Desarticulada en España una organización de paramilitares colombianos

MADRID (Reuters) – La Policía ha arrestado a 14 personas y ha desarticulado en Madrid y Bilbao una de las principales bandas de sicarios colombianos que operaban en España, informó el miércoles el Ministerio del Interior.

A los 14, vinculados al "cartel de Cali" y a la organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia, se les imputan los delitos de extorsión, detención ilegal, homicidio, tráfico de estupefacientes, tenencia ilícita de armas e infracción de la ley de extranjería, según un comunicado del ministerio.

Interior considera que el grupo constituía una "auténtica ‘oficina de cobros’" dedicada a recaudar deudas generadas por el tráfico de drogas. Además, el principal responsable tenía pensado atentar contra los dos agentes de policía que le detuvieron en 2000, añadió.

La investigación policial comenzó hace cuatro meses al tener conocimiento de que un peligroso delincuente colombiano, identificado con C.A.G.E., alias "Oscar", había quebrantado una condena de 21 años aprovechando un permiso penitenciario.

Según Interior, C.A.G.E. había sido elegido por elementos vinculados a las Autodefensas Unidas de Colombia y al cartel colombiano de Varela para dirigir en España una oficina de sicarios con la finalidad de cobrar deudas derivadas del narcotráfico y realizar ajustes de cuentas.

El descubrimiento de un cadáver semienterrado de un hombre en un descampado de la localidad madrileña de Ciempozuelos el pasado septiembre, investigado por la Guardia Civil, originó la creación de un equipo conjunto de investigación.

La organización dirigida por C.A.G.E. tenía su base en Madrid y extendía su infraestructura a Bilbao. Los miembros de las "oficinas de cobros" recibían las órdenes desde Colombia para proceder al cobro de las cantidades impagadas y deudas derivadas del tráfico de cocaína.

Para ello extorsionaban a otros ciudadanos colombianos vinculados con el narcotráfico y les amenazaban con tomar represalias con sus familias en Colombia si no hacían frente a las deudas, llegando a planear e intentar el secuestro de algunos de ellos

Simultáneamente se dedicaban al tráfico de cocaína a gran escala, transportándola desde diferentes puntos de España, principalmente Sevilla y Barcelona, hasta Madrid, donde la suministraban a distribuidores a mediana escala.

La detención, en una vivienda de la localidad madrileña de Valdetorres del Jarama, se produjo a raíz de conocer la Policía una entrega de droga. Asimismo, se procedió a la desarticulación de la delegación de la organización en Bilbao, con la detención de dos individuos

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS