De silencios y campañas mediáticas

Publicidad

27 días han estado l@s compañer@s del SAT en huelga de hambre por la libertad de Andrés Bodálo, 27 días en los que los mass-media (o los medios burgueses, o falsi-media, o la voz de sus amos, como nos guste llamarlos) han pasado de puntillas por las plazas de Madrid, y eso los pocos que lo han hecho. 
Dos semanas con Gipuzkoa en pie (Gipuzkoa Zutik!) contra la incineradora, donde el vacío mediático también ha sido considerable, los medios han silenciado esta iniciativa todo lo que han podido, que no se vean problemas en el paraíso de la «capital de la cultura» europea .
Más de un mes en pie de guerra en Francia contra la nueva reforma laboral, pero para los medios parece que no interesa, mejor no airearlo demasiado no vaya a ser que nos contagiemos de los vecinos franceses y su conciencia a la hora de defender sus derechos.
¿Que la familia del rey está implicada en los «papeles de la castellana» y ha blanqueado unos cuantos millones con esto de la «amnistía fiscal»? ¿Para que van a informar sobre ello? ¿A quién le importa? ¿Acaso no sabe todo el mundo que el que tiene poder roba? No, esto de la corrupción es aburrido, mejor que nos pongan fútbol o el Sálvame de luxe.
¿Y qué decir de las agresiones fascistas? Ese goteo continuo y creciente de gente agredida, apaleada, acuchillada a manos de militantes de la ultra-derecha. No, esto solo importa cuando hay un muerto, y no les importa para denunciar al fascismo y su naturaleza, no. Lo que suelen hacer es poner al mismo nivel a las victimas que a los agresores y buscar cualquier arma arrojadiza contra el muerto en cuestión (recordemos casos de Carlos Palomino, Jimmy…).
Todos estos silencios contrastan con lo «informad@s» (por llamarlo de alguna manera) que estamos sobre Venezuela, sobre como reprime la policía de Maduro (no como aquí, que las UIP, las BRIMO o la Ertzantza tiran florecillas a los manifestantes), sobre el hambre que pasa el pueblo venezolano (aquí, en cambio, todo el mundo come, tiene casa y una cuenta en Panamá), y los medios hasta publican apocalípticos disturbios con la policía (da igual que el vídeo sea del Congo, que la realidad no estropee un bonito y sensacionalista titular). Una campaña mediática permanente contra un país que ha decidido no seguir los dictados del capital.
No hace mucho que los mass-media silenciaban cualquier iniciativa que viniera de los movimientos sociales, lo que no salía en la tele, no existía. Hubo un punto de inflexión, por un lado gracias al trabajo de los medios alternativos, el boom de las redes sociales, y por otro por coyunturas específicas, un buen ejemplo es el 15M. Los medios alternativos informaban y llegaban allá donde los mass-media no querían hacerlo. Al acercarse más gente a los medios alternativos ante ese vacío mediático, a los mass-media no les quedó más remedio que empezar a ir a las plazas. Pero eso sí, no para contar lo que ahí sucedía, sino para darnos su visión, para vendernos su idea de que todo se puede solucionar metiendo un sobre en una urna cada 4 años, o de que, cuando hay disturbios,  la violencia sólo la ejercen los manifestantes, la policía en cambio «aplica la fuerza indispensable para mantener el orden», dividiendo así entre manifestantes buenos y manifestantes malos, «los que van a protestar democrática y pacíficamente» o los «vándalos» que van a crear «algaradas» (divide y vencerás, recuerdan eso de «¿estás con los demócratas o con los violentos?»), 
Viene todo esto a recordarnos que es posible pasar por delante de los mass-media, informar allá donde los medios del poder silencian e ignoran y ser la voz de l@s sin voz, de l@s ignorad@s, de l@s silenciad@s, de l@s desahuciad@s, de l@s reprimid@s, de l@s encarcelad@s por luchar, de l@s obrer@s despedid@s… Que esos vacíos mediáticos a los que nos tienen acostumbrad@s, serán los que les hagan caer de su pedestal. 
Los silencios mediáticos son un boomerang, y a los mismos medios que tratan de silenciar las luchas sociales, su manipulación les acabará pasando factura, más temprano que tarde.
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More