CUBA. PRSD alerta a todos los revolucionarios, al pueblo

Publicidad

Afirmamos que ninguna minoría puede atribuirse los derechos de todos. Y jamás atribuirse elegir al presidente e impedir que el pueblo soberano sea quien pueda ejercer el derecho a la Constituyente. A estos efectos el PCC y la ANPP son minorías.

Celebramos los nuevos derechos que se nos proponen en la reforma a la constitución, igualmente el espíritu antidiscriminatorio total que se respiró en la asamblea nacional, así como la actuación de algunos delegados. Es muy importante la definición de nuestro estado como Estado Socialista de derechos y democrático y más importante que establezca la supremacía de la constitución en el ordenamiento legal.

Celebramos como un gran avance el cese de la discriminación por sexo y género, por discapacidad, y el establecimiento del Habeas corpus que permita evitar detenciones arbitrarias, así como el derecho a la defensa desde el mismo momento de la detención.

Por todos esos avances y mejoras el PRSD ha venido trabajando todos estos años.

Lamentablemente, aun sin ver el texto constitucional y sus exactas codificaciones, vemos con preocupación algunas informaciones y formulaciones que se han trasladado a la población a través de los medios de divulgación, en especial el Granma y el Noticiero Nacional de Televisión, que revelan claramente los límites que se han confrontado para dejar atrás el lastre de la vieja mentalidad..

Por lo leído, parece en realidad se nos propone una presidencia omnipotente y sin control, incluso ya previsto para próximo secretario general del PCC, con gobernadores que usurpan el poder en las provincias, una asamblea nacional que usurpa la soberanía de todos y que no controla nadie, un Consejo Nacional de Defensa que anula, incluso, las facultades de la asamblea nacional, y se ofrece a cambio, unos poquitos derechos al pueblo y los trabajadores en los municipios, y en empresas un poco más autónoma para la burocracia y funcionarios locales, unos derechos y libertades sujeto a miles de pero y ambigüedades.

Si a ello se suma el ligeramente democrático sistema que tenemos para escoger a los diputados, mediado por una comisión de candidatura que todos sabemos quién escoge, y las sesiones dos veces al año de la ANPP tendremos un cuadro preocupante sobre los derechos soberanos de cada uno de nosotros.

Por lo leído, continua sin reconocerse como propiedad social las cooperativas en todas sus formas, obviando todas las reflexiones de los clásicos del socialismo y reduccionistamente se considera solo la propiedad estatal como propiedad social.

Por lo escuchado se tiene mucha preocupación por las riquezas, pero evidentemente menos por la pobreza, su definición y cuál es el límite que no toleraremos. Los marxistas han definido muy bien que la riqueza obtenida mediante la explotación del trabajo ajeno y el robo, son las únicas inaceptables.

Como todos saben, el PRSD, cree que el sentido del momento histórico demanda otra cosa, cree, que ante esta nueva época y etapa, hay que pasar de la dictadura a la hegemonía, de la verticalidad y el piramidismo a la horizontalidad, del estado de decretos al estado de derechos, del control del gobierno y el estado por una elite al control del gobierno por todo el  pueblo,  del estatismo a la socialización, de la democracia restringida, excluyente y representativa a una democracia más directa y plebiscitaria, de una sociedad regimentada a una sociedad civil autónoma y amplia, de la antidiscriminación selectiva a la antidiscriminación radical, de la cultura autoritaria y elitista  a la cultura ética y democrática, de la cultura de guerra a la cultura de paz.

En resumen, del Socialismo desde arriba al socialismo desde abajo y del campamento a la república.

Preguntamos, se dice hay que respetar y escuchar al pueblo… ¿y qué pasa con los que no lo hagan? Se intenta derivar para las leyes complementarias principios que tienen que estar en la constitución. Preguntamos y si después las leyes no acogen el espíritu o la letra de la constitución, como ya ha sucedido múltiples veces con la anterior, ¡qué pasa?

Preguntamos, ¿Quién y cómo se controla al presidente, quién y cómo se controla a la asamblea nacional?¿Quién y cómo se controla el Consejo Nacional de Defensa y quien define las situaciones excepcionales y de desastre y su tiempo de vigencia? Es falso que para preparar el país para una hipotética guerra el CND tenga que funcionar permanentemente. Para eso bastan el Minfar, y el Minint. Eso no existe en parte algún del mundo. Y si existe está mal.

Preguntamos, ¿Cómo es posible ser juez y parte y atribuirse la función no solo de legislar, sino de interpretar la constitución y cambiarla cuando se desee? Está claro que, si el pueblo pide mayoritariamente algún cambio, es la asamblea nacional quien decide. Tiene pues facultad de anular la voluntad popular. Eso es erróneo.

Con estas condiciones no hay derechos garantizados y lo que se ofrece es humo. Ninguna constitución establece deberes, menos deberes políticos, se establecen deberes cívicos.

Por otra parte, argumentar que el estado trabaja no dice nada. Es promesa. En algunos casos el estado tiene que garantizar la atención, por ejemplo, a la discapacidad, la enfermedad, etc.

Todo tiene que tener plazo específico, el concepto plazo adecuado no dice nada, lo que es adecuado para unos, no es adecuado para otros. Lo que es adecuado para los victimarios no lo es para la víctima.

    POR ELLO REITERAMOS.

La primera consideración que habría de introducirse en la actual Constitución sería la figura jurídica de la Constituyente como derecho político inalienable del pueblo y no como está ahora en manos de una asamblea.

La otra es la existencia de un Tribunal Constitucional que vele solo y específicamente que no se viole el espíritu ni la letra de la constitución. Los que creemos en los valores que han permitido al hombre pasar del reino animal a su ascendente y no terminada humanización, y conocemos la historia, creemos que las buenas intenciones no bastan. Esto no desconoce el que la asamblea nacional sea el órgano supremo, solo asegura que la voluntad del pueblo, que es la ley de leyes, no pueda ser obviada por nadie.

El Pueblo es el soberano. A él nos debemos todos los ciudadanos cubanos, estemos arriba o abajo, comenzando por la Asamblea Nacional y el PCC.

También hay que establecer un Tribunal de Estado. Este Tribunal institucional es el ente ante el cual habrían de responder políticamente todos aquellos ciudadanos que en el ejercicio de funciones institucionales – de partido, gobierno y estado – atenten contra la constitucionalidad del estado, a saber: “contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por (la) Constitución” – según reza el Art. 3 de la misma Constitución

Es necesaria la figura del Tribuno o Defensor del pueblo. Mecanismo muy eficaz, especialmente en los países revolucionarios y más avanzados, para proteger a los ciudadanos. El papel de la fiscalía no ha sido suficiente para impedir numerosas violaciones. Además de ella y sus facultades, debemos establecer esta figura, Para la defensa institucional del conjunto de derechos, Tiene a su cargo la promoción, defensa y vigilancia de los derechos y garantías establecidas en su Constitución. Goza de inmunidad y se rige por los principios de gratuidad, accesibilidad, celeridad, informalidad e impulso de oficio. La institución cuenta con iniciativa legislativa y la posibilidad de presentación de las acciones de inconstitucionalidad, amparo, hábeas corpus, hábeas data, etc. Y vigilar y promover el debido proceso; así como impedir de inmediato, el trato cruel, inhumano y degradante.

Debe contar con el principio de independencia en la función. Procedimientos acelerados, aunque legítimos, y adecuados al respeto a la seguridad jurídica y la legalidad y sometidos al control social garantizarían su efectividad.

A referendo popular las leyes esenciales y en especial las que se hagan, ahora, para implementar los nuevos derechos constitucionales.

Muchísimas veces las leyes posteriores no reflejan la letra y menos el espíritu de la constitución. No se debe permitir eso otra vez.

Elección del Presidente y el Vicepresidente de la República por el voto directo y secreto de todos los ciudadanos a propuesta o no de la asamblea nacional del Poder Popular.

Los ministros no deben ser diputados y debe  existir el voto de censura del parlamento a su inadecuada gestión y el voto de reconocimiento cuando lo hagan bien.

Sugerimos en cada asamblea del Poder Popular se constituya una Comisión de Protección de los Derechos del Ciudadano, Proponemos en la Asamblea Nacional la instauración de una Comisión de ética en los medios a fin de vigilar el comportamiento de estos y erradicar la desinformación, y la manipulación de los ciudadanos que puedan darse.

Hay que favorecer la autonomía y poder en los municipios que es en realidad donde vivimos. Elección directa del presidente del poder popular, establecimientos del presupuesto participativo donde todo el pueblo pueda opinar y decidir en que se utilizan los recursos derivados del presupuesto municipal.

Derechos del trabajador al trabajo, salario suficiente y digno y jubilación justa. Es necesaria la aprobación de una nueva Ley de Empresa Socialista y de Cooperativas, donde la relación administración-trabajadores sea más equitativa, los trabajadores tengan más capacidad de decisión y control sobre los planes y la autonomía sea mayor. .A partir de los 65 años de edad las personas deben gozar de un régimen especial de protección por el Estado .En especial el aumento de la jubilación anual acorde al aumento del costo de la vida.

El derecho al matrimonio igualitario y el apoyo estatal suficiente a las personas con necesidades especiales, discapacitados, deben codificarse en la constitución, y ser apoyados decididamente. Los que creemos en la justicia como sol del mundo moral y hemos luchado por ella en Cuba y fuera de Cuba, no podemos comulgar con discriminaciones y exclusiones. No a las discriminaciones, de cualquier tipo. A iguales deberes iguales derechos y todos los que vivimos en Cuba hacemos grandes sacrificios y corremos los mismos riegos.

No debe existir la condición jurídica de emigrante. En este mundo cada día más interdependiente y pequeño todo cubano debe tener derecho a vivir donde desee. Basta reportar anualmente a las embajadas cubanas respectivas, la disposición a permanecer como ciudadano cubano

Todas estas propuestas son socialistas y martianas. Todas incrementan el protagonismo y poder del pueblo y los trabajadores.

Alertamos a todos los revolucionarios a no dejarse confundir, lo propuesto, aunque positivo, está muy lejos de lo que necesitamos y nos corresponde. A contribuir a tener la constitución que desea el pueblo y responda a la época actual, a la renovación de la revolución y el socialismo antes de que sea demasiado tarde. Llamamos a avanzar decididamente y cambiar   todo lo que debe ser cambiado evitando así que el enemigo exterior siga trabajando sobre la desesperanza y el conservadurismo y la burocracia interna destruyan la revolución.

    ¡Viva la Revolución Socialista Cubana!

*

PRSD – Polo Revolucionario Socialista Democrático

https://primerocuba.blogspot.com/2018/08/cuba-prsd-alerta-todos-los.html

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More