Deliveroo despide a varios trabajadores como represalia por la convocatoria de huelga

Trabajadores de Deliveroo han denunciado hoy haber sufrido represalias por parte de la empresa tras las movilizaciones de la semana pasada, en las que reclamaban mejores condiciones laborales y anunciaron la convocatoria de una huelga de repartidores el domingo 2 de julio entre las 20 y las 23 horas, la franja horario en la que Deliveroo tiene más pedidos.

Los trabajadores represesaliados con el despido, que han recibido un correo electrónico comunicándoles esta circunstancia por motivos laborales, han participado en las movilizaciones y son impulsores de la huelga. En concreto son ocho repartidores de Madrid, cuatro de Barcelona y uno de Valencia, según han denunciado.  Se da la circunstancia de que entre los despedidos se encuentra Eve Llagostera, uno de los portavoces de Riders x derechos (plataforma que agrupa a los trabajadores en lucha), acusado por la empresa de haber «recogido pedidos en un restaurante en estado de embriaguez». Según ha señalado el propio afectado su despido es un intento de coacción por parte de la empresa.  Mireia Herrera, miembro de la IAC (Intersindical Alternativa de Catalunya), que impulsa organizativamente esta lucha, ha explicado que, a pesar de las represalias, la semana próxima tienen previstas más movilizaciones.

Tal como ocurre en numerosos sectores, los trabajadores de Deliveroo  están considerados como autónomos, figura legal que en realidad encubre una relación laboral con la empresa propia de un trabajador asalariado.Los trabajadores denuncian que desde la creación de la plataforma Riders x derechos la empresa ha dejado de garantizarles dos pedidos por hora como ocurría hasta ahora. Este viernes la empresa, en una muestra más de prepotencia y desprecio hacia los trabajadores, no se ha personado al acto de conciliación previo a la jornada de huelga. Los trabajadores por su parte han reafirmado la convocatoria de huelga y han convocado una nuevo paro en Barcelona desde el jueves hasta el domingo de la semana próxima. Con sus movilizaciones, los trabajadores reivindican cobrar por horas trabajadas y no por pedidos con un mínimo de 20 horas semanales. Y frente a las represalias de la empresa por su actitud reivindicativa, exigen la readmisión incondicional de los despedidos.

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS