[Debaten solo sobre dependencia] Rajoy vs. Sánchez: otro ninguneo a la sanidad

Por José A. Puglisi

El debate cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez vuelve a pasar por alto el ámbito de la sanidad, centrando la discusión en dependencia y en algunos de los tópicos más tradicionales, como la deuda de 16.000 millones del PSOE y la reducción del tiempo en las listas de espera en la legislatura del PP.

La sanidad, quinta preocupación para los españoles según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), ha sido abordada solo de refilón en el debate cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Un nuevo ninguneo al sistema sanitario, que sigue la senda abierta por el debate a cuatro de hace una semana, donde tampoco se abordaron sus problemas ni las propuestas de mejora. Los dos candidatos del bipartidismo a la Presidencia del Gobierno han mencionado, hasta en una decena de veces, el tema, pero sin ahondar en un debate profundo, más allá de las citas ocasionales sobre dependencia, donde la medida más profunda ha sido la propuesta del PSOE de “recuperar la Ley de Dependencia”.

El candidato socialista Pedro Sánchez, el moderador Manuel Campo Vidal, y el candidato popular Mariano Rajoy.

Al margen del debate sobre dependencia, solo se han señalado dos propuestas sanitarias. La primera, por parte del PSOE, basada en la eliminación del copago farmacéutico a los pensionistas, que, según ha denunciado Sánchez, ha venido creciendo en la legislatura del Partido Popular. Punto poco novedoso, pues va implícito en la declarada intención socialista de derogar el Real Decreto 16/2012. La segunda, por parte del PP, es el aumento de 100.000 plazas en la formación profesional, lo que afectaría, tangencialmente, a algunos profesionales sanitarios, como los de Cuidados Auxiliares de Enfermería; y Laboratorio Clínico y Biomédico.

El resto del tiempo, la sanidad ha sido abordada desde los tópicos más tradicionales ya abordados durante la última legislatura, sin aportar novedades ni profundizar en las propuestas sanitarias incluidas en los programas electorales de ambos partidos. Mientras Rajoy ha insistido en la necesidad de fomentar el empleo para “sustentar el sistema de pensiones, financiación de la sanidad y otros servicios públicos, como ha ocurrido en España desde 2014”, Sánchez ha insistido, por su parte, en el mensaje de la universalidad de la sanidad a través de su blindaje en la Constitución y en denunciar “los recortes dentro del gasto social, como ha ocurrido en sanidad”, acometidos por el PP.

También se han recordado lugares comunes durante los últimos cuatro años como la deuda sanitaria alcanzada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de 16.000 millones de euros, que, según ha explicado el candidato del Partido Popular, ha sido pagada durante la actual legislatura. Asimismo, se ha mencionado la reducción, a la mitad, de la lista de espera, “hasta un total de 49 días menos a los registrados durante al anterior Gobierno”, ha subrayado Rajoy.

Lucha por la dependencia

La dependencia ha sido, sin lugar a dudas, el aspecto sanitario más debatido por ambos candidatos. El líder socialista ha criticado que el Gobierno popular haya “empeorado la situación de las personas dependientes”, por lo que ha recordado las cifras emitidas por el Observatorio Estatal de la Dependencia, asegurando que “durante los últimos cuatro años, han muerto 100.000 dependientes a la espera de la prestación social a la cual tenían derecho”. Sánchez también ha sacado a colación la carta de una cuidadora que denunciaba la reducción de la prestación por dependencia de 380 euros mensuales a 30 como ejemplo del recorte en este campo.

En respuesta, Rajoy ha asegurado que la inversión en dependencia ha crecido y que la deuda de 1.000.000 millones de euros en la Seguridad Social de los cuidadores generada por el PSOE ha tenido que ser cancelada por el PP, ya que “ustedes prometen mucho, pero luego tienen que pagar los demás, como ocurrió con la deuda sanitaria, y el déficit público”.

-->
COLABORA CON KAOS