CUP-CC: muleta de la burguesía y zancadilla a la clase trabajadora

Por Aurora Despierta

La CUP ha tomado una decisión que perjudica a la clase trabajadora catalana y de España; sirve de muleta a la burguesía catalana y hace el juego a la ofensiva españolista. Todos lo acabaremos pagando. ¿Qué podemos hacer?

Por Aurora Despierta

Cuándo y cómo ejercer el Derecho a Decidir debe ser considerado desde la conveniencia de la clase trabajadora. Otra posición, responde a los intereses de la burguesía y la “clase media” subordinada a ella; en esto se incluye la consideración de las consecuencias.

A partir de este criterio general, haré una valoración de los últimos acontecimientos en Catalunya y el resto de España (o Estado español si queréis, pero que prefiero reservar sobre todo al aparato de estado). Pero primero, para dejar las cosas claras y evitar equívocos, en la sección I, quiero dejar sentada cuál es mi posición sobre la cuestión nacional, y la catalana en particular.

He querido escribir un artículo de urgencia. Para todos los argumentos y pruebas que aquí faltan, os remito a todos los que sobre Catalunya y este período he escrito.

Por si hay novedades importantes, tened en cuenta que este artículo se redacta con la información disponible en la noche del 27 al 28 de octubre.

[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados] [PASA este ARTÍCULO para fomentar el imprescindible debate]

I.- El INDEPENDENTISMO catalán HOY y su RELACIÓN con la CLASE TRABAJADORA

El criterio de que Catalunya es una nación soberana, y que por tanto puede ejercer su derecho cuando le plazca, es un criterio democrático-burgués que sirve para oculta la realidad. La nación, como la Humanidad, está dividida por clases con intereses objetivamente antagónicos. Hoy, clase capitalista y clase trabajadora. El Estado es siempre un estado de clase, y por muy republicano y “democrático” que sea, su función hoy es la de garantizar la acumulación de capital, el dominio de la clase capitalista sobre la trabajadora sobre todo. La burguesía se lanza a la independencia, no cuando le conviene “a la nación”, sino ante todo cuando le conviene a ella; en tanto, puede renunciar al independentismo, conformarse con una autonomía, incluso llamar a las fuerzas represivas y militares del Estado “opresor” o de otro extranjero, para aplastar a sus trabajadores y pueblo.

Catalunya, si lo quieren los catalanes, puede ser definida como una nación, aunque no existe, a diferencia de con respecto al Estado, una medida objetiva y exacta para decidir qué es o no una nación y decir lo contrario no es más que caer en las mistificaciones de la ideología burguesa en base a la historia, la lengua, la cultura, la raza, el territorio, etc. El concepto de nación y el nacionalismo, están íntimamente unidos al desarrollo del capitalismo, su mercado, y al poder de la burguesía y su Estado. Pero el criterio democrático debe imperar pese a las pretendidas justificaciones pseudo-científicas.

Catalunya, por mucho que insistan los demagogos y falsificadores, no es una colonia, tampoco está “explotada por España”. No sufre una sangrante opresión nacional, ni limitación de los derechos nacionales, sociales y humanos más básicos; no hay guerra contra ella, ni limpieza étnica, etc. Cierto sí, que los catalanes sufren un nivel de opresión en su derecho democrático a decidir su futuro, y debe respetarse su voluntad de independizarse si lo quiere una mayoría cualificada (no debiera bastar con el 51%, tan volátil) y en especial, la mayoría de su clase trabajadora.

¿Es hoy progresista la independencia de Catalunya? Hoy Catalunya podría independizarse de España y constituir su propio Estado burgués, de corte republicano (ya que no hay ninguna pretensión monárquica catalana, ni quieren estar sometidos a la Corona española como países del antiguo imperio británico lo siguen estando a la Corona británica). Pero Catalunya, por mucho que le pese a la CUP-CC, y si no lo impide el Estado español y otros europeos, estaría sometida, como socio menor, a las decisiones de la Unión Europea, y por tanto, muy influenciada por el predominio económico y político de otras burguesías; muy parecido sería si no estuviese en la UE dado el grado al que ha llegado la globalización. Por tanto, hoy, la independencia de Catalunya, tanto económica como política, sería muy relativa.

Teniendo en cuenta el punto de partida, las perspectivas del capitalismo y la estrategia general de la clase capitalista europea y mundial, lo que sí conseguiría es debilitar más a la clase trabajadora del conjunto de España:

a) a los catalanes, por separarlos de sus hermanos de clase de España y hacer en la práctica mucho más complicada su unidad en la lucha; podrían sentirse más divididos entre sí a cuenta de sus sentimientos de pertenencia nacional dispares, y más debilitados por la presión burguesa para “construir nación” “sacar adelante Catalunya”, “cumplir con los requisitos de la UE”, etc.

b) a los españoles (vascos, madrileños, andaluces, gallegos…) les debilitaría perder la fuerza de una clase trabajadora numéricamente tan relevante y con el potencial político de lucha de la catalana.

Lo que para mí es muy importante es que a la vez que no podemos negar el derecho a decidir (o de autodeterminación nacional) tampoco podemos caer en el cretinismo autodeterminista, porque un derecho democrático-burgués, como es éste, puede servir para defender los intereses de la burguesía contra los trabajadores. Os remito al caso tan esclarecedor de la independencia de Finlandia, rompiendo con Rusia en 1918, comentado por mí en otros artículos, para que se caiga la sacralización de ese derecho que, también, puede ser contrarrevolucionario en determinadas circunstancias. Por eso, antes que el derecho a la autodeterminación, hay que considerar siempre, lo que conviene a nuestra clase, porque la burguesía, cuando levanta ese derecho, piensa, no en la Nación, sino ante todo, sobre todo y por encima de todo, en sus intereses de clase, y por ello, si le hace falta, vende a su Nación a las potencias extranjeras con tal de salvar sus intereses, propiedad y beneficios. Que no se los olvide nunca.

Su Agenda política no es nuestra Agenda. Por eso, reconociendo el derecho a la independencia, tenemos derecho a oponernos en el cuándo y en el cómo porque no nos convienen, y a resistirnos a los pasos que se den.

Hay gente de izquierda, y revolucionarios y comunistas, que dicen que hoy la independencia de Catalunya, además de responder a un derecho democrático, puede ser el factor más importante para desencadenar una crisis política en España. Porque la independencia catalana, de corte republicano, suponga la crisis también de la Monarquía española, la llegada de la República a España.

Pudiera ser, pero me parece muy improbable dada la actual correlación de fuerzas y escaso cuestionamiento a Felipe VI. Además, poner esto en primer plano, denota una visión burguesa de cuáles son las necesidades políticas de la clase trabajadora. En las actuales circunstancias históricas, de desarrollo del capitalismo, la caída de una Monarquía para nada tiene comparación con lo que podía significar a finales del siglo XVIII (revolución francesa) o en el siglo XIX, o incluso a principios del XX. Ya se vio en la II República española, que la caída de la Monarquía no supuso el menor peligro para la existencia del Estado burgués, al punto que la mayoría de su ejército impuso la guerra civil para servir mejor a las necesidades contrarrevolucionarias del capitalismo español. Hoy, la caída de la Monarquía española, supondría todavía menos políticamente y en la correlación de fuerzas entre las clases, teniendo en cuenta la extrema debilidad y desorientación de la clase trabajadora.

Lo más importante no es la monarquía, sino lo que he dicho sobre el debilitamiento que para el conjunto de nuestra clase supondría la “marcha” y aislamiento mayor de los trabajadores/as catalanes.

Las últimas elecciones autonómicas catalanas del 27 de septiembre, que han tenido también extraoficialmente un marcado carácter plebiscitario, han mostrado con claridad, que el independentismo no está apoyado por la inmensa mayoría de la clase trabajadora. Peor todavía, que frente a la independencia, parte de la clase trabajadora parece haber caído en posiciones españolistas que no sólo son contrarias a la independencia, sino al derecho a decidir, como revela el ascenso meteórico de Ciudadanos en el llamado “cinturón rojo” de Barcelona, en las comarcas con mayor número de polígonos industriales, de clase trabajadora industrial.

Por mucho que la CUP-CC y los nacionalistas quieran negarlo, la división entre partidarios y contrarios a la independencia y al derecho a decidir, no es meramente política, sino también hasta cierto punto de clase (aunque hay burgueses y sectores de “clase media” españolistas) y de sentimiento de pertenencia nacional, más acusado a España entre los trabajadores de las comarcas industriales, y sobre todo de los que nacieron fueron de Catalunya o hijos de estos, y seguramente, cuanto más avanzada es su edad.

Por tanto, el conflicto no es sólo entre Catalunya y el Estado español, sino también un conflicto al interior de los catalanes, que atraviesa también a la clase trabajadora y que según se gestione, podría llevar a pésimos escenarios de división, y hasta de enfrentamiento civil. Y quien no quiera reconocerlo así, es que está ciego.

Y precisamente, se está gestionando de la peor manera posible, y en esto la CUP-CC tiene una gigantesca responsabilidad porque dice ser anticapitalista y estar del lado de los trabajadores/as y sectores populares.

II.- La CUP-CC, la MULETA en la que se APOYA la BURGUESÍA INDEPENDENTISTA y con la que PONDRÁ la ZANCADILLA a la CLASE TRABAJADORA

La CUP-CC ha firmado con Junts pel Sí un pacto que les lleva a ir juntos en lo que es básicamente la “hoja de ruta” de Junts pel Sí, sólo que algo más acelerada, y que debiera ser aprobada por su mayoría parlamentaria a la mayor brevedad.

La CUP-CC, teniendo en cuenta los votos obtenidos, está avalando el PUCHERAZO de la burguesía independentista, pues pretende imponer un curso a la independencia con un apoyo electoral claramente insuficiente (que recurran al argumento de los escaños tan poco representativos, debiera darles vergüenza), y para más inri, con el rechazo explícito de un sector, cuando menos importantísimo, de la clase trabajadora más claramente proletaria.

Porque podríamos ponernos a considerar si determinados asalariados son clase trabajadora o una fracción de la moderna pequeña burguesía (como entre los funcionarios, tanto por su estatus “blindado”, como sobre todo por su papel en la sociedad para asegurar la reproducción de la sociedad capitalista). El caso es que el independentismo no goza del apoyo mayoritario entre el sector económica y políticamente decisivo de la clase trabajadora, que es el industrial, de donde surge la plusvalía que sostiene el capitalismo actual y su proceso de acumulación, y donde haría falta romper para acabar con las relaciones sociales de producción capitalista.

Si la CUP-CC ha firmado esa “hoja de ruta”, está claro que no va a descarrilarla ahora impidiendo que se forme un Govern nacionalista burgués para llevarla adelante, sea o no con Artur Más a la cabeza. La burguesía independentista, CDC y ERC, obtenida la firma de la CUP-CC, si hace falta, acabará sacrificando a Mas, porque Mas no es el proceso independentista, y por querer imponerle, sería idiota sacrificarlo todo, salvo que quiera usarlo de excusa para echarse atrás después de haber montado todo este numerito, viendo la reacción del Estado español según se vaya desarrollando, pero permitiéndoles quedar como mártires para seguir alimentando el nacionalismo, la “unidad nacional”.

La CUP-CC ya puede querer soñar y vendernos la moto, pero este proceso va a obedecer sí o sí, ante todo y sobre todo, a los intereses de la burguesía. Y no puede ser de otro modo, se ponga como se ponga la CUP, porque la relación de fuerzas entre las clases sociales allí donde de verdad cuenta, en las empresas, centros de estudio, barrios y en la calle, es abrumadoramente favorable a los capitalistas y contrario a la clase trabajadora y sectores populares. Sólo el cretinismo parlamentario, el espejismo de contar con un número de diputados decisivos en los procesos parlamentarios, podría llegar a ocultar esta realidad.

Por eso, el proceso constituyente, abierto, participativo, etc., podrá ser todo lo que quieran pero ante todo, un teatrillo, un paripé. Primero, por la gran debilidad de la clase trabajadora y el pueblo, por su bajo nivel de cuestionamiento del capitalismo y de su Estado, y sobre todo porque de ahí es inimaginable que pueda surgir ni siquiera la propuesta, y menos su aceptación por la burguesía, de nada que limite su sacrosanto derecho a la propiedad privada, al beneficio, y la existencia y control de su Estado burgués. Dicho esto, todo lo demás son palabras menores en las que caben kilos de demagogia, palabras y compromisos vacíos que la legislación concreta, y sobre todo el funcionamiento del capitalismo y de los aparatos de Estado burgués, se encargará de desmentir o poner en su sitio.

Así que, bajo palabrería democrática, la CUP-CC está dando su bendición a un proceso constituyente 100% burgués. Frente a eso, lo único que cabe es potenciar la independencia política y organizativa de la clase trabajadora, porque la única manera de obtener poder no será participar en los tinglados “participativos” para elaborar la constitución, sino luchar por sus necesidades en las empresas, centros de estudio, barrios, y en la calle, haciendo paros, huelgas, manifestaciones…

El proceso participativo constituyente vale una mierda comparado con lo que este proceso va a suponer de división y hasta de enfrentamiento dentro de la clase trabajadora en Catalunya, separada por sus sentimientos de pertenencia nacional, y también por su enfrentamiento a importantísimos sectores de la “clase media”, en lugar de liderarla.

Esa pequeña burguesía independentista, apoyándose en el poder de la burguesía, puede volverse con mucha hostilidad a los importantísimos sectores de la clase trabajadora que legítimamente rechazarán este PUCHERAZO o bien, contaminados por un nefasto españolismo antidemocrático, niegan a los catalanes incluso el derecho a decidir si o no independencia (“La soberanía nacional reside en el [conjunto del] pueblo español”, dice la Constitución)

III.- La CUP-CC ALIMENTANDO la caldera para el CHOQUE de TRENES

Que la máxima responsabilidad de todo lo que vaya a ocurrir la tiene el PP de Rajoy, el gobierno español, junto con partidos como Ciudadanos, UPyD, y la colaboración fundamental del PSOE, y la burguesía que les apoya, no quita para que la CUP-CC tenga la suya por su apoyo a CDC-ERC.

No basta con decir que se tiene un derecho y querer ejercerlo. Hay que ser responsable a la hora de elegir el cuándo y el cómo, porque de lo contrario se puede causar mucho daño a quien no lo merece, e incluso a sí mismo. Y eso es lo que muy probablemente va a ocurrir aquí.

Claro que los trabajadores/as tenemos derecho a hacer huelga, pero sólo un idiota, un irresponsable, un aventurero, o un provocador, llamaría a hacerla y presionaría a secundarla, o impondría hechos consumados (bloqueo de secciones clave en empresas, de carreteras… sabotajes…) cuando una evaluación racional nos diría que es el peor momento para hacerla, por nuestra debilidad y poca capacidad de resistencia, porque la mayoría de los trabajadores/as no están convencidos y decididos, porque la patronal está en su momento más fuerte, porque toda la legislación y aparato del Estado la apoya, porque contamos incluso con la hostilidad de la “clase media”, porque están deseando que hagamos un movimiento en falso para lanzar una ofensiva, para darnos un escarmiento, despedir a los más combativos y significados, etc. De sentido común. Y podría poner casos hipotéticos con consecuencias todavía más desastrosas por la irresponsabilidad de los “revolucionarios”. Diríamos que la culpa de lo que nos pasase la tendría la burguesía y su Estado, pero quienes habrían impulsado semejante lucha tendrían una enorme responsabilidad política.

Como lo expresé en un llamamiento público con muchos días de antelación a las elecciones, previendo este escenario que ahora se abre bajo nuestros pies [leed sin falta mi artículo “A la CUP-CC: tenéis la llave del futuro y os propongo cómo utilizarla” (15-9-2015) enlace a final], y he insistido en muchos artículos desde entonces (con mayor precisión en el calendario), la CUP-CC tenía la posibilidad de agotar el plazo parlamentario hasta el 9 de enero, de modo que se pudiese saber mejor a qué atenerse teniendo en cuenta el resultado de las elecciones generales en España del 20D, y en su caso impedir la formación de Govern, y provocar la convocatoria de elecciones catalanas, con lo que se daría todavía más tiempo para saber cómo actuar y debilitar a la burguesía catalana también. Y durante todo este período y con ese acto de no colaboración con un PUCHERAZO político (minoría electoral impone marcha a la independencia), podría aprovechar las negociaciones, conferencias de prensa, la tribuna parlamentaria, la actuación en los ayuntamientos, en la calle…. para hacer una campaña de verdad anticapitalista (priorizando sobre la LOEPSF, el TSCG y la catalana LEP por su relación directa con los recortes sociales que afectan a la clase trabajadora y el pueblo) que fomentaría la unidad de los trabajadores/as, tanto catalanes, como del conjunto de España, y debilitaría a CDC, PP-Ciudadanos y al PSOE, y al españolismo.

Pero la CUP-CC, en lugar de elegir el camino que más favorecía a los trabajadores/as catalanes, a la lucha contra el españolismo en la clase trabajadora (tanto en Catalunya como en el resto de España), a fomentar la unidad de la clase trabajadora en el conjunto de España, y el respeto en el resto de España al derecho a decidir de los catalanes (unos independentistas catalanistas dando ejemplo democrático), a no dar la ocasión al Estado para lanzar una ofensiva contra los catalanes y contra todos nosotros, digo que ha elegido el peor camino, con el que más posibilidades tiene de ganar el Estado, el españolismo, y dividir, enfrentar y debilitar más a la clase trabajadora, a escala de Catalunya y de toda España.

Por mucho que la CUP-CC se ponga las anteojeras y mida sus movimientos según la relación de fuerzas entre los que en Catalunya son o no independentistas y su tipo (ellos y CDC y ERC), la posición del Estado español es fundamental, y esto depende finalmente de la correlación de fuerzas en España entre los que respetan y los que no, el Derecho a Decidir, del peso del españolismo, de la capacidad del movimiento obrero y popular en España para debilitar a la burguesía españolista y su Estado.

Es tan irresponsable, que ni siquiera resulta inteligente en términos burgueses (salvo como un órdago para presionar al máximo para conseguir finalmente alguna negociación por objetivos menores), porque semejante proceso, con tan poco aval democrático de partida y la total oposición del Estado español, lo tiene más que crudo para conseguir el reconocimiento y apoyo de otros Estados burgueses (que sean relevantes internacionalmente), imprescindible para su reconocimiento en la ONU, sin el cual, la República catalana podrá dedicarse al onanismo nacionalista, pero a nada más. Esto provocará mayores tensiones dentro de la burguesía catalana entre españolistas e independentistas, e incluso al interior de estos, entre los más inclinados a buscar algún compromiso con España y los que no. En la práctica supone que el proceso deberá moderarse y dar más peso a la negociación con el Estado español. Pero eso no quiere decir que de partida se inicie un proceso de negociación, sino que como en muchas guerras, acabe en eso. Lo malo es lo que irá ocurriendo entre tanto, cómo lo pagaremos nosotros, la clase trabajadora y el pueblo.

En cuanto al escenario español-catalán, ya veremos cómo se desarrolla y como acaba esto. Como previne desde el primer día, es posible que la situación llegue a tal punto que permita al Estado no sólo aplicar el artículo 155 de la Constitución (con amplio abanico de posibilidades), y movilizar a la Guardia Civil (tal vez incluso al Ejército), sino suspender la convocatoria de elecciones generales del 20D (“Cataluña no reúne las condiciones para celebrarlas con normalidad y garantías, y sin ella no se pueden llevar adelante en España”), manteniendo al PP en el Gobierno de España con todo lo que eso puede significar de poderes extraordinarios al no haberse convocado el Congreso y el Senado (gracias a las Diputaciones Permanentes), y caso de realizarse o cuando lo sean, hacer que girasen sobre “salvar la unidad de España” y fomentar el veneno españolista en la clase trabajadora y pueblos de España, en vez de sobre las cuestiones económicas, sociales, democráticas, la corrupción….

Y en Catalunya todo volvería a polarizarse en la “cuestión nacional”, el enfrentamiento con el Estado español, quedando aparcadas las reivindicaciones de la clase trabajadora y el pueblo contra la explotación, los recortes, etc., e incluso los escándalos de la corrupción, porque se impondría conseguir el máximo de unidad en el “frente nacional”, lo que exige también de la CUP ese aparcamiento. Y esto se lo deberemos también a la política de la CUP-CC.

La CUP-CC ha demostrado ya definitivamente ser una organización pequeño burguesa, que pone por delante de cualquier otra consideración la Nación catalana (o sea, la unidad con su burguesía), la construcción de un Estado burgués catalán, y que por ello se pliega a la Agenda de la burguesía y acabará dando su apoyo (votando sí, porque ya no basta con abstenerse) a un gobierno burgués catalán, con el lavado de cara de que no esté presente Artur Mas.

¿Ha impulsado a la CUP-CC el cálculo de que si esperan a las elecciones generales en España, el escenario no puede cambiar radicalmente a favor del derecho a decidir –no está por él el PSOE-, pero sí lo suficiente como para que muchos catalanes aparquen la independencia porque se ofrecen otras salidas, y que por tanto se desinfle el independentismo, y perdiese incluso en caso de un referéndum o una consulta legal no vinculante?

¿O, también, porque piensan que, salvo por el Tribunal Constitucional, en estos momentos el Estado está un tanto bloqueado pues el artículo 155 necesita de la mayoría absoluta del Senado (134/266) que está disuelto (como el Congreso)? Pero disueltos el Congreso y el Senado, siguen existiendo sus Diputaciones Permanentes que “representarán a los grupos parlamentarios, en proporción a su importancia numérica.” (art. 78 Constitución Española)

El artículo 78 dice: “Las Diputaciones Permanentes [del Congreso y del Senado] estarán presididas por el Presidente de la Cámara respectiva y tendrán como funciones la prevista en el artículo 73, la de asumir las facultades que correspondan a las Cámaras, de acuerdo con los artículos 86 y 116, en caso de que éstas hubieran sido disueltas o hubiere expirado su mandato, y la de velar por los poderes de las Cámaras cuando éstas no estén reunidas.”

Si con un conocimiento superficial de la legislación, podría haber alguna duda de que la Diputación Permanente del Congreso podría ayudar a la aplicación del art. 155, no queda ninguna duda con respecto a lo siguiente.

El Estado sí podría aplicar, con el artículo 116 de la misma, el estado de alarma, el estado de excepción y el estado de sitio, porque como dice ese artículo 116: “Disuelto el Congreso o expirado su mandato, si se produjere alguna de las situaciones que dan lugar a cualquiera de dichos estados, las competencias del Congreso serán asumidas por su Diputación Permanente.”.

Si esto es posible para algo tan grave como esos estados excepcionales, más debiera serlo para un asunto de menor importancia como la aplicación del 155 a determinados responsables políticos.

Y me parece que por el artículo 78 y 86, el gobierno podría conseguir la aprobación de Decretos-leyes gracias a esas Diputaciones Permanentes.

La ley orgánica que regula esos estados, y que podrían ser de aplicación en Catalunya y en más territorios, es la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio.

Así que el gobierno español en funciones y el Estado no va estar mancos en el período hasta la formación del nuevo Congreso y gobierno de España.

La burguesía españolista se está demostrando torpe, pero ha llegado el momento en el que se pondrá “la pilas” debidamente asesorada por Alemania y otros Estados que no están interesados, al menos de momento, en el independentismo catalán.

La CUP-CC, va a tener una responsabilidad muy grande en todo lo malo que suceda a partir de ahora. Podía haber elegido otro camino que, respetando los derechos democráticos de los catalanes, y sobre todo fomentando la unidad de la clase trabajadora respetando esos derechos, debilitase más a nuestro enemigos, los dividiese, sembrase la confusión sobre la mejor estrategia, en lugar de ponérselo en bandeja a los sectores más reaccionarios y en las condiciones de mayor debilidad y desorientación para nuestra clase y pueblo.

IV.- ¿QUÉ ACTITUD DEBIERA TENER la CLASE TRABAJADORA? ¿Qué debemos defender los comunistas y anticapitalistas proletarios en Catalunya y en toda España?

Si la clase trabajadora quiere poner por delante sus intereses presentes y futuros, preservar su independencia de clase, no seguir a unos y caer en brazos de otros, todas fracciones de la clase burguesa defendiendo su Estado burgués, fomentar su unidad de clase y acabar por liderar al pueblo, debiera seguir estos criterios.

1).- Defensa del Derecho a Decidir (o de autodeterminación nacional) para los catalanes. 2).- Rechazo del PUCHERAZO de Junts pel Sí y de la CUP-CC. 3).- Rechazo de la intervención represiva del Estado español que no tiene como objetivo defender las libertades, sino imponer la unidad obligatoria en el Estado español, negando el derecho a Decidir. 4).- Preservar la unidad de la clase en Catalunya y en toda España poniendo por delante nuestras necesidades, rechazando la estrategia común y conjunta de ambas fracciones capitalistas: reformas laborales regresivas, recortes sociales a cuenta del Trío Austericida 135-LOEPSF-TSCG de la U.E., y de su “hermana menor”, la catalana LEP (explicaciones en mis artículos), y el recorte de las libertades (“ley mordaza”, artículo 155, actuaciones de los mossos, negación del derecho a decidir nacional y en más cuestiones…). 5).- Por la opción de una libre unión de los pueblos de España en un estado en el que se siga reconociendo su derecho a la independencia.

En cuanto a la responsabilidad que tienen Izquierda Unida, Podemos, y los “revolucionarios” y “comunistas”, vale de guía mi artículo “Salvar el Derecho a Decidir y las generales del 20-D: ataquemos su Talón de Aquiles” (6-10-2015), enlace en la relación que sigue.

Puede que ahora empecemos de verdad a pagar muy caro el precio por no haber luchado desde mayo de 2012 contra la LOEPSF, renunciando por tanto a su enorme potencial para unificar todas las luchas contra los recortes sociales y de ahí animar a otras luchas, también en las empresas, gracias a la Reivindicación Común: “Derogación de la LOEPSF, motor de todos los recortes sociales y privatizaciones por priorizar el déficit cero y el pago de la deuda pública y su reducción al 60% del PIB, para 2020; derogación de su “madre”, la reforma del 135; ruptura con su “padre” el tratado TSCG de la UE”. Esto habría podido elevar exponencialmente el nivel político de las luchas y el descrédito de PP, PSOE, Ciudadanos, etc. Por eso, todos lo han evitado, y ahora nos encontramos así. Tenéis todos mis artículos para comprobarlo y reflexionar sobre esto.

PARA PROFUNDIZAR: algunos de mis artículos más relacionados con éste. CÓPIALO para ir accediendo con tiempo a los enlaces.

PSOE 20D: ¿el milagro que evitaría derogar el 135 y su “hija” la LOEPSF?” (26 octubre 2015) —- https://kaosenlared.net/psoe-20d-el-milagro-que-evitaria-derogar-el-135-y-su-hija-la-loepsf/

PODEMOS ¿qué margen tendría para reformas?” (22-10-2015) –un comentario mío —- https://kaosenlared.net/podemos-que-margen-tendria-para-reformas/

En PODEMOS algunos cuestionan ¿por fin? el TSCG ¡pero NO la española LOEPSF!” (20-10-2015) —- https://kaosenlared.net/en-podemos-algunos-cuestionan-por-fin-el-tscg-pero-no-la-espanola-loepsf/

““¡No es una estafa! Es una crisis (de civilización)” de Emilio Santiago Muiño. Comentarios” (14-10-2015) —– https://kaosenlared.net/no-es-una-estafa-es-una-crisis-de-civilizacion-de-emilio-santiago-muino-comentarios/

Salvar el Derecho a Decidir y las generales del 20-D: ataquemos su Talón de Aquiles” (6-10-2015) –con comentario —— https://kaosenlared.net/salvar-el-derecho-a-decidir-y-las-generales-del-20-d-ataquemos-su-talon-de-aquiles/

27S ¿Qué nos dice de los trabajadores; de CUP-CC y CatSQPot? ¿Y ahora qué?” (1-10-2015) —- https://kaosenlared.net/27s-que-nos-dice-de-los-trabajadores-de-cup-cc-y-catsqpot-y-ahora-que/

Junts pel Sí se impondría con la abstención cómplice de CUP-CC” (25-9-2015) – con un comentario importante — https://kaosenlared.net/junts-pel-si-se-impondria-con-la-abstencion-complice-de-cup-cc/

CUP-CC, JpSí y “Madrid”. ¿Mejor choque de trenes que detenerse de momento?” (21-9-2015) —– https://kaosenlared.net/cup-cc-jpsi-y-madrid-mejor-choque-de-trenes-que-detenerse-de-momento/

A la CUP-CC: tenéis la llave del futuro y os propongo cómo utilizarla” (15-9-2015) — con un interesante debate en los comentarioshttps://kaosenlared.net/a-la-cup-cc-teneis-la-llave-del-futuro-y-os-propongo-como-utilizarla/

Catalunya Sí que es Pot: la mentira de su lucha contra la austeridad” (11-9-2015) —— https://kaosenlared.net/catalunya-si-que-es-pot-la-mentira-de-su-lucha-contra-la-austeridad/

CUP-Crida Constituent: entre el “pucherazo” y el “se nos va la olla”” (8-9-2015) —— https://kaosenlared.net/cup-crida-constituent-entre-el-pucherazo-y-el-se-nos-va-la-olla/

Zombis: un género contra el precariado (trabajador precarizado)” (24-8-2015) — un comentario mío —- https://kaosenlared.net/zombis-un-genero-contra-el-precariado-trabajador-precarizado/

PODEMOS, su cuento económico de la lechera y farsa política” (21-8-2015) versión completa en PDF, y comentario mío en la web aclarando, ampliando —– https://kaosenlared.net/podemos-su-cuento-economico-de-la-lechera-y-farsa-politica/

27-S. Sí a decidir. No al “pucherazo” independentista contra la clase trabajadora” (6-8-2015) —- con un interesante debate en los Comentarios https://kaosenlared.net/27-s-si-a-decidir-no-al-pucherazo-independentista-contra-la-clase-trabajadora/

Varoufakis nos advierte. Sigamos igual y Schäuble nos aplastará. El secreto de su Plan” (4-8-2015) —- https://kaosenlared.net/varoufakis-nos-advierte-sigamos-igual-y-schauble-nos-aplastara-el-secreto-de-su-plan/

Catalunya 27-S. El independentismo hoy, y el “españolismo”, contra la clase trabajadora” (29-7-2015) con versión PDF en la que tenéis la relación de los artículos de 2015 —- https://kaosenlared.net/catalunya-27-s-el-independentismo-hoy-y-el-espanolismo-contra-la-clase-trabajadora/

Catalunya. Expolio fiscal, LOEPSF, subordinación a la clase media independentista, derrota de los trabajadores PDF” (24/2/2014) Seleccionado como “Destacado”. Archivo PDF con cuadros sobre las balanzas fiscales —– http://2014.kaosenlared.net/secciones/s2/izquierdaadebate/item/81532-catalunya-expolio-fiscal-loepsf-subordinaci%C3%B3n-a-la-clase-media-independentista-derrota-de-los-trabajadores-pdf.html

Para un balance imprescindible de las Marchas de la Dignidad os remito a “El 22M y más allá. Por la unidad de los trabajadores y trabajadoras europeos contra la legislación austericida”. En el blog de Inter-Comunistas (antes Comunistas Internacionales; no es una organización, sino un grupo abierto de participación y debate) https://www.facebook.com/comunistasinternacionales podéis descargaros el documento (segunda edición actualizada) http://www.mediafire.com/download/ngk12arzp1qdkdm/2CI_-_El_22M_y_mas_alla_2a_ed_%282015%29.pdf

Otro sitio que quiere ser un “espacio de encuentro, de conocimiento, de análisis, de discusión, de producción y de divulgación.” y donde tienen una revista y editan libros digitales, es la web de Debates. Teoría y praxis en esta dirección http://www.debates.teoriaypraxis.org/

Recomiendo: un texto poderoso, titulado “La política comunista y Podemos. Discusiones con un oportunista “de izquierda” y reflexiones adicionales” de Roi Ferreiro, publicado el 16 de octubre de 2015 en el blog de Inter-Comunistas (antes Comunistas Internacionales; no es una organización, sino un grupo abierto de participación y debate) https://www.facebook.com/comunistasinternacionales y el texto os lo podéis descargar directamente en http://www.mediafire.com/download/3ptaa5gg5c5bxd2/RF_-_La_politica_comunista_y_Podemos_15-10-2015.pdf

Para acceder a los artículos, informes y libros. Para los artículos de 2015, los podéis encontrar poniendo https://kaosenlared.net/author/aurora-despierta/ o escribiendo en Google: Aurora Despierta. Kaos en la red, y cogiendo la primera que viene, o lo mismo poniendo “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net

ADVERTENCIA. Si desde este u otro artículo visitáis alguno de los artículos previos a 2015, tened en cuenta que las direcciones de Kaos cambiaron a raíz del nuevo Kaos (en el viejo Kaos a las tres w les sustituyó 2014, pero no sirve modificarlo tal cual en la dirección pues persiste la instrucción vieja si no se elimina previamente el formato en un archivo txt) y por eso, no funcionarán los enlaces que yo incluía en los viejos artículos.

PARA NO TENER NINGUNA DUDA, disponer de la relación completa de mis documentos en Kaos en la red, hasta el 10/2/2015 con TODOS los ENLACES CORRECTOS, lo mejor, DESCÁRGATE la versión PDF del artículo “PODEMOS se pronuncia por cumplir con la austericida LOEPSF. De la indefinición a la traición. Y archivo PDF” (23/2/2015) ——- https://kaosenlared.net/podemos-se-pronuncia-por-cumplir-con-la-austericida-loepsf-de-la-indefinicion-a-la-traicion-y-archivo-pdf/

-->
COLABORA CON KAOS