De Sacco y Vanzetti a Santiago Maldonado

Publicidad

 

El 23 de agosto de 1927, fueron ejecutados en la silla eléctrica de una prisión norteamericana dos obreros italianos de ideología anarquista: Sacco y Vanzetti. El advenimiento de una de las cíclicas crisis económicas en EEUU acrecentó las persecuciones contra los activistas obreros de tendencia socialista, principalmente los de origen italiano y particularmente los anarquistas.

En efecto, Andrea Salcedo fue detenido y poco después arrojado de un edificio estatal por esbirros policiales. Nicolás Sacco proveniente de Sicilia (Italia) y Bartolomeo Vanzetti, nacido en Villafaletto al norte de la península, pertenecían al grupo de ácratas que junto a Salcedo, hicieron campaña contra la leva forzada de inmigrantes para ser enviados a combatir en la Primera Guerra Mundial.

Los soplones de uniforme les tendieron una emboscada en el tren, los detuvieron y los acusaron de asalto a mano armada.

Nunca pudieron probar la culpabilidad de los obreros libertarios, el proceso judicial fue una farsa que evidenció el odio de clase de los funcionarios judiciales y la corrupción del gobernador y otros burócratas.

En realidad, los juzgaron y condenaron por sus ideas y prácticas de anarquistas. Durante el juicio, el fiscal le reprochó a Nicolás Sacco haber viajado a México para no ser alistado y enviado a la Primera Guerra Mundial, no defender al país que lo asilaba. Con la claridad y calma que caracteriza a las personas cabales, Sacco le respondió desde sus convicciones opuestas al militarismo y las guerras con los principios del internacionalismo proletario, opuestos al nacionalismo burgués y el belicismo.

A 91 años, la heroica resistencia y la lucha de Sacco y Vanzetti nos interpela para continuar en la brega cotidiana de las luchas populares.

El 1º de agosto de 2017 fue visto con vida por última vez el militante anarquista Santiago Maldonado luego de la violenta incursiٕón de fuerzas federales en la Pu lof en resistencia de Cushamen, estaba junto a los weichafe mapuche luchando por la tierra y contra el capital.

Desde la sórdida oscuridad el sistema de los poderosos, el capitalismo, condena a los que luchan por abolir la explotación  y sus nombres saltaron trágicamente a la primera plana. Memoria y resistencia ayer, hoy mañana

Carlos A. Solero Agosto de 2018

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More