Debatiendo con Podemos

¡Sí, se puede! Detener la catástrofe social.

La respuesta de Rajoy a los escándalos de corrupción que han convertido su partido en una banda de atracadores de fondos públicos ha sido, otra vez, burlarse del pueblo. Declarar que ésta es la “Navidad de la recuperación” es una burla para los millones de parados y las familias que no llegan a fin de mes, para los millones de jóvenes precarizados, para las 400.000 familias desahuciadas y todavía endeudadas con los bancos.

La mayoría de la gente trabajadora y la juventud ha mostrado su hastío hacia unos partidos e instituciones que han saqueado los presupuestos públicos para rescatar a los banqueros y no han dudado en hacerse cómplices de la falsificación de las cuentas de Bankia para estafar en masa a pensionistas y pequeños ahorradores. mientras tiraban de tarjeta black

Este hartazgo ha llegado a un punto en que la continuidad del dúo PP-PSOE está abiertamente amenazada en el próximo ciclo electoral. La amenaza lleva el nombre de Podemos, a quien cada vez más gente tiene intención de votar para quitárselos de encima. El ascenso de Podemos es ante todo el reflejo y producto de la agonía del régimen monárquico surgido de la transición, corroído por la corrupción y malherido por el movimiento independentista catalán.

Desde su victoria electoral en las elecciones europeas de Mayo, Podemos ha vivido un ascenso fulgurante que aún no ha tocado techo. Encuestas recientes lo sitúan como la primera formación política española en intención de voto, con cerca del 30%, a costa de tragarse a Izquierda Unida, darle un enorme bocado al PSOE e incluso “robarle” electorado al PP. Este ascenso electoral ha ido acompañado de la proliferación de círculos y de adhesiones individuales a través de Internet. Y también de una agresiva campaña mediática en contra instigada por los partidos del régimen, temerosos de perder sus sillones.

Un debate necesario

Podemos carga sobre sus hombros con una inmensa responsabilidad política, dada la posibilidad de derrotar en el próximo ciclo electoral a los partidos del régimen en su proprio terreno y acceder al gobierno. Las posibilidades de Syriza de acceder al gobierno griego en las elecciones de finales de enero dan al asunto máxima actualidad.

A finales de noviembre Pablo Iglesias hizo público, junto a los profesores Navarro y Torres, el programa-base económico de Podemos («Un proyecto económico para la gente»). Lo presentaron como «punto de partida para la discusión y elaboración de un programa económico de gobierno» e invitaron a su debate público. Cogiendo el guante, los artículos que siguen entran a ese debate, que queremos compartir con la gente de Podemos y con aquellos activistas y luchadores que ya tienen claro que le van a dar su voto. Es un debate necesario porque en paralelo al ascenso electoral de Podemos hay también un giro hacia «la centralidad del tablero político» que en realidad es un claro viraje a la derecha con respecto a las posiciones del manifiesto fundacional y del programa electoral presentado a las elecciones europeas.

Junto al programa económico tratamos también otro asuntos relevantes como la actitud hacia la cuestión catalana, la democracia en el interior de la organización o el proyecto sindical «Somos» impulsado por un sector de Podemos. Y un artículo de fondo sobre la corrupción.

Pincha aquí para leer: «El programa económico de Podemos: el diagnóstico y las medidas»

Pincha aquí para leer: «Podemos, ¿dónde queda el derecho a decidir del pueblo catalán?»

Pincha aquí para leer: «Una democracia interna que deja mucho que desear»

Pincha aquí para leer: «Somos sindicalistas, el sindicato promovido por un sector de Podemos. ¿Qué tiene de nuevo y progresivo?»

Pincha aquí para leer: «La corrupción es estructural al régimen monárquico del 78»

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS