Derivas al hilo del caso Altsasu

Publicidad

Por Iñaki Urdanibia

1) la función hace el órgano, decía el otro, y aunque el otro lo negase el hábito sí hace el monje, ya que éste sin el hábito…ya me contarán.

2) Es sabido que personas presuntamente mansas y pacíficas, se convierten, armados con el poder que les otorga el uniforme, en seres chulescos, autoritarios y violentos. Esto sucede, con sus más y sus menos, en diferentes esferas de los oficios de la sociedad ( ventanillas varias, escuelas, políticos – me vienen a la cabeza un par de casos notorios en los que los borrachos, y a la vez políticos, decían: ¿ ya sabe usted con quién está tratando?…Evitaré decir quienes eran los poseedores de las soberbias tajadas ) . Este talante soberbio lo da, o lo incrementa, el uniforme, del mismo modo que lo da la función.

3) Si esto es así, en donde más destacada asoma la cosa, como es obvio, es en los cuerpos armados al servicio del Estado; condición aplicable igualmente a los armados de compañías de seguridad privada.

4) Desde hace algo más de un año, casi dos, el nombre de la población navarra ha saltado a los medios de comunicación y a los juzgados.

5) En medio del asunto se hallaban uniformados que en el momento de la fiesta – las cinco de la mañana y en un bar- iban sin uniforme, ya que parece que estaban fuera de servicio; iban como todo dios a esas horas disfrazados de gau-txoris, con todo lo que ello conlleva. Y nos dieron la una y las dos…

6) Desde que se dio la bronca, la pelea, las altas esferas de la judicatura y de la policía comenzaron a disputarse el caso: que si correspondía a la policía foral, que si a la propia GC, que si la Audiencia de Pamplona, que si a la Audiencia Nacional…La calificación de los hechos – en la medida en que estaban en medio beneméritos- debía ser, para unos, considerada como delito de odio, para otros terrorismo…El caso es que desde entonces ocho jóvenes de la localidad está acusados de terrorismo, tres de ellos en prisión desde entonces, con unas peticiones fiscales de impresión ( 375 años).

7) Tras el circo mediático, y como tal mediatizado, esta misma semana se ha iniciado el juicio, que todo da por pensar que está amañado…y la sentencia casi redactada ya de antemano, teniendo en cuenta que la jueza es jueza y parte – señora casada con un mando del cuerpo benemérito y condecorada por tal cuerpo por los servicios prestados- , además de que el tribunal encargado del caso es la Audiencia Nacional , continuación con otro nombre del TOP, de triste recuerdo. En cuanto a los medios de (in)comunicación y (des)información solamente se ha dejado oír o leer la voz de la parte verde, la otra ha sido silenciada; el propio tribunal – en consonancia con lo anterior- ha rechazado todas ( to-das) las pruebas que ha presentado la defensa de los muchachos juzgados.

8) En Altsasu, como en otras poblaciones y durante no pocos años – la cosa viene de lejos- los uniformados se han dedicado, un día sí y otro también a cuadrillar por las calles, incordiando muy en particular a los jóvenes ( salvando las distancias es lo que suceden en las banlieues francesas, en las que la presencia policial en vez de calmar las cosas, las azuza y envenena), que si para más inri, tenían un aspecto disconforme o lo que se dice borroka, eran atosigados con mayor celo…a esto se han de sumar los frecuentes controles que no suponían más que molestias para los habitantes de tales pueblos. Es claro que los controles pueden parecer – a sus sufridores- que están instalados sin ton ni son, pero los intereses de la defensa son secretos y seguramente siempre tienen su razón de ser: la defensa de la patria. Y, si no se explican los motivos, reitero, será porque son secretos de Estado.

9) Esto, que en tiempos del franquismo sucedía, fue creando un hartazgo generalizado que se expresaba nada más fallecer el caudillo, y en las vísperas, en consignas políticas generalizadas- que eran mantenidas por todo el arco político de la dicha oposición- como disolución de los cuerpos represivos ( PA, GC, BPS…), que en las fiestas se traducía con eufóricos cánticos de que se vayan, se vayan, se vayan…y no vuelvan más ( https://www.youtube.com/watch?v=srrIdwxvnco ) .

10) De aquí no se fue nadie sino que vinieron más, apoyándose en que el aumento de las acciones armadas de ETA, exigía mayor presencia policial. En este terreno el benemérito cuerpo se convirtió en la punta de lanza en la dicha lucha anti-terrorista.

11) Esta lucha se traducía en numerosos controles, en vigilancia permanente en algunas poblaciones consideradas conflictivas…la incomodidad de los ciudadanos crecía y la mala uva también.

12) A esto se ha de añadir que las exigencias de la lucha contra el terrorismo llevaron – por decisión de las altas esferas del Estado ( también se defiende al Estado en las cloacas, que decía el X, organizador de la cosa) a organizar la llamada “guerra sucia”, dedicadno para ello grandes cantidades del erario público a tales guarros menesteres… Atentados, firmados por diferentes diferentes siglas y Batallones varios, y finalmente el GAL, en los que se contaba con mercenarios, delincuentes de diferente pelaje, y como cuerpo vertebrador y esencial miembros – no cuatro pardillos, sino números dirigidos por los mandamases civiles y militares del País Vasco- el cuerpo benemérito, de ahí que se llegase a hablar, hoy en día ya en expresión consagrada, de GAL verde. La Cumbre, Lasa y Zabala, la cal viva, el secuestro de Segundo Marey, intentos de secuestros, ahogamientomo de Zabalza en el Bidasoa, etc., etc, etc. Del cuartel de Intaurrondo, mejo no hablar, ya que da asco recodar el lugar convertido en centro de maltrato, de centro coordinador de todo tipo de ilegalidades y tráficos clandestinos . De otras zonas del Estado español, hoy no toca…pero lo de los piolines fue de las actuaciones que dejan huella, de las que se recuerdan, tiempos atrás…una vez más la desproporción, marca de la casa.

13) Si la mala uva ya era grande, e iba in crescendo, todo esto fue llevado al máximo, además de por el nivel que estaban alcanzando los desmanes, por la teoría de un imaginativo juez, que hablaba de que todo es ETA con lo que las redadas indiscriminadas , los malos tratos y torturas de rigor se convirtieron en moneda al uso. Más mala uva que hizo que las franjas de la población que estaban dispuestas a luchar con las armas en la mano creciera y los apoyos a tal lucha también.[ Por cierto, hasta este mismo juez…mantiene ahora que la calificación de terrorismo en el caso de Altsasu es una locura].

14) Volviendo al caso de Altsasu. Empieza el juicio – como decía- y las versiones difieren diametralmente y las opiniones al respecto también: para unos, no se puede hablar de terrorismo ( cerca de cincuenta mil personas se manifestaron el domingo pasado en Iruñea en tal sentido), mientras que para otros, fue a todas luces una agresión terrorista ( unos centenares celebraron ayer, en la misma ciudad, una concentración en defensa del benemérito cuerpo y en contra del gobierno encabezado por Uxue Barkos).

15 ) En los tribunales no se busca la verdad, sino que se construye, y la verdad de los hechos se decide según la habilidad de los diferentes abogados que defienden a las partes en litigio, en caso de que el juego sea limpio, ya que si los juicios son una farsa, el juego no puede funcionar como debería. En este país los juicios-farsa son ya costumbre, según quien sea el acusado, y de qué se le acuse y las acusaciones, por ejemplo, de terrorismo se estiran como un chicle que amplía su extensión como dejan ver los últimos juegos malabares del ministro Catalá . Robar no es delito si el delincuente pertenece a la banda; cualquier miembro de los cuerpos de seguridad del Estado si es condenado por sobrepasarse – torturas o participación en la lucha antiterrorista- la cosa será leve ya que al poco serás ascendido y galardonado; y en el caso de peleas y similares la calificación parece depender tal vez de la geografía en que se dé, y del origen de los acusados ( véase el caso de la Manada…algún guardia civil, sin uniforme, y sus amigotes violan a una chica y les piden una condena irrisoria comparada con la que se solicita para los muchachos de Altsasu) .

16) Los hechos: fiestas de la localidad, varios jóvenes se enfrentan ( agreden según las versiones) a unos beneméritos que bebían con sus novias. Ahora, unos afirman no haber agredido a nadie, que no estaban en el bar a esas horas, que les avisaron más tarde de que había habido una bronca; el dueño del establecimiento, Koxka, dice no haber visto ninguna bronca dentro del local, cosa extraña ya que – según argumenta la empleada- el bar es muy pequeño como para que haya tanta gente como se ha afirmado . La parte acusadora , por boca de un sargento ( o teniente, no entiendo de grados ya que no hice afortunadamente la mili, me libré) la cosa empezó con algún empujón, luego rectifica dice que la cosa empezó con golpes, habla de unos veinte dentro del bar y veinticinco en la calle…todos a ostias contra él y sus acompañantes…patadas en la cabeza y por todo el cuerpo, insultos…añade que con el móvil, temiendo morir, llamó a algún teléfono de ayuda ( SOS Deia o similar)… La novia de una de ellas dice haber sido zarandeada, luego se desdice afirmando que fue golpeada…

17) Dentro de lo llamativo y extraño puede uno preguntarse, sin ninguna animadversión: cómo cojones puede uno usar el teléfono si les están pateando una banda de energúmenos ( los chavales dichos “terroristas” en número de, al menos, cincuenta); cómo hostias es posible que sean tantos los que pegan golpes a no ser que usasen como en algunos comercios un sistema de turnos: ahora me toca a mí, el siguiente…y así. Ciertamente la mano de ostias, seguramente terrible, se tradujo en el parte médico de daños en fractura de tobillo, algún moratón y un poco de mercromina en el labio…No se entiende; yo al menos no entiendo. Menos se entiende , todavía, si a todas las preguntas de la defensa de los jóvenes se responde en todo momento con un no me acuerdo…¿ es que las ostias en el tobillo crean amnesia? Añádase que la novia de uno de los implicados dice que uno de los encausados llevaba una camisa roja cuando he hecho era negra…¡ extraño caso de daltonismo singular!

18) Agredir esta mal, punto. Mentir también, punto. Calificar unos hechos con calificativos desmedidos que pueden suponer astronómicas penas de cárcel, es una desproporción que cualquier criterio de equidad debería evitar, si se quiere que la justicia sea justa.

19) Afirmar, como lo ha hecho el comandante de la benemérita de la localidad, por activa y por pasiva, que esta localidad no es mayormente problemática, ni conflictiva…no corresponde con la visión que ofrecen sus subordinados, ni con la imagen que de dicho pueblo se da en toda la piel de toro ( parece que hasta empieza a circular un chiste chungo que diría: si te portas mal, te visto de guardia civil y te mando a Altsasu). Si se da la razón al jefe recién nombrado entonces no se explica: a) que los días siguientes de los hechos de marras los jeeps de los verdes desfilasen una y otra vez por el pueblo, y b) tampoco se justifica que, como afirma uno de los supuestamente agredidos, y su novia, el haberse tenido que ir de tal destino supone un desastre para ellos ya que dejan de cobrar las suculentas primas que recibían por trabajar en una zona conflictiva ( argumento por otra parte, más propio del tío Gilito que de alguien destrozado anímicamente).

20 ) En eso de ser aceptado o rechazado, la responsabilidad también recae, y en no pequeña medida, dependiendo de cómo se comporte uno … Es decir, el comportamiento y la actitud hace que uno se cree amigos o enemigos. Si algunos, pongamos por caso, se comportan por las calles como si fueran conquistadores, que quieren dejar constancia de aquí quien manda soy yo, y hago lo que me dé la puta gana…¿ acaso, no ves mi uniforme? La cosa parece que pinta mal. Comportamientos de este último tipo son, por aquí , conocidos por todos, cuando no padecidos en carne propia o en la de familiares o amigos…y eso, qué duda cabe, deja mal sabor de boca y de todo lo demás. Amén de las ostias recibidas, difíciles de olvidar , de perdonar no hablaré ya que si nadie te pide perdón – cosa que en mi caso nunca he querido- no vas a ir a buscarle para darle la absolución, además de que con cierto tipo de personal uno tiene por costumbre no tratar, además de esa experiencia personal, siempre recordaré el comentario de un atemorizado diputado de UCD, tras el terror padecido con motivo del 23F…No me extraña que en Euskadi se tenga aversión a los beneméritos si son tratados como se nos ha tratado aquí…En fin, que la imagen dejada por acá es realmente infecta, lo que hace que dándole cierto retorcijón al verso podría decirse verde, que ( no) te quiero verde.

21) Como cantaba el otro: es un problema de difícil solución, y si se enfoca como se está haciendo, en el caso de los jóvenes de Altsasu, las cosas no se adivinan que vayan a mejor…sino que el odio que se está sembrando, hace pensar que más que solucionar pueda ahondar los crujidos de posible convivencia, etc., etc., etc. El empeño por elevar muros en vez de construir puentes, conduce al fortalecimiento de las trincheras, y desde luego la arbitrariedad y la desproporción no son los caminos de hallar futuros de armonía.

22) Los congregados ayer en Iruña, que concluyeron su manifestación con un fervoroso rezo del padrenuestro, y el sermón a cargo de don Fernando, ayudado por doña Rosa y doña Carmen, afirmaban que los navarros – exceptuando unos pocos ( ¿ judeo-masones o bolcheviqes?)- son buena gente, nobles y…todo lo que habitualmente se dice de los navarricos; pues bien, el pueblo de Altsasu demonizado, como en otro tiempo se demonizaron otras localidades denominándolas como ETA-city, o similares, dieron con motivo de las últimas nevadas, en enero de este mismo año, un ejemplo sublime de hospitalidad al acoger , facilitándoles comida y lugar en donde descansar y dormir, a quienes habían quedado atrapados por la nieve. Los habitantes del pueblo navarro se volcaron a ayudar del mismo modo que se están volcando en pedir justicia y proporcionalidad para sus jóvenes conciudadanos…son los mismos, qué duda cabe, buena gente.

23 ) Parece que el verde nos es color que, en ciertos terrenos, mole: desde el Green go, al Ospa hemendik actual, pasando por el romance del asesinado Federico, con el que concluyo estas salpicaduras

Los caballos negros son.

Las herraduras son negras.

Sobre las capas relucen

manchas de tinta y de cera.

Tienen, por eso no lloran,

de plomo las calaveras.

Con el alma de charol

vienen por la carretera.

Jorobados y nocturnos,

por donde animan ordenan

silencios de goma oscura

y miedos de fina arena.

Pasan, si quieren pasar,

y ocultan en la cabeza

una vaga astronomía

de pistolas inconcretas.

¡Oh ciudad de los gitanos!

En las esquinas, banderas.

La luna y la calabaza

con las guindas en conserva.

¡Oh ciudad de los gitanos!

¿Quién te vio y no te recuerda?

Ciudad de dolor y almizcle,

con las torres de canela.

Cuando llegaba la noche,

noche que noche nochera,

los gitanos en sus fraguas

forjaban soles y flechas.

Un caballo malherido

llamaba a todas las puertas.

Gallos de vidrio cantaban

por Jerez de la Frontera.

El viento vuelve desnudo

la esquina de la sorpresa,

en la noche platinoche,

noche que noche nochera.

La virgen y San José

perdieron sus castañuelas,

y buscan a los gitanos

para ver si las encuentran.

La virgen viene vestida

con un traje de alcaldesa,

de papel de chocolate

con los collares de almendras.

San José mueve los brazos

bajo una capa de seda.

Detrás va Pedro Domecq

con tes sultanes de Persia.

La media luna soñaba

un éxtasis de cigüeña.

Estandartes y faroles

invaden las azoteas.

Por los espejos sollozan

bailarinas sin caderas.

Agua y sombra, sombra y agua

por Jerez de la Frontera.

¡Oh, ciudad de los gitanos!

En las esquinas, banderas.

Apaga tus verdes luces

que viene la benemérita.

¡Oh ciudad de los gitanos!

¿Quién te vio y no te recuerda?

Dejadla lejos del mar,

sin peines para sus crenchas.

Avanzan de dos en fondo

a la ciudad de la fiesta.

Un rumor de siemprevivas

invade las cartucheras.

Avanzan de dos en fondo.

Doble nocturno de tela.

El cielo se les antoja

una vitrina de espuelas.

La ciudad, libre de miedo,

multiplicaba sus puertas.

Cuarenta guardias civiles

entran a saco por ellas.

Los relojes se pararon,

y el coñac de las botellas

se disfrazó de noviembre

para no infundir sospechas.

Un vuelo de gritos largos

se levantó en las veletas.

Los sables cortan las brisas

que los cascos atropellan.

Por las calles de penumbra

buyen las gitanas viejas

con los caballos dormidos

y las orzas de monedas.

Por las calles empinadas

suben las capas siniestras,

dejando detrás fugaces

remolinos de tijeras.

En el portal de Belén

los gitanos se congregan.

San José, lleno de heridas,

amortaja a una doncella.

Tercos fusiles agudos

por toda la noche suenan.

La Virgen cura a los niños

con salivilla de estrella.

Pero la Guardia Civil

avanza sembrando hogueras,

donde joven y desnuda

la imaginación se quema.

Rosa la de los Camborois

gime sentada en su puerta

con sus dos pechos cortados

puestos en una bandeja.

Y otras muchachas corrían

perseguidas por sus trenzas,

en, un aire donde estallan

rosas de pólvora negra.

Cuando todos los tejados

eran surcos en la tierra.

el alba meció sus hombros

en largo perfil de piedra.

¡Oh, ciudad de los gitanos!

La Guardia Civil se aleja

por un túnel de silencio

mientras las llamas te cercan.

¡Oh, ciudad de los gitanos!

¿Quien te vio y no te recuerda?

Que te busquen en mi frente.

Juego de luna y arena.

Donostia a 18 de abril

N.B.: si pongo la fecha es por si , teniendo en cuenta la lista de espera, el artículo aparece ya mucho más avanzado el dichoso juicio , que no aclarada la cuestión…ya que no es previsible que se pueda aplicar en esta ocasión aquello que cantase Rubén Blades: la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay, Dios .

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More