Cuenta atrás para la disolución de la OTAN

Publicidad

A nadie se le pasa que el Imperio Americano está en caída libre. El IV Reich de los 1000 años se queda sin fuelle económico transformado en una olla a presión social. Deborado desde dentro por el cáncer capitalista en su fase neoliberal, la Guerra Comercial establecida por la Administración Trump ha dinamitado a base de sanciones y debilitado tanto sus propios tratados como sus alianzas y socios. USA se ha retirado de múltiples tratados y ninguneado numerosas instituciones internacionales. Tal es el punto que se ha propuesto el traslado de la sede de la ONU de New York a Sochi. En pocas palabras, se da por finiquitado el Imperio Americano (3 Evidencias y 1 Certificado de Defunción del Imperio Americano).

Ahora bien, queda una pregunta clave, trascendental para nuestros tiempos: qué será de la OTAN. Por su propio diseño, la lucha contra el extinto bloque soviético, la alianza ha perdido su razón de ser. Se ha mantenido viva artificialmente por demasiado tiempo. Si bien durante un tiempo fue el brazo armado del Imperio, ahora que este ha caído, se ha convertido en un engendro lleno de tensiones que amenaza a sus miembros. A nadie parece ya convenirle. Todo esto es de sobra conocido por los propios miembros.

Todo indica que primero veremos profundizar en tensiones internas en los países miembros, tal vez la próxima recesión, que obligará a algunos a no cumplir con los acuerdos, caso de USA o Europa. Posteriormente veremos tensiones externas, entre miembros de la alianza (recordar Turquía-Grecia-Chipre, Turquía-USA, UK-Argentina (aliada), Polonia-Países Bálticos, Francia-USA por el control del Sahel, UK-USA por el control de la Commonwealth). Turquia pivotando entre Rusia y USA; UK saliendo de la UE; USA amenazando la estabilidad europea: sanciones, la estrategia de los tres mares, bloqueo de suministro de gas y petróleo; las guerras del gas, bloqueo del One Belt One Rute… Es posible que el desacuerdo y solución se de en medio de maniobras bélicas, como las tensiones en el bloque suscitadas por la guerra en Siria o contra Irán. Añadamos que Europa ya ha propuesto la creación del euroejército.

Sea como sea la infame alianza no sobrevivirá. La pregunta no es «qué será de la OTAN», sino «cuánto tiempo tardará en disolverse». Dependerá de la velocidad en que se restablezca la política multipolar de bloques, proceso ya iniciado.

El mundo de bloques comportará para las viejas potencias una vuelta al mundo colonialistas. Una vuelta fallida, ya que la producción, y con ella la valorización, permanecerá por largo tiempo en el sudeste asiático. La Recolonización solo beneficia a las corporaciones, extractivistas y monopolistas. La nueva colonización es la de la usurpación de todo, transformado a los estados colonias y suplantando a los propios estados. Es la ocupación militar de los propios territorios, observable en el acaparamiento de la riqueza en cada vez menos manos y mayores niveles de desigualdad global. Esto tampoco funcionará, ya que el extractivismo es intensivo en capital y recursos, y ya no quedan. El militarismo contrae los mercados aumentando las tensiones. La represión lleva a la parálisis económica.

Después de este lapso postcolonialista y tumultuoso ya iniciado solo quedará claridad.

Salud! PHkl/tctca

Fuente – https://tarcoteca.blogspot.com/2019/10/cuenta-atras-para-la-disolucion-de-la.html 28.10.2019

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More