Publicado en: 19 septiembre, 2015

CUP y “Catalunya Sí que es pot” cargan contra la intromisión de la patronal bancaria en el proceso catalán

Por Kaos. Països Catalans

El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, ha afirmado hoy que le parece “fantástico” que pueda haber una “campaña de boicot a la banca” tras el comunicado de ayer de la patronal bancaria española en el que advertía que las entidades catalanas podrían trasladar sus sedes si Cataluña se independiza. Baños ve en […]

El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, ha afirmado hoy que le parece “fantástico” que pueda haber una “campaña de boicot a la banca” tras el comunicado de ayer de la patronal bancaria española en el que advertía que las entidades catalanas podrían trasladar sus sedes si Cataluña se independiza.

Baños ve en este comunicado más “una amenaza” y una “tontería” que una decisión firme que se trasladen las sedes de las entidades que forman parte de la patronal bancaria, según ha afirmado a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa dentro del ciclo que organiza Efe con motivo de las elecciones del 27S.

“Las amenazas si son serias hay que cumplirlas, y sería sorprendente que un capitalista se levante por la mañana y tome una decisión que le haga perder dinero, clientes y oportunidades de negocio”, ha indicado Baños.

“Además, -ha añadido- la marcha de estas entidades no significaría que desapareciera la capacidad de financiación, porque existen cooperativas de crédito y la posibilidad de sustituirlas por la banca pública, con experiencias en Cataluña que son centenarias”.

En su opinión, “lo que se iría es la banca buitre, pero quedaría la otra” y además quedaría la posibilidad de “nacionalizar” a las principales entidades financieras catalanas para crear “una banca popular” que coexista con el resto de banco privados.

Según el candidato de la CUP, al margen de lo que ocurra con la advertencia de la patronal bancaria “es imprescindible crear una banca pública, porque debe existir la posibilidad de que el crédito sea sostenido con criterios de beneficio público”.

Respecto a la posibilidad de una campaña de boicot a la banca desde las redes sociales o desde alguna entidad independentista, Baños ha afirmado que le parecería “fantástico” que se produzca.

“Sería una reacción lógica y normal ante una amenaza que ha habido” -ha dicho- porque “hay que tener presente que el independentismo no es un movimiento identitario, sino popular, para darle la vuelta a las relaciones de poder”.

En su opinión, “los bancos creen que gobiernan nuestras vidas y nuestras cartillas, pero después de robar y estafarnos nuestros ahorros” con productos como “las participaciones preferentes”. “Lo que les decimos -ha añadido- es que si os tenéis que ir, hacedlo rápido y llevaros una muda y una rebequita, que refresca”.

“Creen (la banca) que aún dan miedo, pero nos han asustado tanto que la gente ya no tiene miedo nada”, ha subrayado.

Con respecto a la frase de ayer del presidente de la Generalitat, Artur Mas, en la que pidió el voto para pasar por encima de los bancos y otros “poderes”, Baños ha apuntado con ironía que “si Mas ha cogido un camión hacia el anticapitalismo lo acogeremos con los brazos abiertos, pero sería bastante sorprendente”.

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, por su parte, ha retado a los presidentes de los bancos a “presentarse a las elecciones”, porque interpreta que pretenden entrar en campaña con su aviso de que la independencia les haría replantearse su implantación en el territorio.

Lo ha dicho en un mitin en Lleida ante 500 personas y en que también han participado el candidato de SíQueEsPot, Lluís Rabell; el líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique; la colíder de ICV, Dolors Camats; la candidata por Lleida, Sara Vila; la 17 por Barcelona, Núria Lozano; el 4 por Lleida, Adrià Calero, y Tell Geleano (Podem).

“Los banqueros han entrado en campaña electoral. Normalmente lo hacían pero no lo reconocían”: dando dinero a los partidos para que éstos les hicieron favores cuando conseguían acceder a gobiernos, ha dicho.

“El siguiente paso es que conforméis un partido político a elecciones y ganéis en las urnas a los trabajadores”, ha añadido, y ha puesto en duda irónicamente que los bancos se marchen, porque han invertido mucho dinero en CDC y ahora se lo tiene que cobrar.

El dirigente de Podemos también ha sostenido que los que donaban a la fundación CatDem –vinculada a CDC– eran tanto empresas catalanas como españolas, y ha añadido: “Se creen que somos tontos y no hemos visto las semejanzas entre la CatDem y la trama de la Gürtel”.

Lluís Rabell se ha sumado a las críticas contra la manera de hacer política de CDC y ha lamentado que algunos de los eventuales votantes de Junts pel sí diferencien entre corruptos de fuera de Cataluña y “sus corruptos”.

“Los corruptos no son nuestros. Nosotros no tenemos corruptos”, y ha lamentado que traten de tapar los casos de corrupción con la bipolaridad de estar o no a favor de la independencia de Cataluña.

Rabell ha lamentado que haya que esperar al 28 de septiembre para saber qué pasa con el Consorci de Lleida, y ha prometido frenarlo si gobierna Catalunya sí que es pot.

-->

COLABORA CON KAOS