De la actualidad de Cuba

Cuba es cada vez más Macondo, donde las cosas que suceden, aparentemente no lo hacen; y las que no suceden salen en primera plana. A veces me parece –que como los demás compatriotas– que ya estoy acostumbrado a que no hablen de mí en la prensa, a que no mencionen nuestros problemas y alaben “logros” que nadie sabe mucho para que sirven. Sin embargo este tema me molestó de sobremanera, pues sobre pasa el absurdo habitual que es la realidad oficial en la isla, y es por ello que escribo estas líneas.

El sábado 7 de febrero del presente año 2009, el periódico Granma publicaba en la página 4, a toda página, un artículo firmado por Pedro Álvarez Tabío y con el título: A propósito de la declaración de Birán como Monumento Nacional (1). Y no es que esté en contra de conservar la historia, de la cual soy un gran aficionado. Sin embargo un monumento al Che, pase. Que fue, y es, un faro moral. Que un monumento, tarja o cualquier otro tipo de forma de distinción a una acción o a un mártir, a un héroe, de algunas de nuestras luchas por la independencia también vale. Porque si un pueblo no conserva en su memoria, ni está orgulloso de los momentos y de los seres que se levantaron en su nombre y por su libertad, no será nunca un pueblo digno de su existencia.

Por ello creo, que como curiosidad histórica que se conserve la casa natal de Martí, es aceptable; mas nunca digno de mucho elogio, que lo importante no tiene que ver dónde nacimos, que eso es mero azar, lo importante es siempre lo que se hace en esta vida. Los extremos, el nacer y el morir, no son tan importantes; lo importante es para que se vive y como se asumen las consecuencias de nuestras acciones en la vida. Pues, por ejemplo, la importancia del Cacahual, tiene que ver con la muerte de Maceo, aunque no mucho, aunque cierto es que es allí donde muere el Titán de Bronce. Sin embargo fue una escaramuza, no una batalla digna de su grandeza, pero se hace mayor la importancia de este lugar, porque Panchito Gómez Toro –su ayudante e hijo del Mayor General Máximo Gómez– decide morir junto a él antes que abandonar su cadáver a los españoles. Y así convierte la muerte del más grande de los guerreros de esta amada isla, en un acto de suprema virilidad. Lo cual provoca que no sea este solo un punto en el camino de la historia; sino porque un joven marcó un hito, en la abnegación, en el compromiso libertario y de la amistad. Hito para la historia de este país que será siempre muy difícil de superar –si acaso lo es. Es un lugar donde uno va a rendir tributo a los que supieron morir por la patria, por la libertad.

Sin embargo cuando la casa natal de una persona, que por demás aún está viva, es convertida en un museo, ya eso es harina de otro costal. Cuando por alabar a esta persona, o al menos no molestarla, se habla de un explotador que tenía trato justo y humano es como si quisieran torcer la realidad para que se arrodille, justo como lo hacen aquellos que no tienen principios. Pues cualquier terrateniente es un burgués, Ángel Castro lo era –y no entiendo porque el Álvarez Tabío se empeña en decirle ¿cariñosamente? Don Ángel. Los terrateniente se quedan con la plusvalía de sus trabajadores; los terratenientes explotan a sus peones. Por tanto sea padre de quien sea, no debería haber cabida en el periódico del que se nombra Partido Comunista de Cuba, para alabar a los burgueses.

Vale, no habría que juzgar al pasado según la moral actual (2), y quizás Ángel fuera menos malo que los demás; pero de ahí, del “menos malo” a la alabanza de su “entereza y astucia” –¿para aprovecharse del prójimo?– va un trecho que es menester no desandar. Más cuando incluso se alaba su capacidad para desde la pobreza convertirse en un hacendado; y se olvida que ese proceso, que pocos transitan, es el más usado por la derecha para publicitar su agotado sistema.

De pobre a rico, se dice como alabanza y se inclina uno ante el poder, pues debería ser obvio que para llegar a hacendado tuvo que volver a otros más pobres, mientras él se hacía más rico. Porque cualquier ganancia que se obtenga, viene de algún lugar, alguien la produjo y si está usted acaparándola, entonces también se la está quitando a alguien.

Y si eso está bien, si con que uno sea solidario eso se perdona, entonces apaga y vamos con nuestra ideología a otra parte. Pues aunque usted respete a sus peones, nunca serán más que eso; gente de la otra clase, de los despreciables, de los sin derechos. Los señores feudales por muy solidarios y generosos, de señores feudales no pasan; y nada tienen que enseñar en esta lucha por el verdadero socialismo. Solo sirven como ejemplos de cuan torcido es el sistema capitalista, incluso cuando funciona lo mejor que puede.

Por eso, cuando uno se adentra en el texto y encuentra que hasta se conserva el pupitre donde se sentaba Fidel en la Escuela Rural Mixta No. 15 se da cuenta que esto trasciende la idolatría –que por cierto nada tiene esto que ver con el cubano promedio, que siempre andamos riéndonos de lo sacro y de lo santo. Y llega este articulo hasta el absurdo total cuando explica que este Conjunto Histórico –eso dice el articulista que es y cito textualmente– “está manejado por un eficiente equipo subordinado a las Oficinas de Historia del Consejo de Estado, como una joya principal de su red de sitios de especial relevancia y valor patrimoniales, que incluye entre otros la Comandancia General del Ejército Rebelde en La Plata, el Museo Casa Natal de Celia Sánchez en Media Luna, y el complejo Memorial del Che en Santa Clara, instalaciones todas declaradas Monumentos Nacionales”.

Vuelvo, qué importancia puede tener donde nació Celia, o Fidel, o Martí. Claro, a veces los referentes terrestres son necesarios –¿o serán pedestres?–, porque hay personas que necesitan tocar. Pero ¿es esta necesidad de tocar una virtud digna de exaltar? ¿No les parece que hay una ligera diferencia entre un monumento a la Batalla de Santa Clara y la casa natal de alguien? ¿No les parece que en la lista de cosas por hacer en este país, mantener las casas natales deben estar cerca del final de ellas? Sobre todo cuando faltan tantas casas vitales –casas donde vivir– en este país.

Cuba es un país con una economía disfuncional, con problemas del fondo habitacional que están fuera de cualquier escala humana ¿y tenemos que además gastar recursos en mantener la casa natal de alguien como si fuera algo de primera necesidad? ¿Tenemos que reconstruir un Batey para que se asemeje al lugar como alguien vivió en un momento de su vida, mas cuando hay tantos problemas por resolver?

Cuando en un país, en una revolución que se dice socialista, que se dice que está inmersa en una batalla de ideas, cuando en este país por alabar la vanidad de los hombres se tuercen los principios, es obvio que algo anda mal. Muy mal. Porque el culto a los jefes es el culto a la ignorancia.

Los hospitales de este país están en un estado paupérrimo, pero aún así alguien decide priorizar este –dudoso– conjunto histórico. Hay personas que no tienen hogares debido a los huracanes de años anteriores, no solo los del pasado año, pero las casa natales de ciertas personas –¿consideradas más importantes que el pueblo?– están en perfecto estado de mantenimiento. Esto es, por decir lo menos, una falta de total respeto a la dignidad de las cubanas y cubanos que no tienen –literalmente– donde vivir. Si a lo mejor con ese dinero que se invierten en ese lugar solo se pudieran construir 10 casas, pero serían 10 familias menos las que tuvieran problemas…y sí, puede ser que no parezca mucho, hasta que uno es de los que no tiene casa.

Al articulista, a los miembros que la eligieron como monumento histórico, a ellos habría que recordarles que la batalla de ideas entre el socialismo y el capitalismo, sobre todo es una batalla de métodos, que se ganará con hechos –o se perderá entre las palabras y la vanidad. La batalla es para demostrar que el socialismo, con su economía y democracia social es superior al capitalismo, no para encaramar sobre pedestales a hombres como si fueran dioses vivientes. Por mucho que admiremos la vida de alguna persona, recordad que lo único que ha hecho es cumplir con su deber. Porque cualquier hombre no es nada en sí mismo, sino es servidor de su pueblo. Entonces la batalla es por construir un modelo de sociedad que se pueda copiar y guie a los demás pueblos, no es para esto, no es para regodearnos en alabar a los que ostentan alguna dignidad por lo que luchamos.

Esto es un gravísimo error de concepto; este es un camino que la revolución debería evitar siempre. A los que dudan, pregúntense si Ernesto Che Guevara hubiera permitido que le dieran semejante trato.

Carlos Ignacio Pino Díaz

carlos.ignacio69@gmail.com

Aclaración:

Para los que crean que este conjunto histórico es autosustentable les saco de la duda, no lo es. De hecho la razón por la cual lo declaran Monumento Nacional es para poder otorgarle fondos de manera legal, y la misma razón lleva al articulista a decir que el colectivo que lo maneja es eficiente –para que nadie cuestione que si está en números rojos su contabilidad tiene algo que ver con el robo o el desvío de recursos; que claro que los hay, porque de eso vivimos.

Notas:

(1)&nbsp &nbsp Birán es la finca de Ángel Castro, padre de Fidel y Raúl Castro.

(2)&nbsp &nbsp Ciertamente no habría que juzgar el pasado con la moral, ni con los conocimientos actuales ¿Pero alguien sabe porque la estatua de Estrada Palma, el primer Presidente de la República, la arrancaron de su pedestal en la Avenida de los Presidentes? Justamente por ello, porque se le juzgó casi como anexionista poco más de cincuenta años después del hecho, y precisamente por Fidel.


RECORTES

Las contradicciones entre lo que se dice, entre lo que se vive y la otra realidad alabada que se puede leer en el Granma, lo mismo que en cualquier otro periódico de la isla, dejaría boquiabierto a cualquier lector. En busca de razonamientos ando –compartir los míos, leer los de los que escriben– y es por ello que me decido a escribir estas líneas, y solo tomo esto como un ejemplo, sin personalizarlo. Porque no es las personalidades lo importante, sino la ideología detrás de las acciones.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS