Cubanos en el Amazonas: Hacer sustentable el control de la malaria

Cubanos en el Amazonas: Hacer sustentable el control de la malaria

En solo un año la cifra de infectados bajó a la mitad, con un programa integrado que comprende el diagnóstico y tratamiento precoz del paciente, la búsqueda activa de enfermos, el manejo de los criaderos de mosquitos…

Ana Margarita González, enviada especial

Solo con llegar a la gerencia de Endemias del municipio de Careiro Castaño, en el Amazonas, percibo la desatención de autoridades locales a esta institución de salud. Por paredes y techos se filtra la lluvia; los murciélagos se adueñaron de la cubierta imponiendo su olor característico; los recursos para trabajar son limitados.

En estas condiciones muchas personas no quieren laborar, pues además los salarios tampoco son un incentivo. Aun así el médico veterinario cubano Alexis Asencio Fournier lleva un año “rodilla en tierra” junto a ellos en la lucha contra uno de los vectores de mayor transmisión de malaria en la región: el Anófeles darlingi.

“Cuando llegué en noviembre del 2007 había más de 9 mil casos de malaria en esta región, donde habitaban alrededor de 28 mil personas. En solo un año esa cifra bajó a la mitad, con un programa integrado que comprende el diagnóstico y tratamiento precoz del paciente, la búsqueda activa de enfermos, el manejo de los criaderos de mosquitos…

“Si los enfermos aumentan en una zona, realizamos pesquisas masivas a través de lo que conocemos en Cuba como la gota gruesa, para detectar posibles transmisores, pues si los mosquitos adultos pican a un enfermo se convierten en los principales propagadores. Al principio lo hacíamos cada 15 días, pero las personas comenzaron a rechazar tantos pinchazos y ahora lo hacemos mensualmente.

“El grueso de nuestro trabajo es en las comunidades con índices del 60% o más de malaria; hacemos tratamiento adulticida con fumigación y mantenemos el monitoreo y saneamiento de los ríos, estanques o criaderos de peces que reportan larvas y mosquitos”.

Crean condiciones para usar biolarvicidas

El carácter sereno, la persistencia y los resultados del trabajo de este guantanamero, especialista en control de vectores de la empresa cubana LABIOFAM, que funge como asesor técnico en el municipio de Careiro Castaño, van imponiendo una voluntad entre los lugareños para cooperar y acompañar las acciones del programa de prevención y control de la malaria.

Ely Alcántara, presidenta de los piscicultores en el territorio, dijo a Trabajadores: “La llegada del técnico cubano nos proporcionó mucha alegría, pues a pesar de que se ha incentivado la acuicultura en el municipio, con el trabajo que él encamina paró la enfermedad. Muchos brasileños dicen que los peces se comen las larvas del mosquito, pero Alexis nos ha convencido de que las especies empleadas en la cría artificial son de mayor talla y no están habituadas a ese tipo de alimentación.

“Por eso ahora, antes de colocar los alevines en los estanques, debemos crear ciertas condiciones, como limpieza del área y hacer muestras de las aguas para no propagar la crianza del Anófeles.

La experiencia del uso del Bactivec —biolarvicida producido por LABIOFAM, y de probada eficacia en varios países— fue muy positiva; cortó la transmisión de la malaria.

“Los piscicultores estamos muy entusiasmados con la posibilidad de emplear este producto, que no daña ni mata a otras especies dentro del ecosistema; esperamos el 2009 para usarlo masivamente”.

Alexis Asencio nos comentó de la experiencia de la comunidad rural de Peapanelon, “donde comprobamos que a las dos horas de aplicar el Bactivec en los criaderos ya había mortalidad de las larvas. El año próximo este tratamiento se extenderá también a Castaño Sitio, por la gran cantidad de criaderos de mosquitos que tienen”.

El municipio de Careiro Castaño está ubicado al sureste de Manaos, la capital del Amazonas; el régimen de lluvias fluctúa entre los 2 mil 100 y 2 mil 400 milímetros, es atravesado por inmensos ríos y lagos, tiene una vegetación espesa, con árboles de gran porte, y depende en lo fundamental de los sectores agropecuario-forestal y la pesca.

A las condiciones naturales, muy propicias para la proliferación del Anófeles darlingi, se suman el crecimiento demográfico (en los últimos dos años la población ha aumentado en 3 mil habitantes), los ancestrales hábitos del aseo personal en las horas en que más vuela el mosquito, de lavar los alimentos en los ríos y beber su agua, esencialmente en las zonas rurales donde vive alrededor del 70% de la población.

Nildo Correas, gerente de Endemias del municipio, acata y apoya el programa de Bioamazonas y la Fundación de Vigilancia de Salud, que se materializa con la asesoría técnica de los especialistas de LABIOFAM. “Un equipo de la gerencia trabaja junto a Alexis en la búsqueda de criaderos, en la detección precoz de los enfermos, y disponen de una red de 27 laboratorios para el diagnóstico de la malaria; aun así las condiciones materiales son muy difíciles”.

La comunicación no fue un problema para que Alexis acometiera su labor en Careiro Castaño, pues en el 2001 había trabajado en el Amazonas, en la aplicación del biolarvicida Griselef, también producido por LABIOFAM. “La principal limitación ha sido el poco apoyo de instituciones que pudieran colaborar en el control de la malaria; de lograrlo serían mejores los resultados.

“Una de las labores más importantes que hemos efectuado y que tendrá mayor efecto en el futuro es la parte del programa que comprende la educación para la salud. Realizamos programas en la radio y la televisión, charlas en las escuelas, conferencias con los presidentes de las comunidades y los agentes de salud; en fin, con el personal que puede hacer sostenible el control de la malaria en esta región del Amazonas”.


http://www.trabajadores.cu/news/cubanos-en-el-amazonas-hacer-sustentable-el-control-de-la-malaria

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS