Despierten Argentinos!! El “negocio” de “recuperar” las Malvinas, lo pensó y organizó, el Imperio Anglo Yanqui

Publicidad

Este artículo intenta nuevamente,  desmontar el cuento,  de que fue la determinación  de los generales  de la dictadura criminal,  los que intempestivamente,  se lanzaron por propia decisión,  a la invasión de las islas. Cuando la realidad histórica nos demuestra,  sin duda alguna, que esa resolución, la elección del momento y de los que deberían ejecutarlo, fue tomada en su momento, por las cabezas ocasionales del Imperio anglo yanqui,  Reagan y Tacher,

Si en lugar de  esa  mentira, de esa fabula,  con que las clases dirigentes argentinas ,  engañaron a su pueblo y le adjudicaron  ante la opinión mundial,  el falso mote de “agresor”, este hubiera estado consciente,  de que fue el Imperio, el que realmente organizo la tragicomedia  de invadir las islas,  con generales marionetas argentinos a sus órdenes. En ese caso,  hoy le sería más sencillo al gobierno,  enfrentar la militarización y la provocación inglesa y los “inocentes” ingleses,  no podrían hablar de” su  temor de ser nuevamente agredidos”.

Hoy de parte de Argentina, la protesta por el aumento de la militarización de las islas o el espionaje ejercido por los ingleses,  no deja de ser un ejercicio diplomático de “libro”, considerando que allí,  desde hace 33 Años hay una base de la OTAN,  con pleno conocimiento del gobierno argentino.

Los movimientos que realiza Inglaterra allí en estos días  obedecen claramente  al objetivo de apoyar al socio norteamericano en sus problemas con América Latina,  en momentos de iniciarse la Cumbre de las Américas.

El mensaje mafioso,  que  envía la OTAN desde las islas, es sencillo y dice “latinoamericanos revoltosos,  acá estamos apuntándoles con nuestros misiles,  desde el sur del continente,  en unas islas muy estratégicas,  que algunos  argentinos traidores,  nos ayudaron a mantener en nuestras manos.”

Al cumplirse 33 años de la guerra de las Malvinas, quisiera resumir en este, los conceptos de varios  artículos que publique, a lo largo de casi 4 años, comenzando  el 18 de Junio de 2011.  Ese día publique en Kaos un artículo que titule: “No habrá llegado la hora, de contar “las verdaderas razones de  La Guerra de las Malvinas»?, en el describo el hecho,  de cómo el destino me puso cerca del Gral. Galtieri,  en dos oportunidades en el mes de noviembre de 1981,  cuando este se dirigía a reunirse en Washington, y las conclusiones que surgen de ello.

http://old.kaosenlared.net/noticia/no-habra-llegado-hora-contar-verdaderas-razones-guerra-malvinas

Hoy me parece que sigo estando  solo,  en la lucha por clarificar las razones verdaderas,  del ataque sorpresivo a las Islas Malvinas, por un Ejército Argentino, mal dirigido, pobremente pertrechado, y criminalmente abandonado por los generales cipayos, al servicio del Imperio Anglo Yanqui.

La técnica del avestruz,  que emplea la clase oligárquica y la clase media en conjunto, para distraer  desde hace 33 años al pueblo argentino, sobre las verdaderas razones de tal invasión a las Islas, se debe a que ambas clases,  cargan sobre sus conciencias,  el haber tolerado los años de la dictadura criminal y brutal…en silencio.

La clase oligárquica terrateniente,  por ser la gestora directa,  de la dictadura que se instaló en Marzo del año 1976, la clase  media,  pues solo un sector  muy reducido de ella, se enfrentó  voluntarista pero  heroicamente a la dictadura,   y dio así el tributo,  de muchas vidas jóvenes en ese intento.

Pero el grueso mayoritario de la clase media,  colaboro con un silencio cómodo y utilitario,  con la Dictadura criminal.

Entre las  razones,   por las cuales  las Clases Medias,  se prestaron dócilmente “hasta el presente”, a repetir el bulo  sobre  la  Guerra las Malvinas, se hallan “ su conciencia sucia “ por el hecho,  de que   la dictadura se  fue del poder  voluntaria y  tranquilamente,  casi un año después del desastre de las Malvinas, sin que nadie interviniera para echarla.

Además,  que en ese momento 1983, en América Latina,  el neoliberalismo capitalista, en pleno auge, dominaba  las economías, matoneaba en el continente ,con regímenes  cipayos similares a la Junta Militar en retirada, y todo demostraba que se vivía,  en el todavía “patio trasero” de los yanquis.

Esta situación, en los países que  la rodeaban,  impulso a la Clase Media Argentina , por otra parte admiradora permanente del capitalismo, a inventar  una fábula,  que le permitiera soportar “psicológicamente” la reciente derrota militar ,en una guerra  inventada  y a la cual apoyo,  sin preocuparse en saber,  quiénes realmente la impulsaron, para que  objetivos.  Además, se procuró que esa fabula, no provocara,  ni enfrentara   a los verdaderos responsables,  de la invasión a las Malvinas,  los ingleses y los norteamericanos.

Resolvió entonces adjudicarle,  a los generales cipayos,  genocidas  y pro yanquis, de dos neuronas,  de la Junta militar, la idea de invadir las islas y la capacidad, de una aventura nacionalista y  patriótica.

Ese cuentito estúpido e increíble,  para nadie que tuviera un poco de cultura política y conocimiento de la historia, fue asimilado por el pueblo argentino, hasta el día de hoy.

Y la fábula  dice así:

“La Junta Militar (  o para algunos ,solo  Galtieri) , para perpetuarse en el poder, y viendo que cada día perdía fuerzas , y que con la brutal represión  que ejercía, no alcanzaba para solucionar la caída  económica , el aumento de la deuda externa  y la pobreza generalizada,  decidió enviar  de repente, de un día para el otro, 10.000 argentinos, mal vestidos, mal calzados, sin armas , sin instrucción  militar, sin alimentos , para recuperar las islas , a las frías tierras del otoño /invierno de la cuasi Antártida.  Al final con su fracaso  cantado,  por” vergüenza profesional” y abrumados “moralmente “por esa derrota,   irse como en un tango,  con el corazón herido, por la puerta del bulín  en  silencio. Los generales, además, haciendo gala de una ingenuidad increíblemente estúpida,  lo  habrían  hecho confiando, que EE.UU no iba a intervenir  y quizás  ayudaría a resolver el conflicto.”.

Pero, para que esta fábula, prendiera en el imaginario  popular, como  lo hizo, necesitó que la compartiera,  desde el principio,  la mayor  parte de las Clases Medias, que en Argentina tiene el consenso tácito,  de disponer de la cultura y la información.

Es así, que  casi ya pronto  33 años después de tales acontecimientos, nadie, (por lo menos que yo sepa  y pido disculpas si alguien lo ha hecho), ha cuestionado oficialmente o a  través de los medios de comunicación, novelas, películas etc., estas imaginativas razones para la invasión a las islas.

Los hechos reales sucedidos y la actualidad

Las razones del Kirchnerismo,  para hacer ruido alrededor de  la cuestión Malvinas, además de distraer al Pueblo,  de los problemas que en el País, se empiezan  a acumular, se encuadran dentro de la clásica demagogia Peronista, practicar un aparente nacionalismo en las palabras,  y en la realidad,  una  política de  dependencia objetiva,  de las Multinacionales Extranjeras.

Su trato preferencial, a Monsanto, a Barrick Gold,  entre otras, en ambas estas,  a costa de la salud de los argentinos,  y de  la Soberanía  puesta en juego, en sus acuerdos con estas compañías extractivistas,  cuyo accionar contribuye sensiblemente a destruir la naturaleza,  sin respetar las mínimas reglas ecológicas.

En el caso concreto de Barrik Gold,  se da el caso,  que además de eximirla del pago de impuestos, y llevarse el oro y la plata de las minas,  dejando las aguas envenenadas,  esta empresa es factor fundamental,  en la explotación del petróleo de las Malvinas,  para los Ingleses.

Claro, la demagogia peronista,  no modificara el hecho que la base militar OTAN, la propiedad del  petróleo y de la pesca y su explotación por  parte de ingleses y norteamericanos, objetivo por el cual el Imperio Anglo Yanqui,  organizó  la “recuperación” en 1982, son inamovibles.

Los sucesivos  latrocinios de Inglaterra,  a lo largo de la Historia,  son parte indisoluble,  de su carácter agresivo colonialista y en  el caso  concreto de las Islas Malvinas, en la época de la Tacher, esta se unió gozosa a los planes de Reagan y su Guerra de las Galaxias,   a fines de 1981,  con el propósito,  de establecer la Base Militar OTAN y desarrollar negocios comunes

Con la intención  de justificar lo que digo más arriba,  me veo obligado a insistir sobre el Plan pensado por la OTAN, y que fue el origen del ataque para “recuperar”   las Malvinas, no solo porque es objetivamente cierto, sino porque las actitudes actuales del Imperio, confirman que este Plan  sigue vigente.

Y además,  porque es permanentemente negado, por quienes están interesados, en blanquear el papel del Capitalismo Internacional, en este ataque al Pueblo Argentino.

Las razones que empujaron al  Pentágono Norteamericano,  y  al gobierno conservador  Ingles de la Tacher,  en Noviembre de 1981,  a citar en Washington, en 3 viajes seguidos, al  tenaz borrachín,  General Galtieri, siguen hoy Abril del 2015, en pleno vigor.

La Guerra de las Galaxias, siniestro Plan, con título de film hollywoodense,  presentaba justamente como estrella y adalid a Ronald Reagan,  un pésimo actor de cine clase B,  en realidad una marioneta,  de las Corporaciones armamentistas y financieras norteamericanas.

Tal Guerra de las Galaxias tenía por finalidad,  en primer lugar amedrentar   a la URSS,  y al mismo tiempo,  extender el dominio geográfico militar del Imperio Yanqui,  sobre los pueblos pacíficos, de todo el mundo, para imponerles el recién estrenado, Neo liberalismo  Salvaje Capitalista.

Así  las Corporaciones Norteamericanas,  fabricantes de armas, multiplicaron sus ganancias a niveles increíbles. Los costos secretos de sus misiles  y armas en desarrollo, cuyos precios sin cuestionar, el gobierno de Reagan pagaba generosamente, se transformaron en cuantiosos capitales nacidos del robo, con los cuales  alcanzaron el Poder del Estado  y el Parlamento en USA.

Y así  comenzaron estas Corporaciones, a manejar como a  títeres, a los sucesivos Presidentes de EE.UU.,  de Reagan a Obama inclusive.

Las Malvinas cayeron en la mira de  Reagan y Tacher,  en aquella época.

La resolución No.2065 de las Naciones Unidas llamando a las partes, reunirse y resolver el destino  de las Islas,  era un “pequeño impedimento “para estos depredadores, pero molestaba.

Para instalar la base militar OTAN, había que conquistar la Impunidad Jurídica Internacional, justificando la apropiación DEFINITIVA,  de las Islas Malvinas.

La Junta Militar Criminal, que aterrorizaba a  la Argentina desde 1976,  estaba llegando a su fin, inflación, huelgas, pésima situación económica,  descontento popular en crecimiento,  estaba marcando la hora de irse.

A fines de 1981, el General Viola como Presidente de la Junta, había comenzado  algunos escarceos, indicativos de la voluntad de devolver el Poder a los civiles, bajo ciertas condiciones.

Galtieri ejercía entonces el mando del Ejército, cuando fue llamado a Washington,  para mantener conversaciones. Viajo  así en tres oportunidades, en el curso de Octubre y Noviembre de ese año 1981.

Al volver, de inmediato defenestra a Viola y con él,  los incipientes planes de “democratizar” el Proceso y asume el cargo Ejecutivo de Presidente.

Dos meses  después, con un “Ejercito” de reclutas nuevos, prácticamente  desarmado, sin ropas adecuadas, sin zapatos para el frio y la nieve, sin practica mínima ni siquiera de tiro, se lanza a ocupar las Islas, cuidando de no producir ninguna víctima a los Kelpers, aun a costa de algún muerto Argentino.

Sin embargo,  todo el plan A, que tenían preparado en 1982 para justificar la “ocupación” de las Islas, se frustro por culpa del Pueblo Argentino y tuvieron que recurrir al Plan B.

Si señor la culpa fue del Pueblo Argentino, que se creyó el cuentito de la “recuperación” y que llevaba incluido el ingenioso cuentito de las 3 Banderas. Por ese cuentito vino  entonces dos veces a la Argentina  el Secretario de Estado Haig en una semana.

Una punta de la isla para los Argentinos (así se dejaban de joder en las Naciones Unidas)   y la otra punta para los Ingleses y en el medio  de la isla, la base militar para la OTAN de los Norteamericanos. La explotación futura del petróleo y la pesca  a cargo de las multinacionales Anglo- yanquis. Y todos contentos y sin guerra.  Eso era las 3 Banderas.

Insisto, ese hermoso e ingenioso plan, entre ingleses, norteamericanos y los generales cipayos de la junta criminal argentina, se frustro por culpa de Pueblo Argentino.

Ocurre que el borracho de Galtieri, se olvidó de explicarle al pueblo, el contenido del Plan A de  Reagan y Tacher, y el pueblo solo vio que los 10.000 soldaditos argentinos, mal vestidos con armas de juguete y muertos de hambre y frio se paseaban tiritando por las islas.

Y pensó ingenuamente (los pueblos son así) que Galtieri , educado por el Ejército Norteamericano,  en la Escuela de las Américas , en la represión y tortura  de los luchadores obreros, sindicales, estudiantiles,  los que no aceptaban la explotación capitalista, en ese momento en Argentina,  al frente de una Dictadura criminal,  que ya llevaba varios años torturando, asesinando  y despareciendo  miles de jóvenes,  para satisfacer los intereses de sus mandantes, la Oligarquía  vacuna terrateniente.

Ese General Galtieri, que como otros de su especie,  colaboraba activamente en la represión en América Latina, de cualquier movimiento popular independentista,  que se atreviese a enfrentar al imperio Yanqui, resultó para el pueblo argentino, un patriota nacionalista de un día para el otro,  capaz de enfrentar a los ingleses y norteamericanos,  en la “recuperación” de las Malvinas.

La diplomacia Hipócrita y las perspectivas

Ambas partes ejercen hoy sobre el tema Malvinas, una  diplomacia hipócrita.

De parte de Inglaterra  y sus mandantes  el Imperio  y la  OTAN, se apoyan en las Naciones Unidas. Organismo que manejan a voluntad,  por lo que la presentaciones permanentes de Argentina en ese foro, están condenadas al fracaso sin excepción.

El argumento falaz y absurdo,   de que los Kelpers tiene derechos adquiridos, tiene sin embargo perspectivas de ser aceptado total o parcialmente, en Tribunales Internacionales como el de La Haya, órganos estos últimos que siempre fallan de acuerdo a los intereses del Imperio.

Si unimos  la potencia militar actual de la OTAN, a la debilidad ideológica del Kirchnerismo, para enfrentarlo, debilidad que se  debe, entre otros, a la defensa cerrada del Capitalismo,  por el Gobierno de Cristina, todo indica que las Islas, no serán devueltas, bajo ningún concepto.

El plan de ocupación de las Malvinas, que el Imperio le encargo a Galtieri en 1981, obedecía  a la decisión, de establecer  la Base para misiles, que amenazara y dominara la Antártida y el Cono Sur de América. La explotación de una inmensa cantidad de Petróleo .La pesca fabulosa .El dominio del pasaje interoceánico del Estrecho de Magallanes

Como es de imaginarse, solo alguna fractura, que se produzca en el frente del Imperio Capitalista, que produzca la desaparición de  la OTAN, podría abrir una posibilidad para recuperarlas.

RESUMEN

No debe detenerse la lucha,  por la recuperación verdadera de las islas, pero en conjunto con los países de América Latina,  en un frente común.

Estemos vigilantes, pero  no caigamos en el juego de distraernos, de otros problemas nacionales más acuciantes, con el cuentito  de esta semana de las Malvinas.

Y que sirva de lección a los argentinos.

Compatriotas: Para no caer en el engaño de las fabulas que nos cuenten,  hay que interesarse  por la Política, estudien, lean,  averigüen y  sobre todo,  desconfíen de los políticos, que digan lo que digan,  en la realidad  representan los intereses,  de la Oligarquía y el Capitalismo en el Poder.

Afectuosamente

Hersh Zakheim

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More