea dineraria o en especie», y a fin de «confirmar o descartar la comisión de otros delitos distintos de los hasta ahora investigados».

   Así, y en relación a la investigación patrimonial de este imputado, los agentes de la UCO han detectado que el exasesor socialista, en su puesto de director del área de Vía Pública, podría haber recibido dádivas a cambio de la concesión de contratos de mantenimiento a las empresas referidas, dádivas entre las que se encuentra un vehículo marca Audi, lo que ha motivado que la juez abra una pieza separada declarada secreta, según las fuentes consultadas por Europa Press.

   Además de a Castaño, la Guardia Civil ha detenido a su esposa, Ana María Vaquero, al administrador de la empresa de infraestructuras y medio ambiente Fitonovo, Rafael González Paloma, y al exadministrador de la empresa de servicios fitosanitarios Fiverde, Ángel Manuel Macedo, mientras que ha imputado a otras dos personas.

SEIS REGISTROS

   De igual modo, los agentes de la UCO desplazados a Sevilla han practicado al menos seis registros, el primero de los cuales se ha desarrollado a primera hora de esta mañana en la casa de verano que Castaño y su esposa tienen en la urbanización Hato Verde de Las Pajanosas, en Guillena, al que ha seguido otro en la casa que la pareja posee en la calle González Cuadrado, cerca de la calle Feria.

   Los agentes han practicado también sendos registros en la sede central de Fitonovo, ubicada en el polígono industrial Los Llanos, en Salteras, y en la sede de Fiverde en la calle José Laguillo, así como en un local propiedad de Domingo Enrique Castaño ubicado en la calle Divina Pastora y en el despacho de abogados donde trabaja su esposa, localizado en la calle Tetuán.

   Estas detenciones se producen después de que, el pasado mes de junio, la juez imputara en la causa a dos hermanos de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, por su vinculación a la empresa Construcciones Juan de Robles, que presentó una oferta para hacerse con el derecho de opción de compra de los suelos.

LOS IMPUTADOS

   La magistrada Mercedes Alaya también imputó a otros cinco empresarios, entre los que se encuentran Ignacio Bayón Marine, presidente del consejo de Administración de Realia Bussiness; José Romero González, presidente del consejo de Administración de Prasa; Bárbara Gutiérrez-Maturana Kalachnikoff, presidenta y consejera delegada del consejo de Administración de Sociedad Azucarera Larios; Martín Eugenio Sánchez-Ramade Moreno, presidente de Edamar –empresa que quedó disuelta y extinguida por haber sido absorbida por Noriega el 26 de junio de 2007–, y Antonio Vicente Sánchez-Ramade Carrascosa, hijo del anterior y que firmó la oferta presentada por Edamar como apoderado solidario.

   Como es sabido, el procedimiento impulsado para enajenar los suelos del mercado central de abastos de Mercasevilla fue fallado en favor de la propuesta elevada por el grupo promotor ‘Sanma Desarrollos Urbanísticos’, filial de la constructora Sando, pese a que concurría una oferta económicamente superior por parte del grupo Noga –de 158 millones, frente a los 106 de Sanma–.

    Y es que la magistrada considera que, «de los indicios» expuestos a lo largo del procedimiento, «puede deducirse el posible concierto entre Mercasevilla y Sando para la adjudicación a ésta última del concurso relativo a la opción de compra de los terrenos de la unidad alimentaria, y asimismo idéntico concierto entre dicha empresa constructora y al menos la mayor parte de las sociedades que participaron en dicho concurso mediante la creación artificial de un precio que favoreciera el ofrecido por Sanma».

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS