Desmontando al ‘pcpe’

Quizás, pensarán algunos, no merezca la pena dedicar mucho tiempo a desmontar a&nbsp un grupúsculo tan insignificante&nbsp como sin duda&nbsp lo es&nbsp el llamado&nbsp 'pcpe', pero si otros lo han hecho con Paquirrín, que para el caso es lo mismo, no vamos a ser menos nosotros.
&nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Últimamente estamos asistiendo a una muy sana ola de desprecio y rechazo, de odio de clase en muchos casos, contra el 'pcpe'/'cjc', hecho muy positivo a todas luces y que desde aquí saludamos entusiásticamente. Creemos necesario aprovechar esta coyuntura favorable para expulsar de forma definitiva a esta pandilla de estafadores y oportunistas de las filas del antifascismo y de&nbsp cualquier otro tipo de lucha popular&nbsp y arrojarles&nbsp de una vez y para siempre a la marginalidad más absoluta, allí donde habitan especies de su misma calaña como&nbsp 'iu', el&nbsp 'sindicato de estudiantes', 'uce' y demás basura.
&nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp La gota que ha colmado el vaso y que ha hecho aflorar a la superficie todo ese odio que comentamos, acumulado a lo largo de muchos años de fechorías y juego sucio,&nbsp ha sido el apoyo decidido y descarado de esta gentuza a ese engendro subvencionado llamado 'Republicastur' que ha tenido lugar recientemente. Resulta que al hilo de la ley de las des-memoria historica&nbsp zapateril se celebró en Mieres -y no por casualidad, en el mercado de ganado- un espectáculo patético e infame dónde, de la mano del partido monárquico PSOE-GAL (el partido del paro, la corrupción y la guerra sucia) y de los cretinos del PCE-IU, entre otros,&nbsp se perpetró un brutal atentado contra la historia de lucha del proletariado asturiano y contra todos aquellos que en los años 30 y 40 del siglo pasado combatieron con las armas en la mano para construir una sociedad justa, sin clases, y para acabar para siempre con el fascismo en nuestra tierra.&nbsp Hay que tener en cuenta que del&nbsp mismo bolsillo que salió el dinero para montar los GAL, salió el dinero para montar 'Republicastur'.&nbsp Pero, para desgracia del servicio del orden pecepero montado en la puerta del recinto ganadero, el rebaño que acudía con cuentagotas a su horrendo festival estaba compuesto apenas de una pocas docenas de jovenes incautos cargados con bolsas de supermercado barato, ajenos a todo tipo de discurso político y dispuestos a pasar una tarde-noche de sábado como otra cualquiera&nbsp en ese macro-botellón republicano llamado 'Republicastur'. Patético.
&nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp La broma ésta del 'pcpe' nació en 1984 de la forma más vergonzante que se pueda uno imaginar,&nbsp por mucho que traten de ocultarla o de adaptarla a su gusto. Se ve que no tienen muchos escrúpulos a la hora de reescribir la historia, ya sea la de 1934 o la de ellos mismos. Este grupillo nace no como el&nbsp resultado de un trabajo previo de&nbsp debate y discusión entre comunistas en torno a un programa y a una línea política correspondiente, como sería el proceso lógico y natural de creación de&nbsp un auténtico Partido Comunista,&nbsp sino que su origen se debe… sí, al oro de Moscú. Resulta que, por aquellos años, la camarilla revisionista instalada en la dirección del Estado soviético y del PCUS, que había usurpado el poder a los verdaderos comunistas hacía ya varios decenios, harta de los desplantes de un Carrillo cada vez más dispuesto a romper la ligazón de su moribundo PCE con la URSS y de hacerlo aún más presentable a&nbsp la oligarquía española,&nbsp decidió, vía la embajada soviética en Madrid, crear&nbsp una nueva&nbsp sucursal en España para que defendiera sus intereses -¡ojo!, no lo intereses de un Estado proletario, como pudo haber ocurrido en 1919-1921 con el nacimiento del PCE, sino los de una casta mafiosa y corrupta. Recordemos que los Yeltsin, Putin y todos los oligarcas que gobiernan Rusia después del derrumbe de la URSS eran en aquel entonces destacados dirigentes del PCUS.- Así es como, de repente,&nbsp fueron llegando millones y millones de rublos&nbsp para montar sobre la marcha esa&nbsp secta de tramposos y fracasados autodenominada 'partido comunista de los pueblos de españa'. Lo que debemos tener bien claro es que no es suficiente con proclamarse comunista o partidario del comunismo para llegar a serlo. Ante todo hay que actuar como verdaderos comunistas. La experiencia nos ha enseñado que muchos pretendidos comunistas no son otra cosa, en realidad, mas que rabiosos adversarios del comunismo. Si a nadie en su sano juicio se le ocurre decir que el 'psoe' es un partido «socialista» u «obrero» o el 'pp' un partido «popular», sino más bien «burgués» o «fascista», hay que estar como una regadera para afirmar que el 'pcpe' es un partido verdaderamente&nbsp comunista. Basta con echar siquiera un vistazo al «¿Qué hacer?» o a cualquier otra obra de Lenin al respecto&nbsp para darse cuenta de lo ajeno y extraño que es esto del 'pcpe' y similares a la concepción leninista del partido, al partido de nuevo tipo. Que no nos vengan ahora&nbsp definiéndose como&nbsp comunistas, marxistas-leninistas y demás, que ni ellos mismos se lo&nbsp creen.
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Ni que decir tiene que este nuevo partido proletario celebraba sus congresos en lujosísimos hoteles de cinco estrellas, suponemos que pagados con las cuotas de sus escasos militantes. (Por cierto, no hace mucho festejaban su glorioso 25 aniversario con una&nbsp 'jornada de lucha'… ¡¡en un hotel!! No puede sentir uno más que vergüenza ajena al comprobar el sentido que dan estos bandidos al concepto de lucha). Hoy, desaparecido el PCUS y cerrado el grifo de los rublos, se abre el grifo de los euros, el del PSOE, tan necesario para montar 'Republicastures' y demás tingladillos a los que son muy aficionados.&nbsp Su fin no es la revolución, es la subvención. Veámos lo que dicen sus propios estatutos al respecto:&nbsp «los recursos financieros (del partido)&nbsp provienen de las cotizaciones&nbsp y aportaciones de los militantes, ayuda voluntaria de los simpatizantes y… (no es broma) financiación publica del Estado..». Vaya, así es como vamos a derrocar al estado y hacer la revolución… Pero estos tíos, ¿a quien quieren engañar? Se las dan de&nbsp comunistas puros cuando no son más que guardias civiles&nbsp teñidos de rojo.&nbsp Y es que del mismo bolsillo que sale el dinero para enviar al Ejército español a masacrar al pueblo afgano, sale igualmente el dinero para masacrar la memoria de lucha del pueblo asturiano.
&nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp La práctica&nbsp política de estos farsantes, como podemos comprobar los que&nbsp conocemos sus malas artes, deja mucho que desear. No hacen otra cosa que enredar e intentar fantasmagóricos&nbsp 'frentes de izquierda' o 'antiimperialistas' con&nbsp otros grupillos de su misma catadura sin importar que sean trotskistas, nacionalistas… todo vale. (¡y todavía tienen la mala baba de invocar a Lenin y a Stalin!&nbsp Bueno,&nbsp de&nbsp éste último se avergüerzan bastante, todo hay que decirlo. Sabiendo cómo se las gastaba el viejo Koba, estamos seguros de que no dudaría un sólo instante en envíar a esta manada de farsantes al Gulag, y con razón).&nbsp Otra característica&nbsp de estos tipos es ese buenismo empalagoso del&nbsp que hacen gala continuamente y que, sinceramente, no nos lo creemos. Ellos apoyan todas las luchas,&nbsp dicen mostrar su solidaridad y apoyo a éstos y aquellos,&nbsp sacan comunicados a todas horas…&nbsp empleando, a su vez,&nbsp unas técnicas de proselitismo y captación que ya quisieran para si los&nbsp testigos&nbsp de jehova.&nbsp &nbsp &nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Hay que tener en cuenta que el 'pcpe', al igual que otros muchos grupillos similares que pululan por ahí, forma parte activa del Estado fascista español, dentro del cual desarrolla una función determinada al servicio del mismo. Hablamos, por tanto, de un cáncer maligno que trata de inflitrarse en nuestras filas y que debemos extirpar sin contemplaciones. Pretenden hacer del comunismo una bonita palabra a ojos de la burguesía y de sus lacayos reformistas, al igual que hicieron antaño los carrillistas, cuando lo correcto es, como nos enseñó Lenin, que la palabra «comunismo» debe provocar auténtico pavor a sus enemigos de clase con sólo escucharla. ¿Es que acaso ha tenido algún preso el 'pcpe'&nbsp en sus ya 25 heroicos años de historia? ¿Algún afiliado&nbsp de este&nbsp partido ha sufrido torturas? ¿Ha estado alguno de sus miembros en comisaría alguna vez&nbsp aparte de cuando van a renovar el DNI? ¿De qué vais?&nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp A nadie nos sorprendió que, tras la aprobación de la fascista Ley de Partidos en 2002, nuestra querida vanguardia proletaria no fue puesta bajo sospecha en ningún momento, lo que no ocurrió con otros partidos como Batasuna o el PCE(r) que pagaron con la ilegalización y la cárcel el hecho de ser consecuentes con sus principios políticos. Uno se pregunta que cómo es posible que siendo los comunistas los enemigos más encarnizados del sistema capitalista, éste, a través del Estado puesto a su servicio para reprimirles, no sólo&nbsp no los persigue sino que además los subvenciona,&nbsp pero ¿qué broma es esta? Si ya lo decía el otro, lo ideal es afiliarse al 'pcpe'. Te puedes pasar la vida entera tirándote el rollo de super revolucionario y comunista radical,&nbsp sacando cada 14 de abril y 1 de mayo la banderita roja a pasear sin preocuparte lo más mínimo de que aparezcan por tu casa&nbsp 100 policías&nbsp a las 3 de la madrugada de la noche menos pensada&nbsp a echarte la puerta abajo y a conducirte directito a la sala de torturas y de allí, si sales vivo, a la prisión más lejana posible a pasar buena parte de tu vida. Y es que… ¡cómo mola&nbsp ser del&nbsp 'pcpe'! ¡y de los 'cjc'! ¡Pero qué rojos somos!&nbsp Por cierto, ante esta brutal caza de brujas al disidente político, de la que increíblemente han salido indemnes, no han movido un sólo&nbsp dedo, tan comunistas y solidarios ellos&nbsp en ocasiones en las que no hay que mojarse en absoluto o cuando se trata de solidarizarse con luchas&nbsp o con países que serían incapaces de señalar en el mapa; es más, la han legítimado de la forma más rastrera posible. Claro que, para salvar la cara, han recurrido, como recientemente tras la detención de varios dirigentes de Batasuna, a los comunicados de turno -bien escondiditos, eso sí- que, no lo olvidemos, no son otra cosa -¡cuidado!- que la preparación de futuras puñaladas.
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp No hace mucho estuvieron dándonos la paliza a cuenta de la posible ilegalización de la Juventud Comunista…&nbsp ¡Checa!, &nbsp mientras que aquí&nbsp se estaban produciendo las primeras ilegalizaciones de partidos políticos tras la muerte de Franco, algo que no afectó para nada, repetimos,&nbsp a su profundo espíritu solidario. Ahora pasan de los checos y toca aburrir al personal con el tema de los 5 espías cubanos encarcelados en EEUU desde&nbsp 1998. Estamos por asegurar que se trata de unos tipos honestos que están injustamente encarcelados por intentar&nbsp evitar atentados&nbsp en&nbsp Cuba y que hay que apoyarles sin dudarlo pero, ¿qué&nbsp pasa, que&nbsp en el Estado español no hay no ya 5 sino 1000 presos políticos? ¿Para qué irse a EEUU cuando teneis presos políticos a apenas 15&nbsp kms de vuestras casas?&nbsp ¿Es que acaso esos presos políticos no se merecen nuestro más profundo apoyo y solidaridad? ¿O es que a las ya larguísimas e injustas&nbsp condenas que sufren hay que añadirles también la condena del olvido y el silencio?&nbsp No nos extraña en absoluto el asco&nbsp que os tienen todos los antifascistas de verdad y la gente honesta de izquierdas. Es sólo el principio.
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Como buenos comunistas apoyan la lucha armada revolucionaria en Colombia, en Nepal, en Júpiter, en todas partes… menos, vaya,&nbsp en el Estado español (¡cobardes!). Decían al respecto dos señores llamados Marx y Engels -¿os suenan?- que «los comunistas proclaman abiertamente que sus objetivos no pueden ser alcanzados mas que derrocando por la violencia todo el orden social existente» («Manifiesto del Partido Comunista»). Claro que para el 'pcpe', como auténticos antimarxistas y anticomunistas que son, no se dan las condiciones para la lucha armada en nuestro país, ni se darán nunca. En cambio, sí se dan para presentarse a todas las mascaradas electorales organizadas por el régimen, en las que, aparte de &nbsp hacer el ridículo más espantoso, legitíman con su presencia a esa falsa democracia burguesa de la que tanto hablan y en la que para nada son molestados ni perseguidos&nbsp por los cuerpos represivos.&nbsp Y por no hablar,&nbsp una vez más, de la falsificación que de los autores marxistas y de sus obras hacen estos canallas. No está lejano el día en el que pagarán por sus crímenes.
&nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Lo cierto es que podemos encontrar cientos&nbsp y miles&nbsp de ejemplos&nbsp de donde desmontar toda esta patraña (ni&nbsp siquiera hemos comentado su descarado apoyo al criminal KKE, haciendo de apagafuegos en estrecha alianza&nbsp con el&nbsp Estado en la pasada revuelta griega), que harían excesivamente extenso este escrito&nbsp sobre una cuestión que,&nbsp lo decíamos al principio, tampoco lo merece. El débil desarrollo de la lucha de clases,&nbsp y de la lucha revolucionaria en&nbsp general, en el Estado español sitúa el combate contra este tipo de grupos en un plano secundario, lo que no quiere decir que debamos&nbsp levantar&nbsp la guardia, al contrario. Claro&nbsp que si despues de leer esto aún&nbsp crees que el 'pcpe' es un verdadero partido comunista y que bajo su dirección y guía&nbsp vamos&nbsp a hacer la revolución y a construir el socialismo, etc.&nbsp desde aquí te aconsejamos encarecidamente que te tires de cabeza por&nbsp el puente más cercano ya que, camarada, no tienes remedio. Al menos, si no hemos conseguido convencerte y todo te parece una broma de mal gusto&nbsp o una exageración sin sentido,&nbsp no tenemos ninguna duda de que en una cosa estarás de acuerdo con nosotros: Paquirrín es de los 'cjc'.
&nbsp
ASOCIACION ASTURIANA CONTRA&nbsp EL CANCER (en el movimiento antifascista).
Octubre 2009&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp
&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS