Cuba: victoria avisada

Hace unos días, en Cuba: Bloqueo a su sector externo, dejé esta inscripción: “La más que cincuentenaria aberración vs. nuestro pueblo incrementó un 76 % los costos de financiamiento respecto al 2012, por la percepción de riesgo-país”. Ello es el recibidor del asunto que comparto ahora con mi lector/a cuyo referente está en otras anunciadas victorias en la ONU.

Una rápida ojeada al Informe del 2013 que este 29 de Octubre queda votado en Nueva York —amén de argumentos generales y la cronología de las votaciones que hacen suponer el éxito— revela con crece cómo sujetos internacionales rechazan la macabra posición Made in USA.

A escala global, son muy significativos los eventos que han manifestado su rotunda oposición a la cruel política contra el pueblo cubano. Recuérdese que la introducción a la votación histórica del pasado año en las Naciones Unidas (el 13 de noviembre de 2012, contra el Bloqueo se pronunciaron 188 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones) altos dignatarios y representantes de 45 países miembros de ese foro mundial condenaron explícitamente el Bloqueo y llamaron a ponerle fin.

Lo que entonces aconteció en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el órgano más democrático y representativo de la comunidad internacional, resultó respaldado por la XXXVIII Reunión Ordinaria del Consejo del Sistema Económico Latinoamericano (SELA) que había aprobado el 19 de Octubre anterior la Declaración “Fin del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba”.

Igualmente, fue respaldado por la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en España los días 16 y 17 de noviembre de 2012, que acordó un Comunicado Especial sobre la necesidad de poner fin al Bloqueo económico y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba, en el que se reitera “el más enérgico rechazo a la aplicación de leyes y medidas contrarias al derecho internacional como la Ley Helms-Burton y exhorta al Gobierno de los Estados Unidos de América a que ponga fin a su aplicación”.

Luego de diez días, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) emitió un Comunicado rechazando la inclusión de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo y condenando asimismo la aplicación del Bloqueo contra Cuba; a  mediados de Diciembre, la misma Alianza Bolivariana emitió una declaración en la que sus países miembros condenaron la criminal política contra el pueblo de Cuba; y el 28 de febrero de 2013, la Declaración Final de su X Consejo Político celebrado en Caracas, mantuvo la misma postura.

Entretanto, la 7ª Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno del Grupo Asia-Caribe-Pacifico (ACP), celebrada en Guinea Ecuatorial del 13 al 14 de diciembre de 2012, adoptó la Declaración de Sipopo, la cual también condenó las medidas coercitivas unilaterales contrarias al derecho internacional y rechazó la Ley Helms-Burton.

Por su parte,  La III Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno de África y América del Sur (ASA), celebrada en Guinea Ecuatorial, del 20 al 23 de febrero de 2013, adoptó la Declaración de Malabo cuyo párrafo 27 insta a que se aplique la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas 67/4 titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Asimismo, en la Primera Cumbre CELAC-Unión Europea, celebrada en Chile entre el 26 y el 27 enero de 2013, se aprobó la llamada “Declaración de Santiago” sobre el nuevo diálogo CELAC-Unión Europea; al tiempo que en el párrafo 6 del documento se rechaza las medidas coercitivas unilaterales contrarias al derecho internacional y reafirma las posiciones de ambos bloques en relación a las disposiciones extraterritoriales de la Ley Helms-Burton. Al día siguiente y en el mismo lugar, la I Cumbre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe adoptó un comunicado especial condenando en términos enérgicos la política de Bloqueo contra Cuba.

Complementaron tales posiciones, la Declaración adoptada en la V Cumbre de Jefes de Estado y/o Gobierno de la Asociación de Estados de Caribe, el 26 de abril de 2013; las 22 delegaciones que criticaron el Bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y se refirieron al mismo como un obstáculo a la realización de los derechos humanos en la Isla, el 1º de mayo de 2013 en el Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos; y las organizaciones Centro Europa-Tercer Mundo, la Asociación Internacional de Abogados Democráticos y la Asociación Americana de Juristas, que quince días después circularon el documento A/HRC/23/NGO/16, en el marco del 23º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos —entre otras manifestaciones de respaldo al Caimán Verde vs. el Agila Imperial.

Otro tanto tuvo lugar simultáneamente en los propios Estados Unidos. Allí, la oposición interna al Bloqueo  se caracteriza por devaluar la arcaica postura de Washington en cuanto a las restricciones impuestas a los viajes y el comercio, además de apreciar que no existen pruebas de que Cuba sea patrocinadora del terrorismo.

Como preámbulo de la última golpiza diplomática que nuestro país propinó a las autoridades del “Norte revuelto y brutal” en las Naciones Unidas, exactamente el 25 de octubre de 2012,el periódico Tampa Bay Times publicó un editorial que criticaba al senador Marco Rubio por promover impedimentos a los contactos “pueblo a pueblo” e instó al gobierno de Estados Unidos a eliminar el Bloqueo, a desoír los cuestionamientos de los extremistas de Miami, a eliminar todos los obstáculos a los viajes y a reducir el poder desmedido de la OFAC.

Apenas iniciado el 2013, justo el 9 de Enero, la organización religiosa Church World Service, a través de su Presidente, el Reverendo John L. McCullough, instó al gobierno del Presidente Obama a continuar facilitando los viajes de las organizaciones religiosas a Cuba, a eliminar todas las trabas para los ciudadanos norteamericanos y a adoptar políticas y acciones que reduzcan las tensiones entre ambos gobiernos.

Una semana después, el Washington Post publicó en su columna “Opiniones” un comentario del Vicepresidente del Consejo Nacional de Comercio Exterior, Jake Colvin, quien afirmó que el criterio del ex-Senador Check Hagel a favor del levantamiento del Bloqueo contra Cuba es compartido por la mayoría de los norteamericanos que reconocen el fracaso de tal genocidio como medio para cambiar el sistema político cubano.

Para el 17 de enero de 2013, el académico Ted Piccone, del Brookings Institution, publicó un “memorando” dirigido al Presidente Obama, con recomendaciones para cambiar la política hacia Cuba, entre ellas, levantar el “embargo”; y pasados siete días, Peter Kornbluh, jefe del Programa de Documentación sobre Cuba del Archivo de Seguridad Nacional, divulgó un artículo en la revista The Nation con recomendaciones al Presidente Obama que incluyen eliminar el Bloqueo y expandir las categorías de norteamericanos autorizados a visitar Cuba por medio de una licencia general.

Cuando apenas había transcurrido un mes y tres días, el Grupo de Estudios Cubanos difundió “Restablecimiento de la autoridad ejecutiva sobre la política de los Estados Unidos hacia Cuba” en el que califica a la Ley Helms-Burton como una “política fallida, anticuada y contraproducente”; al tiempo que propone su derogación y la de todas las regulaciones relacionadas, así como varias acciones que modifican sustancialmente el bloqueo. Veinte cuatro horas después, durante una entrevista en el programa Starting Point de CNN, el Representante James McGovern exhortó a su gobierno en similar dirección.

El siguiente 24 de febrero, el senador Patrick Leahy, durante una entrevista en el programa State of the Union de CNN, declaró la conveniencia de solucionar temas de interés para ambos países, tales como el Bloqueo y la libertad de viajar; y pasadas setenta y dos horas, el representante demócrata Charles Rangel presentó tres proyectos de ley dirigidos a un cambio de la política hacia la Mayor de las Antillas: H.R.871, “Ley de Exportación de la Libertad a Cuba de 2013”; H.R.872 “Comercio Libre con Cuba”, y H.R.873 “Ley para la Promoción de las Exportaciones Agrícolas y Médicas de los Estados Unidos a Cuba de 2013”.

Así, es muy fundado sostener que el apoyo que recibe la Isla en la comunidad internacional y en EE. UU. vs. el Bloqueo USA constituye antesala de la nueva victoria avisada de Cuba en las Naciones Unidas.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS