Cubanecer

¡Unidad de la Diversidad, Unidad de la Diversidad y otra vez Unidad de la Diversidad¡

 

Dedicado a Guillermo Rodríguez Rivera,

quién fuera poeta, ensayista, divulgador

literario, escritor polemista, profesor,

cantante, pero, ante todo: Hombre y

Amigo.

 

En un principio fue la Isla madre, creada a partir de dos grupos de islotes e islitas de rocas volcánicas y sedimentarias, distintas por su composición y edad: unas, de 65 a 140 millones (M) de años, más viejas, pertenecientes al período Cretácico de la evolución histórica de la Tierra; y las otras de 25 a 65 M de años, más jóvenes, pertenecientes al período Paleógeno. que se unieron y consolidaron, generando sus cimientos o base material en forma de arco, dándole su configuración actual, donde se ha desarrollado y desarrolla la actividad humana: productiva, científica, técnica, artística, literaria, comunicacional, de entretenimiento y otras.

Con posterioridad, poblada por diferentes grupos étnicos , fundamentalmente de amerindios, europeos, africanos y asiáticos, llegados “por el camino de la mar”*, que gradualmente se mezclaron y unieron dando origen, por sus características y naturaleza, a una peculiar nación cuyos habitantes poseen una psicología e idiosincrasia sui géneris donde la ligera, revoltosa, bullanguera y explosiva jocosidad volcánica, convive junto a la tranquila, calmada y responsable seriedad sedimentaria, de pocos precedentes en este mundo y posible reflejo del antedicho zócalo rocoso.

Por último, en correspondencia con la normal, lógica y universal Ley de leyes de la Diversidad, debido a esas fundamentos materiales y biopsicosociales tan variadas surgió la diversidad de ideas: convergentes – concordantes, unas; divergentes – discordantes, otras; espontáneas originales o inducidas de afuera, unas y otras, con sus contradicciones internas y entre sí incluidas, en su conjunto, en la natural tormenta de ideas durante los siglos de su existencia. Pero la cuestión es que ahora pugnan, consciente o inconscientemente, en un proyecto social de país de, con y para el bien común de todos donde se encuentran obligadas por una imposición expuesta desde el exterior a sobrevivir en oposición y en contra de los intereses y el pensamiento del Cíclope Polifemoide Imperial del Norte, monstruo, salvaje y feroz qué aunque nos desdeña (se incluye aquí a sus mercedarios, a los cuales vale la pena recordar que: “Roma paga a los traidores, pero los desprecia”), siempre nos ha anhelado y ambicionado con su voraz apetito.

Por todo lo expuesto, como nada puede estar al margen de la historia (natural y humana), ni de la política como parte activa del momento histórico, la actualización del modelo social cubano no debe interpretarse, como han hecho algunos por inercia o por interés personal, como la modernización del antiguo modelo socialista autocolapsado, sino de uno nuevo necesario, libre ya de las trabas de la otrora imitación primigenia. para ser injertado en nuestro tronco y hacerlo más fuerte ante el Cíclope Imperial, por lo que cuya divisa debe ser entonces:

¡Unidad de la Diversidad, Unidad de la Diversidad y otra vez Unidad de la Diversidad ¡

Y es por esto que nadie. piense como piense, se debe llamar ingenuamente a engaño, porque si no se actúa así, las piedras que formaron Cuba serán devoradas hasta sus propios cimientos por el apetito insaciable del Monstruo Gigante Polifemoide Imperial. ¡Estúdiese su historia y su política desde su nacimiento hasta nuestros días y lo comprenderán ¡

 

* Rodríguez Rivera, Guillermo. “Por los caminos de la mar” o “Los cubanos”. Ediciones Boloña. Colección Raíces. Publicación de la Oficina del Historiador de la Ciudad, 2005.

Nota del autor: Un libro que todo cubano Y EL QUE QUIERA SABER SOBRE CUBA debiera leer.

 

Por: Nyls Gustavo Ponce Seoane

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS