Venezuela. Desastre ecológico en Río Naiguatá por explotación de cantera Conluvar denuncia comunidad

Publicidad

También denuncian la arbitraria detención de Santiago Arconada.

El Río Naiguatá era uno de los principales sitios preferidos de los naiguateños y de todos los varguenses que se divertían bañandose en sus pozos a la sombra de frondosos árboles donde hacían suculentos sancochos a leña en sus orillas, familiares y amigos y en el que acampaba uno que otro caraqueño.

Hoy eso es un triste recuerdo, es una zona desértica, deforestada llena de rocas, peñas y arena, debido a la explotación indiscriminada por una cantera de aluvión que administra el estado Vargas y la empresa Teixeira Duarte.

Lo que fue un río, hoy es un hilillo de agua que baja por el canal aún en tiempos de lluvia, lo que es paradójico, cuando se acaba de firmar un contrato con China para montar dos plantas desalinizadoras en Vargas.

Al ser erosionada la zona de manera constante, se puede ocasionar una tragedia cuando el río en algún momento reclame su cauce.

Naiguatá siente que se le está dañando uno de sus grandes patrimonios naturales, una de sus zonas de expansión. El Río Naiguatá debería ser la fuente natural de suministro de agua de los naiguateños y zonas vecinas.

Se preguntan los varguenses si hay una sola cantera o todos los demás ríos están siendo destruidos como el Río Naiguatá.

Por Vargas bajan muchos ríos, arrollos y quebradas: Macuto, El Cojo, Quenepe, El Limón, Caraballeda, Naiguatá, Chuspa, La Sabana, Tanaguarena, Uria que bien cuidados podrían completar el abastecimiento de agua de todo el Estado.

Esta situación, ha creado una situación de zozobra, que llegó a su extremo, en una visita de la comunidad, junto a funcionarios de Hidrocapital y al Procurador de Vargas, el día 9 de abril para inspeccionar la cuenca del río, donde está instalada dicha cantera. Santiago Arconada, reconocido activista social y representante de Hidroven, trató de mediar entre los representantes de la comunidad y funcionarios del estado Vargas, para que entrara la comunidad a presenciar los daños en el río, pero Pedro Rodríguez, el procurador de Vargas, lo impidió y lo mandó a detener.

Arconada, fue detenido en la policía de Vargas y luego trasladado al Sebin, y posteriormente se le dejó en libertad. Acción descabellada, pues si este es un gobierno para el pueblo, tanto a Arconada como al pueblo de Naiguatá se les han violado todos sus derechos.

A qué teme el gobierno de Vargas con este tipo de acciones, es qué acaso el daño de la cuenca del Río Naiguatá es tan grande que no permiten la inspección por los que más tienen derechos sobre su tierra y no simples funcionarios que están allí para proteger los intereses del pueblo y no para patear y pasar por encima de sus derechos.

Ante esta situación, Sur DH manifiesta su posición a través de este comunicado:

SurDH se solidariza con el pueblo de Naiguatá y con el activista Santiago Arconada

SurDH manifiesta su solidaridad con el pueblo del estado Vargas y con el activista por el derecho humano al agua, Santiago Arconada, quien fuera detenido de manera arbitraria el pasado 9 de abril de 2015, en el marco de una inspección a la cantera Conluvar, ubicada en la comunidad varguense de Naiguatá.

El estado Vargas ha sido víctima de una histórica escasez de agua y, en 1999, fue devastado por un deslave que causó cientos de muertes y miles de damnificados, además de tremendos daños de infraestructura. Desde entonces, su pueblo se ha empeñado en la reconstrucción de la zona.

El día 8 de abril se celebró una asamblea con presencia de autoridades nacionales y estadales en materia de agua potable y representantes de la comunidad de Naiguatá, que impulsan una lucha contra la cantera Conluvar. En la misma se acordó realizar, al día siguiente (09.04.15) una inspección a la sede de la Cantera. La misma está instalada en la cuenca del río que históricamente le ha surtido de agua a la comunidad. A esa asamblea acudió el ciudadano Santiago Arconada –militante histórico de la izquierda venezolana y pionero de la gestión comunitaria del agua en el país- como representante de Hidroven (empresa pública de agua potable), con el objetivo de impulsar la conformación de un Consejo Comunitario del Agua.

Los Consejos Comunitarios de Agua, son expresiones del autogobierno popular, surgidas en el marco de la Revolución Bolivariana e incorporadas en el Objetivo 3.4.1.4 del Plan de la Patria. Estos consejos, defienden la visión del agua como un derecho humano, en correspondencia con lo señalado en la Observación General Nº 15 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas y el legado del comandante Chávez, quien señaló que: «…El agua es un derecho humano que no puede ser privado; eso es propiedad social, de todos y en Venezuela el Estado se pone al frente y le responde al pueblo» («Aló, Presidente» Nº 325).

La razón del rechazo de los habitantes de Naiguatá hacia la cantera (empresa mixta con participación accionaria del estado Vargas) es la afectación negativa del cauce natural del río Naiguatá, que les priva irremisiblemente de su fuente principal de agua potable. En vista de este argumento, se programó una inspección de las instituciones involucradas y representantes de la comunidad a la cantera, para e día siguiente.

El día 09.04.15, camino a la inspección, Santiago Arconada intentó mediar para que la comunidad accediera a nombrar 20 delegados que entraran a las instalaciones de la Cantera (la comunidad quería entrar en pleno y el Procurador del estado Vargas se oponía) y en ese marco expresó su sorpresa ante lo que a su juicio constituye un grave daño ecológico al cauce del río. Luego de tal acción, fue detenido por orden del Procurador del estado, Pedro Rodríguez: primero fue trasladado a la sede de la Policía de Vargas y luego al Sebin. Arconada fue puesto en libertad sin cargos en su contra.

De su testimonio se desprende que la detención obedeció a haber manifestado públicamente su rechazo a la cantera y su solidaridad con las exigencias del pueblo de Naiguatá, lo cual expresa una clara vulneración del derecho a la libertad personal, en el marco de una lucha colectiva por el derecho al agua.

En vista de esta situación, SurDH desea expresar que:

1. El derecho de los pueblos al agua está por encima de los intereses corporativos de una empresa; independientemente de que su composición accionaria incluya a la Gobernación del Estado. Por lo tanto, las circunstancias de su instalación deben ser investigadas y debe determinarse la magnitud del impacto de dicha cantera sobre la cuenca del Río Naiguatá.

2. La detención arbitraria del activista Santiago Arconada, debe ser investigada y sancionados sus responsables. En particular, debe aclararse la responsabilidad del Procurador del estado Vargas, Pedro Rodríguez.

3. Nuestra Red se solidariza con la comunidad de Naiguatá, con el pueblo del estado Vargas y con el activista Santiago Arconada, y nos mantenemos atentos al posterior desarrollo del caso.

Por el Equipo Promotor

Ana Graciela Barrios

Antonio González Plessmann

Cristóbal Cornieles

Lucrecia Hernández

María Paula Herrero

Pablo Fernández

Marieva Caguaripano

 

http://www.aporrea.org/contraloria/n269110.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More