Cuba y los Comités de Defensa de la Revolución

Riflexiones del Francotirador del Cauto

La verdad de un dirigente de los CDR, diario Granma, sábado 13 de diciembre del 2008, una vida cederista ceñida a la organización, fundador, “y aunque la jubilación y sus arrugas podrán darle suficiente crédito para el descanso, sigue apegado a sus CDR, con el ímpetu en alto”, asegura la abuelita (Granma en inglés).

Con este dirigente, que no menciono nombre porque no es el caso, conversó la periodista, veamos que dijo y cuanto dejó de decir.

Autobiografía del dirigente que se desprende del diario:

-1966 en la capital dirigiendo recuperación de valores y la reforma urbana.

-Zafra del 70 coordinador provincial de los CDR en Camagüey.

-Después varios años como secretario nacional de ahorro de los CDR.

-13 años coordinador provincial de los CDR en Matanzas.

Conclusión: el dirigente siempre fue dirigente, nunca estuvo en la concreta, fue, es y será un regente a tiempo completo, esto sin poner en ningún momento en duda la ética y moral de este ciudadano cubano, dirigentes siempre hacen falta, lo que como decía Lenin, renovables cada cierto tiempo.

Donde está lo no dicho, se afirma que los tiempos cambiaron y con ello deben cambiar los CDR para lo que deben elevar su condición de vanguardia en cada barrio. Para ello el añejo líder afirma que la organización tiene hoy el desafío de lograr una efectiva integración de jóvenes, “tenemos –explica- que trascender y multiplicarnos en ellos, comprometerlos”.

Nos proponemos siempre lo que no hemos logrado, y ya estamos a 50 años del triunfo.

Luego el final del artículo, la periodista quiere ser emotiva cuando, el entrevistado, a quien califica la periodistade “voz autorizada”, exclama que “la unidad de los vecinos seguirá manteniendo en pie a los CDR”.

Y me pregunto, ¿están en pie y a la vanguardia los CDR?

Desde hace varias décadas se ha puesto de moda la afirmación de ser positivos en el análisis de la vida, ser positivo, por ejemplo, es que si un ladrillo se cae de un techo y te revienta un dedo del pie debes pensar positivamente: pudo caerte en la cabeza y matarte, que bueno que solo me hizo trizas un insignificante dedo.

Si un policía te detiene en la calle y te pide los documentos sin razón alguna, debes pensar que es la autoridad cumpliendo su deber para acabar con la delincuencia, ¡Ojo!, nunca dejar pasar ese pensamiento negativo relativo a que es un hijo de puta, que nunca ha trabajado en su vida, incapaz de agarrar a un delincuente, y está haciendo abuso de la autoridad con tu persona.

Pues bien, el artículo sobre nuestro viejo dirigente está confeccionado con la más pura intención positiva. Veamos como yo redactaría esta entrevista.

A fulano de tal le cuesta el asombro, sobre todo cuando piensa lo que fueron los CDR y lo que han llegado a ser, una organización pantalla que ya nopincha, ni corta.El fue fundador y sus arrugas, contraídas tras 40 años en la organización, no le da otra alternativa que seguir apegado al cargo de dirigente de los CDR, porque de lo contrario perderá el auto, la gasolina y otras cositas que se le pegan a todo el que dirige en este país.

Al fulano se le aguan los ojos cuando recuerda los momentos brillantes y heroicos de la organización, cuando en pleno apogeo de la contrarrevolución sirvieron de escudo e inmovilizaron a los terroristas pagados por la CIA.

Después se seca los ojos yreconoce que lo que fue ya no será, supongo que sea porque ya laCIA no ataca a Cuba como en aquella época, y que a pesar de que a la organización se le entregaron otras tareas, la realidad es que todo fue decayendo, como sucede con todo en la vida, y hoy en día es la organización una vieja con coloretes que queremos mantener como una diva a la moderna.

La gente dejó de acopiar materias primas, porque nunca se recogía, ya fuera porque no había petróleo para el camión, el camión estaba roto, Pepe el chofer se jaló ayer y no vino hoy, a nadie le preocupaba recogerla, etc.

La gente dejó de hacer guardia nocturna porque llegó a la conclusión que en Cuba se robaba más de día que de noche, y además porque se perdía la libreta de la guardia.

¿Saben porqué se perdía la libreta de la guardia?, les diré que los dazibaos no comenzaron en China, el cubano inventa las cosas y luego otros se las roba, como le pasó a Finlay con los yanquis.

Resulta ser que por los años 90, cuando si almorzabas no comías, y a veces ni almorzabas ni comías, los revolucionarios persistían en hacer la guardia. Había una libreta donde aparecía el nombre del que le tocaba la vigilancia nocturna, la cual se firmaba al terminar la misma. Los primeros que dejaron de hacer la guardia fueron los burócratas, estaban muy ocupados para ese tipo de tareas, los militares estaban siempre movilizados, tampoco la hacían, los policías tampoco, ya suficiente tenían con las que hacían en su trabajo.

Surgió uno de esos cubanos jodedores que en el nombre de un ausente a la guardia puso: “este no hace guardia porque trabaja mucho, pero ayer fue con la familia a Tropicana y llegó a las tres de la mañana”. Ahí se formó el despelote, la libreta de la guardia se transformó en un Kaos sin red. No hacia falta Internet, solo necesitabas coger la libreta el día de la guardia y reías a más no poder con los francotiradores del barrio.

Había que buscar una solución: cero libreta de la guardia, botamos el sofá por la ventana Entonces no se sabía si las personas hacían o no la guardia. Luego comenzó el raterismo al por mayor. Una persona hacia la guardia, cuidaba los hogares del que dormía. Mañana le tocaba a otro que no la hacía. Robaban en tu casa y cuando ibas a reclamare al CDR, pues fulanito no hizo la guardia por tal o más cual razón. La guardia entonces que la haga Lola.

Luego que a cuidar la bodega del barrio, dime tú, cuidar las mercancías para que después el bodeguero te robe en la pesa y la cuadra donde vives desamparada.

En mi CDR nadie hace guardia. Nadie recoge materias primas. Nadie dona sangre. Nadie va a reuniones, todos van a la fiesta del 28 de setiembre, aniversario de los CDR,a tomar caldosa y beber ron y a entregar diplomas a los destacados, no se sabe en que.

Cayeron en una letanía total los CDR y ahora hasta un Congreso celebran, porque pretenden que esta organización actúe contra el delito. Demás está decirles que el responsable de vigilancia de mi cuadra, viejo jubilado, vive de vender ron ilegalmente. Por ahí andan los truenos.

Me pregunto: ¿Por qué fue necesario la creación de los destacamentos de atención social? ¿Acaso los CDR no desarrollaban esa tarea en nuestro país, de forma voluntaria? Verdad, había que buscarle trabajo a tanto joven sin estudiar, ni trabajar. A veces se me pegan los cables.

Nada de eso dijo el dirigente en edad de jubilación, porque hay que ser positivos, el pensamiento negativo dejémoslo para el enemigo que está desbarrando contra nosotros las 24 horas del día.

Ningún joven de hoy le hará caso al viejo dirigente, es más, cuando ven a los ocambos como nosotros nos censuran por haber permitido que nuestro país esté en estas condiciones, por haber heredado un país endeudado.

Y los CDR, realmente creo que tienen un futuro en nuestra sociedad, pero no la de Chencha la gambá, esa vieja pendiente de todo, criticándolo todo, y ella misma haciendo de todo.

Una organización como esta puede desarrollar una labor social positiva, como está reflejado en sus estatutos, como por ejemplo, la salud publica, la educación social, la guardia colectiva contra la delincuencia, la donación de sangre, la recolección de la materia prima, atender e integrar a los jóvenes que ni trabajan, ni estudian; pero para ello debemos arreglar el país, que la población crea en sus dirigentes y que realmente se vea un desarrollo económico que acabe de una vez y por todas con la corrupción y el descaro.

Mientras tanto, los CDR, no funcionaran.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS