Cuba y el descapotable de Capote

Riflexiones del francotirador del Cauto

He estado leyendo los artículos que durante este año ha lanzado al mundo virtual el Dr. Capote y realmente no me queda otro remedio que ingresarlo al museo de los musterienses, y decido tal cosa porque cómo los musterienses aún no entienden el lenguaje escrito, pues no causara molestias quetal monumentalidad gramatical sea hacinada en una de las cuevas de la edad del hielo.

Y es que el Dr. Capote escribe desde su torre de marfil, debe ser parnasiano o marciano, da igual, pero lo que no puede aceptar nadie es que cuestiones las virtudes de su pueblo y su proceder diario.

Citemos al Dr: “es necesario expandir esa polémica crítica-constructiva hasta al ciudadano común, aunque este último no fuera un dechado de virtudes, desde el ángulo conductual y en cuanto a su actitud activista positiva en la política diaria pero, repetimos, con una ética patriótica y ciudadana –y socialista si fuera posible– a la hora de plantear problemáticas serias y de saber escuchar los demás pareceres en curso”.

Esto se expresa después de haber afirmado que el debate no debe limitarse al ámbito circunscrito de los intelectuales y académicos de las diversas disciplinas y saberes científicos, creyéndose estos la conciencia crítica de la sociedad por auto-nombramiento.

Según el titulado doctor, vaya a saberse en que, esa discusión incumbe además a los grupos de avanzada del cuerpo societal, a todos los decisores políticos, incluyendo al&nbsp poder popular u otra denominación que asuma,&nbsp así como a la vanguardia política –no la autoproclamada sino la que gana cada día en la vida común y trascendente.

Asere, partiste el bate. Así que tu pueblo no es un dechado de virtudes, así que tu pueblo no piensa de forma socialista, así que si no estás en la vanguardia no puedes opinar, ¿Quién se ha autoproclamado en este blog como vanguardia política?, a no ser tú mismo en este artículo.

Mira, Fortunato, si no sabes de lo que hablas es mejor que te dediques al silencio, porque terminaras como Alarcón, controlando el tráfico aéreo. Tú no sabes que sin una buena retaguardia no se gana guerra alguna. Es que acaso olvidas que todos los logros de la Revolución Cubana, los méritos y también los fracasos, son de todo el pueblo, no sólo de su vanguardia política, a la cual nunca hemos cuestionado.

Y a propósito, si llegas a uno de esos círculos de ciudadanos comunes y les disparas eso de societal y decisores, en vez de lanzarte un par de zapatos te acomodaran una buena trompetilla.

De cualquier forma, si en alguna ocasión te ordenan dar una conferencia de prensa sobre estos temas, advierte a los guardianes de la puerta que a la misma debe entrarse sin zapatos y sin botas rusas, porque hay golpes de esos que hacen perder la memoria, aunque creo que nada bueno se perdería entonces.

Esos artículos descapotables está tan de fuacata que casi se me hace imposible digerir la crítica, por lo que empezaré a preguntar: ¿Qué es eso de que la complejidad del asunto no se beneficia con reduccionismos, pero puede contar con simples opiniones? ¿Sabías que el agua tibia se descubrió hace rato?, si lo sabes porque dices que es necesario reflexionar desde conocimientos y saberes.

Cuando veo a un intelectual citando “cosmovisiones y cosmogonías” me parece que lo que quiere es que lo entienda una capita de intelectuales muy reducida, el obrero común va a pensar que le estas hablando de una nueva receta de cocina.

Con ese lenguaje no llegas a tu pueblo, pero además, la realidad te lanzara entonces el par de zapatos, porque ella existe independiente de tus esfuerzos por “ordenar, jerarquizar, cohesionar, criticar y sistematizar todo ese conglomerado de ideas y prácticas con el fin de transformar la realidad hacia el socialismo o el comunismo”.

Cuando termines de hacer todo eso, la realidad que intentabas modificar olerá a tufo, habrá pasado. Creo que representas al burócrata insomne, ese que habla mucho para que no se haga nada.

Tus contradicciones son irreconciliables, porque si como afirmas que tu interés es que “cualquier diálogo entre camaradas de lucha debe ser concienzudo y éticamente respetuoso, procedimiento que nos enriquece a todos por igual”, cómo es que unos párrafos después afirmas que “estos “nuevos revolucionarios” están haciendo mucho daño en los momentos precisos en que el socialismo cubano se prepara para el VIII Congreso de su Partido Comunista, en los instantes en que existe una gran voluntad política por introducir cambios en lo realizado hasta hoy”. ¿Atacas o dialogas? Una de dos.

Si hubieras vívido en tiempos de Cristo, este se hubiera ahorrado dos negacionesantes de que cantara el gallo.

Leerte da nauseas, así que según tu opinión los criterios expuestos y las opiniones de los que tu llamas “nuevos revolucionarios”se han realizado de forma ecléctica, como una sumatoria de calamidades y errores, yuxtapuesta, hipercrítica y generando un verdadero caos de opiniones,

Chico, tú has leído la plataforma programática o te dijeron que le echaras paja a todo el que expresa un criterio en estas páginas.

No, amiguito, a mi me parece que el “nuevo revolucionario” eres tú, y yo realmente no aprecio caos de opiniones, sino caos en las respuestas de aquellos que como tu pretenden tapar el sol con un dedo, y demás está decirte, que lleno de voluntad política hemos estado siempre, ya es hora de que comencemos a llenarnos con otra cosa.

Al leer tus artículos, se puede vislumbrar el atajo por donde deambulas, te veo en una apología a los granjeros norteamericanos; escribiste que si Estados Unidos negocia con China y con los Rusos porqué no ha de hacerlo con Cuba; ya en otro artículo estás proponiéndole a los yanquis que vengan a explotar nuestro supuesto petróleo (no se si estas pensando que primero ellos querrán venir y hacernos tierra para no compartir utilidades); te escucho también diciendo que la Base Naval de Guantánamo es territorio neutral, no se que es para ti la palabra neutral, pero si es neutral que desde allí han disparado y asesinados a nuestros soldados Guarda Fronteras me cuidare cuando vengas a hablar conmigo con ese tipo de neutralidad.

Has realizado un striptease ideológico de primera, eres el perfecto ejemplar que criticamos desde esta trinchera. Para ti el cubano es un ciudadano de segunda, que en sus opiniones todo lo “relativizan o absolutizan”, eso en sicología, hermano,se llama proyección sicológica.

Me puedes explicar que son esos principios político-éticos duros esenciales por lo cuales nos debemos regir, intentas con estas palabrejas hacerle una nueva aportación al marxismo estatal. Estás obsesionado con las cosas duras, ¿es eso también una proyección sicológica?

Luego acusas a personas porque “tratan de imponer criterios desde una autoridad que no todos reconocen”.

Hijo, desde tiempos inmemoriales para imponer una idea se necesita poder, ¿puedes decirme que poder material tienen los redactores que expresan sus ideas en Kaos? ¿Alguno de ellos dirige siquiera una paladar en Cuba? El único poder que le puedes atribuir es el de ser analíticos, el de ser decididos, el tenerla valentía de llamarle a las cosas por sus nombres; precisamente es el poder que escasea en tus análisis y en tus posturas personales y académicas.

Así que para enjuiciar a un revolucionario hay que esperar a que se pase a las filas del enemigo, eso se desprende cuando dices que “nadie debe enjuiciar a otro revolucionario, a no ser que este haya perdido su condición de tal”.

Muchacho, ¿donde has vivido todos estos años? Nunca has participado en una reunión de critica y autocritica, ¿desconoces los planteamientos hechos por los obreros, intelectuales y pueblo cubano a lo largo y ancho de la isla. A ese paso, si seguimos tus consejos, cuando Cuba este como Rusia, Polonia o Checoslovaquia, será entonces válido comenzar a criticarnos.

Eres un académico de café con leche, el egocéntrico y el protagonismo está evidente en tus disertaciones “eruditas”.

,¿Te causa tanta vergüenza que los amigos de Cuba se cuestionen como es posible que utilicemos medios alternativos para expresar nuestras opiniones?

Tienes la cara de concreto, Fortunato, ¿Como puedes mentir de esa forma? ¿En que parte de tu cuerpo radica tu vergüenza, tu ética, si es que las tienes?

Sácame un permiso en cualquier órgano de prensa en Cuba para publicar mi columna y te creeré, incluso firmaría hasta con mi nombre.

Vergüenza debería darte que tengamos que ir a los medios alternativos para expresar nuestras opiniones, y voy más allá, me cago en esos amigos de Cuba que tú tienes, deben también pensar como tú.

Ah, y me pregunto, ¿porque publicas tus ideas en los medios alternativos y no lo haces en el Granma? Sabes porqué, porque de publicarse tus panfletos, la población se daría cuenta de que hay un grupo de revolucionarios con ideas renovadoras sobre el socialismo en Cuba. Hasta ahora muy pocos lo saben y la burocracia cubana no quiere que se sepa. ¿Habrá que seguir aguantando tus panfletos en este lugar?

Yo, personalmente, no escribo en un medio que descalifico, tú si lo haces, desbarras sobre Kaos pero envías tus trabajos a este medio alternativo. El mundo cambió hace rato, Fortunato, parece que no te has dado cuenta.

De cuando acá los intelectuales cubanos hacen el trabajo de los órganos de la seguridad, hay palabrejas en tus libelos que si tienen una pedantería extraña: para sacarte de la duda te diré:

-ningún cubano que escribe en Kaos,está en busca del aplauso, para ello nos hubiéramos dedicado a la comedia o a payasos de circo, con el perdón de esos artistas.

-No estamos por las amistades efímeras, sino por procurar un futuro mejor para nuestro pueblo.

-Estamos clarísimos sobre las”simpatías sospechosas”, somos profesionales con 50 años de servicio a la Revolución, ninguno de ellos en institutos, ni academias, ni obteniendo doctorados infructuosos, sino en la primera línea de lucha contra el imperialismo., conocemos muy bien donde está el enemigo, entre paréntesis, parece que tú no lo sabes.

-Estamos también conscientes de que cuando dices que eres ecléctico quisiste decir enclenque, sabemos que quieres ser el elegido, pero eso pasó hace dos mil año y se llamó Cristo, no capote, que solo sirve para cuando hay lluvia, o para intentar cubrir a la burocracia de la inclemencia de las ideas.

-Estamos hiperclarisimos que la burocracia se incomoda con nuestros criterios y a través de mercenarios de la pluma como tú intentan calificarnos de diversionistas, y a través de ti pretenden hacernos creer que el enemigoesta allá afuera, deja ese cliché para los Expedientes X, Fidel dijo en la Universidad en el 2005 que el enemigo estaba adentro: así que a buscar a los extraterrestres dentro de la isla. A ti no hay que buscarte, te tiraron al ruedo para que te conociéramos

-Estamos seguros después de leer tus artículos., que debes tener las nalgas chatas de tanto leer y del poco hacer, citar a tantos precursores del socialismo no le da un ápice de verdad a tus elucubraciones.

-El único con visiones fratricidas que conozco hasta ahora es a ti y a los que te sugieren que te enfrentes a la realidad de tu país con mirada de topo, con tales ojos dudo que puedas “percibir ese gran mosaico multicolor de escuelas, tendencias y corrientes”.

-No defiendas el centralismo, si te falta información relee que pasó en el ex campo socialista, además lo apocalíptico y lo catastrófico son tus ideas y tus escritos.

Como dijo otro musteriense de tu calaña “Verde con punta: guanábana”. Tu artículo, estimado Fortunato, lo que pretende es desautorizar las posiciones revolucionarias que surgen dentro de la sociedad cubana, triste papel. Para ello nos dices revisionistas, trotskistas, bernstenianos, proudhoinistas, bakunistas,

lasalleanos, kautskistas, traidores, en fin, toda esa marisma de cosas: ¡Uuyh, que miedo! ¡Uhmmm, que culto!

Estás mal dirigido, muchacho. Dile al que te orientó, que es mejor la discusión franca y honesta, el intercambio de opiniones,que la intención de tratar de demostrar que los que critican los errores son enemigos de la patria, es un subterfugio del quinquenio gris, ya pasado de moda.

Eres un mal miliciano. La guerra se lucha para ganarla con el menor gasto de parque posible. Además cuando se habla mucho hay más posibilidades para la metedura de pata.

Finalmente quiero recordarte que en una discusión política o ideológica el primero que se enfurece, o el primero que golpea al contrario, perdió la pelea.

Las ideas se combaten con ideas, no con panfletos, ni desautorizando al oponente con pérfidas alusiones.

Usted, Fortunato, ya quedó descartado.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS