De Guindos confirma que el estado es el responsable último, el avalista, de la devolución del rescate

Agencias/Kaosenlared

Los acreedores internacionales no deben temer la más mínima pérdida, ya que España garantiza la completa devolución de los créditos recibidos a través del plan de rescate financiero de hasta 100.000 millones de euros puesto a su disposición por la UE, según asegura el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en una entrevista concedida al diario germano ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’, en la que muestra además su confianza en que la economía española dará «una sorpresa positiva» a los mercados en tres años.

   «Somos responsables de su devolución. Estoy convencido de que no se producirá ni la más mínima pérdida para los acreedores», afirma el ministro de Economía en un adelanto de la entrevista concedida al rotativo alemán, que será publicada íntegramente en la edición de este viernes.

   De esta forma, el Ministro trata de tranquilizar a los «mercados» que, pese al brutal paquetazo de recortes presentado por el gobierno el pasado miércoles -que se aprobará oficialmente en el consejo de Ministros de hoy viernes-, han seguido especulando en contra de la deuda española, manteniendo la prima de riesgo por encima de los 535 puntos. 

   Respecto al mecanismo de rescate a los bancos españoles acordado con sus socios europeos, De Guindos explica que el crédito llega a España y pasa al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) . «España tiene un compromiso. El plaza es de 12,5 años», apunta el ministro, quien añade que «hacen falta más de 62.000 millones de euros», por lo que la cifra de 100.000 millones ofrecida por la UE, supone un «colchón de seguridad».

   Casualmente (sic) esos 62.000 millones que se van a entregar a los bancos, son una cifra casi idéntica a los 65.000 millones de euros que el gobierno tiene pensado recortar  con el salavaje paquetazo presentado esta misma semana en el Congreso. Así, pues, el mensaje tranquilizador a los mercados es doble: no solo se garantiza que será el estado el que asegure la devolución de los préstamos realizados a la banca privada, sino que, encima, esto se hace a costa de los derechos de los trabajadores. Así que, si por un casual, las cosas no saliesen como espera el Ministro, los mercados pueden tener claro que ahí están los funcionarios con sus pagas, los parados con sus prestaciones por desempleo, los jubilados con sus pensiones, y demás gastos sociales y laborales del estado para responder.

   El gobierno puede tener aún mucho margen en el recorte a funcionarios, parados, jubilados, que a nadie le quepa duda. Y menos a los mercados…

   

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS