CUP empata y Artur Mas gana

Por Aurora Despierta

La CUP, dispuesta a investir a Artur Mas, representante del neoliberalismo, a cambio de un “programa social” tramposo y un nuevo Estado burgués que pronto mostraría su rostro feroz. Se aleja así de la clase trabajadora y se acerca más a la burguesía catalana

El empate en la CUP es una victoria de Mas desde el inicial “Nunca Mas”. Como Mas representa a un sector muy importante de la burguesía y su Estado, gana ésta sobre el “anticapitalismo” de la CUP. La CUP está condenada a la ruptura interna porque las posiciones más inclinadas a la burguesía nunca se subordinarán a las que no lo están; y éstas no pueden coexistir en una CUP que, por un Estado burgués catalán, subordine los intereses de la clase trabajadora y el pueblo a los de la clase capitalista, salvo que su “anticapitalismo” sea tan endegle como el de los que ahora están por apoyar a Mas.

[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados. En las opciones de herramientas del navegador, Guardar página como, Pagina web: Solo html] [PASA este ARTÍCULO para fomentar el imprescindible debate]

El empate a 1.515 votos que divide a la CUP-CC en una cuestión tan importante como la de facilitar la investidura de Artur Mas o ir a nuevas elecciones en marzo, demuestra una vez más que a la hora de la verdad, se hace imposible combinar nacionalismo (sea o no independentista) y la política independiente de la clase trabajadora con respecto a todas las fuerzas burguesas, los capitalistas y su Estado o proto-estado.

Con interés me he tomado el trabajo de leer los documentos para el debate de la CUP-Crida Constituent. Pero en la web de la CUP lo tienen sólo en la versión ISSUU, imposible de trabajar ni de traducir, ni de nada; la CUP ha sido incapaz de hacer algo tan fácil como aportar también la versión en pdf.

Afortunadamente el periódico Ara, ha tenido la cortesía de presentar una versión pdf que os podéis descargar aquí

Consulta el documento interno de reflexión de la CUP de cara a la asamblea de Sabadel

Cuando se lee entero el documento, siendo tan poderosos para un anticapitalista los argumentos para votar contra Mas e ir a nuevas elecciones en marzo, la primera conclusión a la que se llega, es que a la hora de tomar una postura, lo más importante es la posición de clase de quien los lee, y no la solidez de los argumentos. Es decir, sus verdaderos intereses de clase; como los de un gran capitalista, al que por mucho que se le argumente que el socialismo-comunismo sería muchísimo mejor para la Humanidad y el planeta, persistirá en su ideología porque es la que mejor responde a sus intereses como miembro de una clase social, personificación del capital en las relaciones sociales de producción capitalistas.

Y es que en la CUP hay “anticapitalistas” de distinto pelaje. Porque no es lo mismo el anticapitalismo proletario, comunista, que el anticapitalismo pequeño burgués cooperativista, el del tecnócrata-burócrata que quiere estatalizar las empresas (Capitalismo de Estado), o el del nazi que sólo es contrario al capital financiero judío. Y por la votación en la Asamblea, está claro que no predomina un anticapitalismo como el mío.

En artículos previos he llamado insistentemente a los anticapitalistas de la CUP a que se nieguen a votar a Artur Mas, a cualquiera de CDC, e incluso de Junts pel Sí que haría de representante de la política burguesa (testaferro), con la que también está comprometida ERC pese a su discurso más izquierdoso. Y a que concretasen mucho más la política antiausteridad, con la denuncia de la catalana Ley 6/2012, de 17 de mayo, de estabilidad presupuestaria (en adelante, LEP), porque eso ayudaría muchísimo a demostrar la estafa de las propuestas “sociales” de Junts pel Sí, y a desenmascarar muchísimo mejor a Artur Mas, CDC, ERC, y también a PP, PSOE, Ciudadanos, e incluso Podemos e Izquierda Unida.

Mis diferencias más importantes con las posiciones más anticapitalistas y críticas en la CUP-CC, son que yo no acepto el pacto con Junts pel Sí, esté o no Artur Mas en el gobierno, porque no es cuestión de una persona, sino de toda una política que en lo fundamental comparte Junts pel Sí. Que insisto en la importancia tanto para Cataluña como para toda España de la exigencia de la derogación de la LEP, porque esto ayudaría a cuestionar en España a su “hermana mayor” la LOEPSF, y al “padre” de ambas, al tratado TSCG de la U.E. (leed mi artículo “A CUP y Endavant: provocad nuevas elecciones en Cataluña y España” del 23-12-2015, enlace a final). Que rechazo el resultado del 27-S como legitimador de un proceso independentista que no cuenta ni siquiera con el 50% de los votos, ni con la mayoría de la clase trabajadora, y por tanto la firma de una “hoja de ruta” con Junts pel Sí. Que no creo que lo mejor para fortalecer a la clase trabajadora en Cataluña y el resto de España sea el independentismo, de muy dudosa viabilidad además por la oposición de sectores fundamentales de la burguesía catalana, española y europea.

Pero en este artículo no repetiré mis argumentos. Lo que quiero es que quienes no hayáis leído el documento dossier para el debate de la CUP conozcáis algunos argumentos muy poderosos que coinciden con lo que he venido defendiendo, y que son de colectivos u organizaciones con las que no tengo nada que ver.

Para mí, el mejor documento del dossier de la CUP-CC para la Asamblea Nacional Extraordinaria del 27 de diciembre en Sabadell (Barcelona) es el titulado “Ni investir a Mas, ni avalar la gestión de la miseria”, firmado por Alternativa d’Esquerres El Prat, Corrent Roig, Lluita Internacionalista (LI), que además tiene la ventaja de su brevedad.

Transcribo lo que me parece más relevante; para el resto, contáis con la versión catalana. Las negritas y corchetes son míos.

1. Pensamos que investir a Artur Mas como presidente cuestionaría la continuidad de la CUP-CC como fuerza rupturista y anticapitalista y la convertiría en una ERC bis, renunciando a la posibilidad de arraigar en la clase trabajadora y hacerse portavoz de sus reivindicaciones.

2. Del mismo modo, para hacer realidad la República Catalana es necesario que el pueblo trabajador (la mayoría social) la identifique con una perspectiva real de cambios sustanciales en sus condiciones de vida, algo imposible sin cuestionar el dominio de los banqueros y grandes empresarios. Esto excluye ningún apoyo de investidura a Artur Mas.

3. Mas, por boca de Francesc Homs, ha dejado claras cuales son las “líneas rojas” de Convergencia y Juntos el Sí para un pacto de gobernabilidad.

La primera es la investidura del propio Mas, el político “business friendly” que simboliza los recortes, las privatizaciones, la corrupción y la represión de las luchas sociales. La segunda es el “compromiso inequívoco” con la Unión Europea, es decir, la sumisión a los dictados de la Troika y al pago de la deuda. La tercera es la llamada “seguridad jurídica”, que implica evitar la ruptura con la legislación española y, más concretamente, la preservación de los intereses patronales protegidos por esta legislación. La cuarta es la búsqueda de la independencia a través de una vía “negociada” con el Estado, rechazando cualquier ruptura unilateral, es decir, dejando la puerta abierta al pacto fiscal o a otra salida sin ruptura. Y la quinta es un compromiso de estabilidad parlamentaria del gobierno Mas que, como ya han avanzado en las negociaciones pasa porque la CUP-CC vote a favor sus presupuestos.

5. Ceder a las presiones de Junts pel Sí en nombre de no hacer “descarrilar” el proceso independentista es una falacia. Hay suficientes evidencias de que si Artur Mas no quiere dejar de ser presidente de ninguna manera no es (o no sólo es) por una cuestión de ego personal sino para seguir teniendo la palanca de freno que ha ido utilizando a lo largo del proceso, priorizando siempre el mantenimiento de su poder y los privilegios de la clase a la que representa por encima de la propia independencia.

El poder de convocar o no elecciones es la herramienta para dictar los tempos del proceso y un arma para chantajear en las manos de Artur Mas.

6. Las 20 medidas del llamado “plan de choque” presentado por Juntos el Sí son en realidad una burla a las necesidades más básicas de la población trabajadora.

De todas ellas sólo tres serían actualmente aplicables y, de éstas, dos son ya una obligación legal del Gobierno. Siete más dependen de la aprobación de los próximos presupuestos, sujetos a las restricciones de Madrid y Bruselas [aquí debiera haberse mencionado expresamente a las leyes y tratados austericidas, la catalana LEP, española LOEPSF, y el TSCG de la U.E.]. Y 10 medidas más tendrán que esperar… a lograr la independencia. La reforma laboral se seguirá aplicando y ni siquiera será erradicada de los convenios colectivos dependientes de la Generalidad.

Por otra parte, ni que firmen acuerdos de garantía de cumplimiento en un papel garantizará que cumplirán a la hora de los hechos las medidas acordadas. Y aunque las cumplieran, el pago de la deuda seguirá siendo prioritario [aquí debiera haberse mencionado expresamente a las leyes y tratados austericidas, la catalana LEP, española LOEPSF, y el TSCG de la U.E.] y, por tanto, las medidas sociales pactadas deberían llevarse a cabo con las migajas que quedan de éste y con las limitaciones que nos pueden imponer el Estado y la Troika mientras no haya una ruptura real con el uno y con la otra. Ya conocemos la situación de Grecia donde Syriza también quería hacer un plan de choque…

7. No podemos caer a ser co-autores de un plan de choque cosmético y menos aún si esto incluye, como pretende JxS, condicionamientos posteriores en la política de la CUP-CC como por ejemplo votar a favor de los próximos presupuestos que volverán a ser de miseria para muchísimas personas. Pensamos que hay que seguir defendiendo el “Programa plebiscitario” que debatimos y aprobar todas y todos en asamblea y, por tanto, que hay que seguir luchando por la “ruptura nacional, social y democrática “. En este sentido, nuestra política en el ámbito institucional a de servir para movilizar y no al contrario, por tanto: ¡No a la investidura de Artur Mas! —- ¡No a la firma de un plan de choque de gestión de las migajas ni ningún acuerdo que nos ate de pies y manos!

Hay en el dossier otros documentos con posiciones compatibles con lo aquí recogido, y argumentos poderosos. Que sin embargo no hayan conseguido el suficiente apoyo en la CUP demuestra tanto la composición de clase de sus miembros, como su posición de clase claramente pequeño burguesa, deseosa de conciliación o débil ante la burguesía.

Pues bien. Todo esto confirmará su corrección si los órganos de la CUP-CC que decidirán en los próximos días (último, 2 de enero), se pronuncian por investir a Mas y apoyar su propuesta de “plan de choque”, en lugar de rechazarla y desenmascararlo a tope con la denuncia y exigencia de derogación de la austericida ley catalana LEP.

En la CUP algunos están deseando que Junts pel Sí haga algún gesto, alguna pequeña concesión que incline ligeramente la balanza y les facilite decidir el apoyo a Mas. Junts pel Sí se da perfecta cuenta de su fuerza y ya ha dejado claro que no hará ninguna concesión más, confiando en que la CUP dará el paso definitivo para caer en sus brazos, después de hacerse de rogar y cortejar durante tres meses. Le ha tomado la medida a la CUP viendo su disposición a negociar para obtener un “plan de choque” que la misma CUP sabía que era menos que de mínimos, y en la que ni se mencionaba la derogación de la verdadera herramienta austericida de la burguesía catalana, la LEP; y con su insistencia en un candidato de “consenso” ¿para llevar una política burguesa?.

Esta deriva de la CUP ya se veía venir sobre todo desde que empezaron las declaraciones en el sentido de no hacer “descarrilar” el proceso, y se firmó con Junts pel Sí la hoja de ruta, a la que se añadió un Anexo “social” para legitimar la subordinación a la burguesía.

Cuando la independencia se convierte en el bien superior, se acaba tragando de todo, haciéndoselo tragar a los trabajadores/as. La independencia formal con respecto a otro Estado no es más que someterse a otro Estado burgués y se traduce en la falta de independencia de la clase trabajadora con respecto a la política burguesa; simplemente, un cambio en los amos capitalistas y con las mismas políticas de explotación del trabajo y desmantelamiento de los gastos sociales del Estado; y con un mayor fraccionamiento, aislamiento y debilidad de la clase trabajadora.

Quienes están por investir a Mas, temen que yendo a nuevas elecciones se desmoralice el movimiento independentista y suban los autodeterminacionistas que opten por llevar la pelea también en el Estado español porque la vía unilateral está cegada por la correlación de fuerzas en Cataluña, en España y el nulo apoyo exterior; y porque en la clase trabajadora catalana hay todavía fuertes lazos personales y sentimentales con España y temen a una República dominada por la versión catalana del PP: los de CDC.

Quienes optan por apoyar a Artur Mas, están interesados en tensionar al máximo la situación con el Estado español, a riesgo de un “choque de trenes”, para así generar una reacción popular en dirección de la independencia unilateral que resulte irreversible; pero son extremadamente indulgentes con la burguesía catalana porque ni siquiera son capaces de plantearle la exigencia de la derogación de la LEP aprobada por la iniciativa de CiU. Y esto ha sido sin duda favorecido por el resto, incapaz de plantear la cuestión en estos términos tan concretos y contagiosos para toda España pues ayudarían a cuestionar la LOEPSF (como he explicado en mis artículos) en lugar de caer en el trampa del “plan de choque”, pura gestión de la miseria.

Quienes están por investir a Mas creen que así pueden jugar a tope la vía unilateral a la independencia. Se imaginan a sí mismos como intrépidos jinetes que serán capaces de espolear el caballo de la burguesía catalana hacia la República. Pero la burguesía catalana, CDC (ahora Democràcia i Llibertat) se parece más bien a una mula resabiada, terca y desobediente que hará lo que le dé la gana y que desmontará a la primera oportunidad a esta pequeña burguesía radicalizada que quiere conducirla donde tal vez no quiera, porque realmente nunca ha querido o porque deje de querer. A ese sector de la CUP, se le ha subido a la cabeza su posición privilegiada de 10 diputados en el Parlamento, y confunde esa fuerza parlamentaria que puede condicionar muchas cosas, con la verdadera correlación de fuerza entre las clases que puede expresarse de muchas maneras y acabar imponiéndose. El movimiento de masas de la pequeña burguesía se ha debilitado y es incapaz de responder con grandes movilizaciones a las amenazas del Estado (como reconocen en el dossier de la CUP), y se parará cuando la burguesía mande parar. Y la CUP se lo habrá puesto mucho más fácil al reforzar la posición de Artur Mas con su investidura.

Algunos en la CUP parecen soñar con que se pueden obligar a la burguesía catalana a ir más lejos de lo que ella quiera sin que sea una maniobra de recuperación, que la pequeña burguesía puede imponer una República catalana contra los intereses de la burguesía catalana. No ocurrirá. La “clase media” catalana ha demostrado su fuerza festiva (diadas) y parlamentaria, pero no está dispuesta a una lucha a brazo partido contra el Estado español y tampoco contra su burguesía. Y la actitud de la CUP demuestra una vez más, que no aguanta el tirón, que se raja asustada ante el posible resultado desfavorable de unas elecciones y antes que eso traga con lo que juró que nunca tragaría: Artur Mas. Tendría otra opción para ganar fuerza: enfrentarse a la LEP y al TSCG; pero eso sería ir demasiado lejos en su pugna contra la burguesía catalana; lo de romper con la UE queda para los discursos de los “días de fiesta”.

Quienes están por la investidura muestran en sus argumentos que tienen una visión burguesa de la política. Todo se mueve “por arriba”, por las maniobras parlamentarias o de pactos entre partidos que conduzcan a determinadas situaciones de enfrentamiento, ruptura con el Estado que realmente no han sido decididas por la mayoría de los catalanes, y menos de la clase trabajadora, pero que se acaban imponiendo a la población, no por su real concienciación y empoderamiento. Esto es lógico, porque su objetivo principal es el Estado catalán, es decir, perpetuar de forma modificada el dominio de la clase capitalista dando algo más de margen a sectores de la pequeña burguesía hoy un tanto desplazados. Por eso no hay centralidad para el empoderamiento de la clase trabajadora y el pueblo, que de hecho se convierten en comparsas y masa de maniobra de los “generales” y estrategos, sean de Junts pel Sí, o de la CUP. Se puede negociar “planes de choque”, migajas para la gente, pero no ayudarla a empoderarse con una herramienta para unificar y extender sus luchas contra todos los recortes sociales, esto es, la derogación de la LEP y la ruptura con el TSCG de la U.E.

Cuando no se tiene claro que la única política anticapitalista correcta es aquella que sirve para fortalecer el empoderamiento de la clase trabajadora y el pueblo, que tomen las cosas en sus manos, de modo autónomo y cada vez más independiente de las diferentes fracciones de la burguesía, se cae fácilmente en el análisis de los pros y contra de propuestas políticas que permitan alcanzar determinadas cotas de poder o relación de fuerzas institucional, en la competición de partidos políticos, etc. A la hora de la verdad, se impone por tanto el criterio “realista, práctico” de más vale pájaro en mano (Artur Mas) que ciento volando. Lo malo es que el pájaro, se parece más bien a un pajarraco, y ya sabemos aquello de “cría cuervos que te sacarán los ojos”. Con esa actitud política, si el proceso siguiese hasta el final, ya veríamos la birria de proceso constitucional con participación popular que sale, que sólo servirá para legitimar el dominio de la burguesía cutre que es la catalana, con su flamante Estado de los mossos d´esquadra garantes de nuestros derechos y libertades, y un nuevo ejército que no le desmerezca. ¡Pero si ya se está empezando por no denunciar ni la catalana LEP que mañana mismo podría derogarse en el Parlament!

Quienes ya se han pronunciado a favor de la investidura, han demostrado que con su prioridad a la independencia frente al anticapitalismo, se subordinan de hecho a la dirección de la burguesía por la construcción de SU Estado, y que prefieren aprovechar la ocasión de la mayoría de diputados en el Parlament para imponer la independencia, sin referéndum para el proceso, sólo para la futura Constitución, y aunque no cuenten ni con la mayoría de los votos ni con la mayoría de la clase trabajadora, de la que se alejan todavía más con esta investidura, y a la que deberán atacar como fuerza subordinada a Junts pel Sí a la hora de los presupuestos, no derogación de la LEP, etc. Esto no es más que política burguesa con formas seudoradicales.

Si avanza el proceso, sobre todo en estas condiciones, será inevitable no sólo el “choque de trenes” con el Estado español, sino que se produzca una fractura social dentro de la clase trabajadora e importantes sectores populares al interior de Cataluña. Teniendo en cuenta que el proceso no cuenta con el apoyo de las burguesías europeas, finalmente, quienes pueden acabar descarrilándolo son quienes voten a favor de la investidura de Artur Mas que usará el freno de mano, y al coste de un mayor debilitamiento, e intoxicación en la clase trabajadora a cuenta del enfrentamiento entre ambos nacionalismos.

Tres meses (desde el 27-S), para esto, demuestra la gran debilidad teórica y política de los anticapitalistas en la CUP escondida tras su superficial firmeza anti-Mas. Que hayan sido incapaces de reconocer la importancia y potencial de la denuncia de la austericida ley catalana LEP y de la exigencia de su derogación como parte fundamental de cualquier acuerdo táctico o para demostrar su imposibilidad (lo correcto), ya es todo un indicio de su inteligencia política tras tanto cálculo astuto y maniobrerismo.

Se puede hacer también una consideración más de fondo sobre la propia naturaleza de la CUP. La CUP nació con vocación municipalista, pero pretendiendo a la vez estar en los movimientos sociales, en “la calle”; luego se pasó al parlamentarismo queriendo mantener esa línea de basarse en los movimientos sociales.

Pero tanto el nacionalismo como el parlamentarismo, tienen su lógica que acaban imponiéndose: 1) el nacionalismo independentista frente a los intereses de la clase trabajadora catalana y española; el independentismo se antepone al anticapitalismo verdadero; 2) la lucha por el poder parlamentario e institucional para el partido, frente al empoderamiento de la clase trabajadora y su independencia frente a todas las fuerzas, políticas e instituciones de la burguesía, incluido su Estado, sea autonómico o independiente.

La CUP solo tiene un destino: pasar a integrarse cada vez más a la política de la burguesía nacionalista en la dirección de convertirse en otra ERC algo más radicalizada; romperse porque los sectores más anticapitalistas se vayan al rechazar esta deriva. Estos últimos pondrá avanzar en su proceso de rectificación y también de autocrítica recurriendo a los textos que he ido elaborando.

A la hora de la verdad, los hechos pondrán a cada cual en su lugar en cuanto a la verdadera defensa de los intereses de la clase trabajadora y el pueblo contra las burguesías y su Estados, aunque sea el de la República catalana.

Contra la desorientación y la derrota, para romper el pacto de silencio, PASA este ARTÍCULO y hazte agitador y propagandista contra la LOEPSF-LEP y el TSCG de la U.E.

PARA PROFUNDIZAR: algunos de mis artículos más relacionados con éste. CÓPIALO para ir accediendo con tiempo a los enlaces.

A CUP y Endavant: provocad nuevas elecciones en Cataluña y España” (23-12-2015) —- https://kaosenlared.net/a-cup-y-endavant-provocad-nuevas-elecciones-en-cataluna-y-espana/

El 20-D se perdió ¿por qué? Sí a las anticipadas y cómo ganarlas” (22-12-2015) — comentario de rectificación y ampliación — https://kaosenlared.net/el-20-d-se-perdio-por-que-si-a-las-anticipadas-y-como-ganarlas/

Izquierda Unida y Podemos 20D ¿Democracia de leyes, intereses o actitudes?” (15-12-2015) —- https://kaosenlared.net/izquierda-unida-y-podemos-20d-democracia-de-leyes-intereses-o-actitudes/

A los 574 de la CUP. Cómo debilitar a CDC, Ciudadanos, PSC, etc.” (9-12-2014) —- https://kaosenlared.net/a-los-574-de-la-cup-como-debilitar-a-cdc-ciudadanos-psc-etc/

PODEMOS 20-D: del “Juego de tronos” al juego del trilero” (1-12-2015) y comentario ampliando —- https://kaosenlared.net/podemos-20-d-del-juego-de-tronos-al-juego-del-trilero/ Y como archivo PDF que incluye el historial de mis textos en Kaos en la red con los enlaces actualizados https://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2015/12/Podemos-trilero-para-PDF.pdf

La CUP y su programa de puntadas sin hilo” (17-11-2015) —- https://kaosenlared.net/la-cup-y-su-programa-de-puntadas-sin-hilo/

Llamamiento a la CUP y a Catalunya Sí que es Pot: ¡Evitad el desastre!” (14-11-2015) —- comentario respondiendo — https://kaosenlared.net/llamamiento-a-la-cup-y-a-catalunya-si-que-es-pot-evitad-el-desastre/

La CUP y su Anexo como plato de lentejas y hoja de parra” (10-11-2015) — comentario respondiendo– https://kaosenlared.net/la-cup-y-su-anexo-como-plato-de-lentejas-y-hoja-de-parra/

Extenso comentario (6-11-2015) a artículo de Corriente Roja sobre la actitud de la CUP (5-11-2015) https://kaosenlared.net/la-cup-crida-constituent-se-tiene-que-mantener-firme/

CUP-CC: muleta de la burguesía y zancadilla a la clase trabajadora” (29-10-2015) — comentarios — https://kaosenlared.net/cup-cc-muleta-de-la-burguesia-y-zancadilla-a-la-clase-trabajadora-2/

Salvar el Derecho a Decidir y las generales del 20-D: ataquemos su Talón de Aquiles” (6-10-2015) –con comentario —— https://kaosenlared.net/salvar-el-derecho-a-decidir-y-las-generales-del-20-d-ataquemos-su-talon-de-aquiles/

Junts pel Sí se impondría con la abstención cómplice de CUP-CC” (25-9-2015) – con un comentario importante — https://kaosenlared.net/junts-pel-si-se-impondria-con-la-abstencion-complice-de-cup-cc/

A la CUP-CC: tenéis la llave del futuro y os propongo cómo utilizarla” (15-9-2015) — con un interesante debate en los comentarioshttps://kaosenlared.net/a-la-cup-cc-teneis-la-llave-del-futuro-y-os-propongo-como-utilizarla/

CUP-Crida Constituent: entre el “pucherazo” y el “se nos va la olla”” (8-9-2015) —— https://kaosenlared.net/cup-crida-constituent-entre-el-pucherazo-y-el-se-nos-va-la-olla/

PODEMOS, su cuento económico de la lechera y farsa política” (21-8-2015) versión completa en PDF, y comentario mío en la web aclarando, ampliando —– https://kaosenlared.net/podemos-su-cuento-economico-de-la-lechera-y-farsa-politica/

Recomiendo: un texto poderoso, titulado “La política comunista y Podemos. Discusiones con un oportunista “de izquierda” y reflexiones adicionales” de Roi Ferreiro, publicado el 16 de octubre de 2015 en el blog de Inter-Comunistas (antes Comunistas Internacionales; no es una organización, sino un grupo abierto de participación y debate) https://www.facebook.com/comunistasinternacionales (acceded al blog desde este anlace) y el texto os lo podéis descargar directamente en http://www.mediafire.com/download/3ptaa5gg5c5bxd2/RF_-_La_politica_comunista_y_Podemos_15-10-2015.pdf

También de Roi Ferreiro “¿Apoyar a la izquierda o romper con la izquierda? Síntesis de discusiones (2015)” en el mismo blog y acceso directo al pdf en http://www.mediafire.com/download/33ibsytnx4vt3b3/RF_-_Apoyar_o_romper_izquierda_2015.pdf

En el mismo blog, para un balance imprescindible de las Marchas de la Dignidad os remito a “El 22M y más allá. Por la unidad de los trabajadores y trabajadoras europeos contra la legislación austericida”. Podéis descargaros el documento (segunda edición actualizada) http://www.mediafire.com/download/ngk12arzp1qdkdm/2CI_-_El_22M_y_mas_alla_2a_ed_%282015%29.pdf

Otro sitio que quiere ser un “espacio de encuentro, de conocimiento, de análisis, de discusión, de producción y de divulgación.” y donde tienen una revista y editan libros digitales, es la web de Debates. Teoría y praxis en esta dirección http://www.debates.teoriaypraxis.org/

Para acceder a MIS artículos, informes y libros. Para los artículos de 2015, los podéis encontrar poniendo https://kaosenlared.net/author/aurora-despierta/ o escribiendo en Google: Aurora Despierta. Kaos en la red, y cogiendo la primera que aparece, o lo mismo poniendo “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net

PARA NO TENER NINGUNA DUDA, disponer de la relación completa de mis documentos en Kaos en la red, hasta el 1/12/2015 con TODOS los ENLACES CORRECTOS, lo mejor, DESCÁRGATE la versión PDF del artículo “PODEMOS 20-D: del “Juego de tronos” al juego del trilero” (1-12-15) — https://kaosenlared.net/podemos-20-d-del-juego-de-tronos-al-juego-del-trilero/ Y directamente como archivo PDF https://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2015/12/Podemos-trilero-para-PDF.pdf

-->
COLABORA CON KAOS