Derrota de Aznar. La UE levanta la Posición Común sobre Cuba

Publicidad

La rúbrica significa además el fin oficial de la Posición Común del bloque hacia Cuba. La Posición Común es un documento firmado por todos los miembros de la UE en 1996 y que fue promovido por el Gobierno de español de José María Aznar y que hacía depender la cooperación con Cuba de “mejoras de los derechos humanos y libertades fundamentales”, es decir, un bloqueo de Europa sobre la isla.

El documento fue suscrito por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, y la alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, así como por representantes de los países que integran el bloque comunitario.

En declaraciones durante la ceremonia, Rodríguez y Mogherini reconocieron la alta significación del acuerdo para el desarrollo de las las relaciones bilaterales de cara el futuro.

Ambos diplomáticos sostuvieron este lunes un encuentro en la sede del Consejo Europeo, en Bruselas, tras lo cual procedieron a la firma del acuerdo.

La rúbrica tiene lugar luego de la abolición de la llamada Posición Común adoptada por el bloque regional en 1996, que desde un inicio fue rechazada por La Habana debido a su carácter unilateral, injerencista, selectivo y discriminatorio, indicó recientemente el vicecanciller de la nación caribeña Abelardo Moreno.

Declaró además que esa política había sido superada de facto desde 2008, como lo evidencia la positiva evolución en los últimos años de los vínculos de Cuba con la UE y sus estados miembros.

Cuba considera prioritarios los vínculos económicos con Europa

Rodríguez y Mogherini en el momento de la firma. Foto: Prensa Latina.

Rodríguez y Mogherini en el momento de la firma. Foto: Prensa Latina.

Los vínculos económicos con Europa continuarán siendo para Cuba una prioridad en la construcción de una economía socialista eficiente y sostenible, aseveró el ministro de Relaciones Exteriores de la nación caribeña, Bruno Rodríguez.

En discurso pronunciado durante la firma del Acuerdo, el canciller aseveró que el mismo seguramente contribuirá a enriquecer una relación histórica y culturalmente intensa, y a desarrollar en mayor medida los vínculos políticos, culturales, comerciales, financieros, científicos, académicos, deportivos y de cooperación.

En referencia a las relaciones de La Habana con la UE, recordó la disposición cubana desde hace décadas a trabajar en la negociación de un acuerdo como el firmado hoy.

Asimismo, evocó las palabras del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, en el año 2003: “Cuando la Unión Europea se creó, lo aplaudimos porque era lo único inteligente y útil que podían hacer como contrapeso ante el hegemonismo de su poderoso aliado militar y competidor económico” (en referencia a los Estados Unidos).

Para Rodríguez, en el contexto actual “es apremiante construir un mundo democrático y multipolar para salvar la Humanidad”.

Con este objetivo, consideró indispensable consagrarse a la defensa de la paz, conscientes de la interconexión entre paz y desarrollo, del imperativo de eliminar la pobreza, de garantizar la dignidad de todos los seres humanos, de detener la amenaza de las armas nucleares y el cambio climático.

El canciller recordó las palabras del presidente cubano, Raúl Castro, cuando dijo que el país está abierto a la construcción de una nueva etapa en las relaciones entre la UE y Cuba, sobre bases de respeto y reciprocidad.

“Existen oportunidades y condiciones particularmente favorables, pese a la aplicación extraterritorial del persistente bloqueo estadounidense a Cuba, para que la Unión Europea y los países que la integran tengan un peso mayor en nuestros planes de desarrollo”, estimó Rodríguez.

Durante la intervención, el canciller recordó la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, realizada durante una reunión de jefes de Estado y Gobierno de la región en 2014 en La Habana.

De acuerdo con Rodríguez, esa declaración insta “a todos los Estados miembros de la comunidad internacional a respetar plenamente esta declaración en sus relaciones con los Estados miembros de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños)’, y agregó que ‘así tratamos a los demás y así queremos ser tratados”.

Esa “es la base para lograr una convivencia civilizada y provechosa entre las naciones, independientemente de sus dimensiones, modelos sociopolíticos y niveles de desarrollo”, aseveró.

 

 

http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/12/12/cuba-y-union-europea-firman-acuerdo-de-dialogo-politico-y-cooperacion-fin-de-la-posicion-comun/#.WE_XrlEmycg

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More