Desde Panamá: saludamos al hermano pueblo Árabe Saharaui

Publicidad

Polo Ciudadano

Desde Panamá: saludamos al hermano pueblo Árabe Saharaui

en sus 41 años de lucha y resistencia

 

El Polo Ciudadano, en el marco de cumplirse este 27 de febrero del 2017, el 41 aniversario de la “Proclamación de la Independencia de la República Árabe Saharaui Democrática” (RASD), manifestar el compromiso de solidaridad que mantenemos con este hermano pueblo, duramente perseguido y reprimido por el régimen de la dictadura militar de Marruecos; , pero que aun así, no renuncia a su incasable lucha y disposición de seguir resistiendo con dignidad hasta ver lograda su verdadera autodeterminación.

El Sahara Occidental fue una colonia de España y como el resto de los países de su entorno, luchó decididamente por el derecho a un proceso de descolonización y un estado verdaderamente independiente. Sin embargo, el régimen franquista en los años ´70 cedió a las presiones de Marruecos y entregó el Sahara al entonces rey Hassan II, dándose inicio a la ocupación actual, que provocó la guerra hasta que en 1991, donde se firmó una tregua bajo la promesa de garantizar “un referéndum de autodeterminación auspiciado por la ONU” que nunca se dio y que ha mantenido al pueblo bajo la opresión.

Esta opresión a lo largo de cuatro décadas ha provocado la fragmentación del pueblo saharaui, obligando de esta forma a una gran población a vivir en precarias condiciones bajo la ocupación y el régimen militar marroquí, y otra gran parte están refugiada en los campamentos argelinos de la región de Tinduf.  Otros cientos de miles se han repartido por muchas regiones de Europa y de América Latina. Sumado a ello, el régimen de Marruecos continúa explotando y expoliando sus recursos naturales, especialmente los bancos de pesca y la mina de fosfatos de Bucraa, así como también ha actuado para propiciar la extinción de plantas y animales; sin que la comunidad internacional tome medidas enérgicas para evitar estos desastres a la naturaleza evidentemente violatorias a sus propias leyes.

Polo Ciudadano expresa que a más de cuatro décadas de lucha contra la ocupación marroquí, el hermano pueblo Saharaui consecuente con sus actos y principios está a la espera de un referéndum para escoger libremente su futuro como nación realmente independiente; sin embargo, pese al dictamen del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, de 1975, el informe de la Misión Visitadora del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, de ese mismo año, y de las reiteradas resoluciones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en las que se “reconoce el derecho del pueblo saharaui a tomar sus propias decisiones a través de un referéndum”, la comunidad internacional ha sido incapaz de obligar al Reino de Marruecos, a que permita la celebración del Referéndum.

Para España, el tema de la República Árabe Saharaui se ha convertido en una espacie de tabú, y como reacción contraria a ello, la ardua e incansable lucha del Sahara ha influido mucho hacía América Latina y el resto del mundo, permitiendo que organizaciones populares al igual que gobiernos progresistas en más de 80 Estados en todo el mundo se solidaricen con esta histórica causa, En el caso de nuestra región Latinoamericana, países como Cuba, Venezuela, Bolivia, Uruguay, El Salvador, Ecuador, Nicaragua han mostrado apoyo incondicionales y México en cierta forma, ya que es el único país que por un lado aloja la embajada de Marruecos y por el otro a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Para contrarrestar este apoyo solidario, el gobierno de Marruecos ha decidido poner a América Latina en el centro de su acción diplomática. Y con esta ofensiva, logró que el gobierno de Panamá y de Paraguay en el 2016, le dieran la espalda a la causa histórica del Frente Polisario y al pueblo Saharaui, al permitir la apertura de embajadas y/o consulados en reciprocidad con Marruecos. Cabe señalar también que en el caso de Panamá, durante el último periodo del gobierno de Ricardo Martinelli Berrocal (en noviembre del 2013), se ordenó de forma sorpresiva e inesperada, suspender las relaciones diplomáticas con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), “hasta que se culminara el proceso de paz, iniciado y mediado» por las Naciones Unidas provocando con ello la salida del Embajador y demás diplomáticos de la República Árabe Saharaui.

A 41 años de la Proclamación de la Independencia de la RASD aquel 27 de febrero de 1976 en Bir Lehlu, como Polo Ciudadano manifiéstanos que continuaremos manteniendo los lazos de solidaridad con el aguerrido y hermano pueblo de Saharaui, hasta que este pueda lograr el referéndum esperado por décadas y que obtenga su verdadera Independencia y Autodeterminación.

 

¡Viva la Solidaridad con el hermano pueblo Árabe Saharaui!

¡Viva la lucha incansable del Frente Polisario!

¡Sí al Referéndum de Autodeterminación!

 

Panamá, 22 de febrero de 2017.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More