Cuba: Todos somos Steve Marshall, ¿o no, don Ramón?

6

J. M. Álvarez

Steve tenía una web turística, cuya temática trataba sobre Cuba, y estaba alojada en un servidor de las islas Vírgenes Británicas.Hace unos siete meses, el Gobierno de EEUU se la clausuró con la excusa de que violaba la Ley Helms-Burton, la cual, además de pretender interferir en las actividades de empresas no norteamericanas ni residentes en EEUU, prohíbe a sus propios ciudadanos viajar a Cuba o realizar cualquier tipo de contratos con compañías que están incluidas en una lista negra, donde se encontraba la dirección de Internet de este británico y otras más.

Steve ha comprobado que las direcciones incluidas en la lista son, en su mayoría, guías turisticas, y sólo cinco contrataban viajes a la isla. Para más INRI, la mayoría de sus clientes eran europeos y no ciudadanos del régimen de Washington. La Unión Europea no puede hacer nada-según le han dicho- porque, aunque se trata de un europeo residente en Europa, la empresa que gestionaba su dominio es estadounidense. Ahí tienen al paradigma de la «democracia» censurando,a diestro y siniestro, páginas turísticas o comerciales y prohibiendo a sus nacionales que viajen a otros países.

¿Efectuará el politólogo don&nbsp Ramón Cotarelo, una nueva campaña de emails dirigidos ahora contra la embajada de Estados Unidos en España (como recomendó hacer con la embajada de Cuba, cuando se erigió en abanderado de la bloguera Yoani Sánchez), exigiendo que se respeten el derecho a comerciar y a viajar de los ciudadanos estadounidenses? ¿ Asumirá solidariamente el eslogan “todos somos Steve Marshalls” o se quedará estancado en el de su autoría,&nbsp “todos somos Yoani Sánchez”?.

Por cierto, aprovecho para indicar&nbsp que las afirmaciones de que la bloguera cubana, coquetea con terroristas no son gratuitas. Si Yoani no quisiera que sus escritos se reprodujeran, con entera libertad, en una página web de Miami que apoya el terrorismo contra Cuba, podría haberlo denunciado de sobra, pues incluso contaría, para tal fin, con la inestimable ayuda de esos «amigos» españoles que le han concedido el Premio Ortega Y Gasset, a los que, con su pasiva actitud, está dejando en incómoda posición. Ella sabrá por qué actúa así, y también sabrá por qué, siendo- según dice- enemiga de la censura,en ocasiones se contradice y censura en su blog, aquellos comentarios que, educadamente, le recuerdan sus veleidades con personajes de mala reputación.

La web que repite, hasta ahora, las elucubraciones de Yoani, está dirigida por el terrorista confeso Aldo Rosado Tuero, ex Coordinador General para el Movimiento Nacional Cristiano (MNC), un grupo terrorista que realizó acciones criminales&nbsp no sólo contra Cuba, sino también contra otros países, como el propio Rosado reconoce: «He dedicado mi vida a luchar con las armas y la pluma al comunismo internacional. Yo dirigía y lanzaba la Operación Castigo, atacando las oficinas centrales del partido comunista de Buenos Aires, Argentina, las embajadas soviéticas en Buenos Aires, Montevideo y Brasilia, Prensa Latina, en Caracas, Río de Janeiro y Montevideo; la embajada cubana, el Instituto Cultural Mexicano-Soviético y el libelo comunista El Día en ciudad México, por sólo citar algunos ataques. Tenemos en nuestro poder recortes de la prensa de todo el mundo para probarlo».&nbsp

Don Ramón: ¿ Pero cómo vamos a ser todos Yoani Sánchez, por favor?