Deseos de un nuevo año

Publicidad

Los pensionistas llevamos 100 semanas en las calles. Semanas de incertidumbre, desconcierto, desconfianza y mucho desamparo. Tiempo en el que la lucha ha pasado por distintas fases, al igual que la situación política y social del país. También momentos de esperanza, compañerismo, orgullo por el movimiento pensionista y sobre todo ganas de seguir luchando.

Así hemos vivido los pensionistas estos últimos años. Lo que seguro tenemos claro, cosa que sigue inamovible, es el objetivo que nos lleva a permanecer en las calles cada semana: conseguir unas pensiones públicas y dignas para todos. Somos totalmente conscientes de la situación actual. Conocemos quién es el verdadero enemigo que tenemos frente a nosotros, y no es otro que el de los grandes poderes económicos.

Sabemos que desde la llegada de la crisis financiera, allá por el año 2007, todas las políticas que se han implantado en España y Europa han sido neoliberales. Políticas de recortes a los colectivos más vulnerables, y de inyección de ayudas y fondos para los más poderosos. Los rescates a la banca, la corrupción o la amnistía fiscal, son sólo tres ejemplos de lo que ha imperado y sigue imperando en nuestro estado. Esos modelos atienden al capitalismo más salvaje mientras dejan a la mayor parte de la población sin derechos y servicios públicos, como son la sanidad, la educación o la dependencia. Recortes que matan, directa o indirectamente, que excluyen y empujan a la miseria a millones de hogares cada año.

 

 

Por eso los pensionistas tenemos la esperanza que el 2020 traiga un Gobierno de progreso, que apueste por las políticas sociales, por la derogación de las reformas laborales y de pensiones que han resultado tan lesivas, que revierta la privatización y apueste por las mujeres. Queremos formar parte de un estado que reparta su riqueza, que proteja a los más desfavorecidos, que sea igualitario, inclusivo, accesible y justo para todos. Nos gustaría que las pensiones de ahora y del futuro se asegurasen por ley, para evitar a las futuras generaciones tener que luchar como nosotros lo estamos haciendo cada día.

Sólo hace falta voluntad política y mantenerse firme ante los ataques indiscriminados de los poderosos.

Y ahora más que nunca, esperamos que esto no se quede sólo en buenos deseos, sino que sea una realidad. Estaremos esperando, pero con nuestras voces sonando en las calles y plazas hasta que todo se arregle.
NI UN PASO ATRÁS


María Ángeles Poveda, portavoz de la Coordinadora de Madrid en Defensa del Sistema Público de Pensiones (@Coorpenmadrid) y de Jóvenes Pensionistas. 

 

Enlace

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More