De Stalingrado a Baby Mozart

Publicidad

De Stalingrado a Baby Mozar&nbsp

Pues sí, acabo de ser&nbsp padre. Mi hijo nació el 12 de abril, como aquél día de 1931 en que se realizaron unas elecciones municipales que provocaron que dos días después se proclamara la&nbsp II República Española.&nbsp

El nombre del recién nacido es Vasili; efectivamente, como reconocimiento&nbsp y homenaje a Vasili Zaitsev, el héroe de Stalingrado.&nbsp

Ya me imagino a las mentes biempensantes santiguándose real o metafóricamente porque la pobre criatura tiene el&nbsp nombre del famoso francotirador soviético.&nbsp Si hubiera sido niña se habría llamado Hanoi, pero no por recuerdo a la guerra del Viet Nam sino que se nos ocurrió por el juego e la torres.&nbsp

No sé si con el devenir del tiempo mi hijo tendrá que matar fascistas en alguna conflagración pero mientras tanto se relaja escuchando música.Mientras que estuvo en la panza de su madre le hice escuchar muchas veces el minueto del septimino de Beethoven para comprobar si lo reconocería una vez nacido.&nbsp

Ahora nos han prestado varios discos de la colección Baby Mozart y parece que le gusta escucharlo. a mi, francamente, me hubiera gustado más un Baby Beethoven pero me pude percatar lo que le desconcertó la quinta sinfonía del genio de Bonn.&nbsp

Qué paradoja que un programa musical de educación infantil tenga el nombre del maestro salzburgués, al que le jodieron&nbsp su infancia mostrándolo como mono de feria a la nobleza para que, cuando este creciera, lo dejaran morir en la miseria. Pero fue este último Amadeus casi bohemio el que nos regaló La flauta mágica y el Requiem.&nbsp

Compruebo que también existen un Baby Einsteis y un Baby Newton… Bueno, el que no encuentro es el Baby Marx, ese se lo tendremos que enseñar nosotros.&nbsp No sé si heredará el gusto de su padre por los juegos de construcción pero, en cualquier caso, le mostraré algunos de ingenio como el citado de las torres de Hanoi. Es reiterativo decirlo pero allá va: no me gustaría que creciera con juegos bélicos o violentos.&nbsp

Pero, eso sí, a todos aquellos hijos de la gran puta que quisieron que no naciera, que Vasili Zaitsev les dispare en el entrecejo y les vuele la cabeza&nbsp

Raúl Calvo Trenado
2 de mayo de 2009&nbsp &nbsp &nbsp

PD: Efectivamente, no hay bautizo

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More