(¿Demo qué?) Observadores internacionales del 20D critican el voto exterior y falta de rigor en el voto secreto

Una Misión de Observación Electoral (MOE) a cargo de 25 miembros de la organización juvenil europea AEGEE hace balance de su trabajo de vigilancia en las pasadas elecciones generales en España. Su dictamen, especialmente enfocado a la juventud, critica “que los nuevos procedimientos para el voto desde el extranjero ha sido criticado por excluir a muchos votantes”.

Señala que un país con “un 47% de desempleo” en el colectivo ha visto cómo un alto número de jóvenes españoles se ha marchado al extranjero. “Por ello la nueva normaafecta a los jóvenes de forma desproporcionada”, critica la plataforma, que también destaca “el retraso en la entrega de las papeletas”, lo que condujo a la “privación de los derechos electorales de estos votantes”.

Por otro lado, los observadores denuncian que “aunque hay una alta confianza pública en el sistema electoral, la cultura de voto en España plantea problemas respecto al secreto de voto”: señalan desconocimiento de la privacidad por parte de los votantes, a la hora de escoger o marcar la papeleta. Reclama por ello más medidas para salvaguardar el derecho de voto y también centros accesibles para personas con discapacidad.

Sobre este punto había alertado previamente el Partido X, que antes del 20D ya denunciaba “graves irregularidades” en pasadas citas electorales en España. Hacía un llamamiento a la “vigilancia ciudadana” para que el voto secreto quede plenamente garantizado. Según el Partido X, los observadores internacionales de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) han “verificado” que en España no se garantiza el voto secreto y no condicionado.

La organización, con delegaciones en Alicante, Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia y Vigo, también detectó falta de procedimientos uniformes para el trabajo de los propios observadores durante todo el proceso, lo califica de riesgo de “arbitrariedad”. Denuncia que la ley electoral no contempla la acreditación de observadores electorales internacionales ni hay ningún procedimiento estándar para acreditarlos.

“Esta brecha, ya cuestionada por anteriores trabajos de la OSCE, condujo a falta de claridad y enfoques contradictorios en relación con la acreditación de los observadores de AEGEE”, relata el informe sobre la experiencia de los miembros de la monitorización.

Denuncian que el acceso de los observadores solo dependía de la “voluntad personal de los coordinadores de cada colegio electoral o presidentes de las Mesas”, y que en un par de delegaciones los miembros de la plataforma vieron rechazada su solicitud de acceso al centro.

La orqanización juvenil de observadores publicará, al cumplirse un mes desde los pasados comicios, un informe completo sobre su trabajo de monitorización de las elecciones.

Agencias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS