Cuba: Políticas públicas a favor de su pueblo

Publicidad

Hace unas semanas, consideré oportuno escribir acerca de la atención a la Tercera edad en la Mayor de las Antillas en contraste con jubilados/as y pensionistas en la Unión Europea —una señal del quehacer gubernamental en la Isla en favor del pueblo. En este momento, vuelvo al asunto al “descubrir” que la prensa que cacarea que marchamos al “retorno de los momentos más duros del Período Especial” omite qué dijo recientemente el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre Latinoamérica y el Caribe en término de desgracias para el grueso de personas.

Precisamente porque no hallé que el Nuevo Herald, líder en distorsionar la realidad cubana, publicara lo referido a Recaída de millones de latinoamericanos a la pobreza es evitable con políticas públicas de nueva generación, es que me permito resaltar algunos datos acerca de la consideración del PNUD en este orden de ideas.

Esa instancia de Naciones Unidas en un Informe sobre Desarrollo Humano para la región en el 2016, resalta que el mercado laboral en América Latina en su gran parte es informal; y que más de la mitad de los 300 millones de trabajadores en la región son asalariados en micro-empresas con menos de cinco puestos de trabajo, autoempleados sin calificación o no perciben ingresos (programas de aprendizaje, por ejemplo).

Asimismo, que de las más de 50 millones de empresas pequeñas y medianas, el 70% son informales, y dos de cada tres nuevos empleos creados en la región fueron en el sector de servicios, que tiene baja productividad y altas tasas de informalidad; y que sin aumentos futuros de la productividad de los sectores de baja calificación laboral, la sostenibilidad del crecimiento y, en consecuencia, de los logros sociales, se compromete.

Además, que si bien salieron de la pobreza cerca de 72 millones de personas y entraron a la clase media 94 millones de personas entre 2003 y 2013, los últimos tres años vieron una ralentización y luego una reversión de esta tendencia; y que si bien el promedio anual de latinoamericanos que salieron de la pobreza fue de casi 8 millones entre 2003-2008 y de 5 millones entre 2009-2014, entre 2015 y 2016 aumentó el número absoluto de personas pobres, por primera vez en la década.

Como si fuera poco lo antes mencionado, en el referido Informe sobre Nuestra América se alude a que la ausencia de mecanismos de cuidados (especialmente para niños y adultos mayores), combinados con el aumento de la participación laboral femenina, restringen una mejor inserción de la mujer en el mercado laboral y la generación de ingresos en los hogares.

Sin embargo, cubanas y cubanos exhibimos datos significativos de bienestar certificados en este año por la propia Naciones Unidas. Ello, por la inmensa obra de su Revolución liderada por el mismo Fidel descubridor de la Utopía —arriba este 13 de Agosto a sus 90 cumpleaños y aprovecho para darle las Gracias por su existencia.

No me voy a detener en nuestras razones para el jolgorio el pasado 1ro de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores. Basta con anotar que hace apenas unos meses Cuba se validó ante el mundo como el primer país en eliminar la transmisión materno-infantil del VIH y la sífilis congénita; al tiempo que el PNUD ha acompañado los esfuerzos por más de una década para luchar contra todo tipo de discriminación hacia las personas viviendo con VIH; erradicar cualquier estigma y discriminación hacia personas por su orientación sexual o identidad de género, así como fomentar la adherencia a tratamientos y la calidad de vida de las personas con VIH trascendió en el tercer mes del año en curso.

Puedo agregar que la Mujer cubana disfruta de vondades que son sueños para muchas féminas en todo el mundo, pues ocupan el 46 por ciento de los altos cargos de dirección y constituyen el 78,5 por ciento del personal de salud, el 48 por ciento de los investigadores científicos y el 66,8 de la fuerza de mayor calificación técnica y profesional; al paso que el 48,86 por ciento de los escaños del Parlamento son ocupados por ellas, lo que hace de nuestra nación el segundo país del continente americano con mayor representación femenina en el legislativo y el cuarto a nivel mundial, como se recordó el 8 de Marzo último.

Por demás, brevemente anoto las nuevas medidas encaminadas a aumentar de manera gradual la capacidad de compra de la persona menos pudiente implementadas a partir del 24 de Mayo del corriente (disminución de los precios de venta a la población en pesos cubanos convertibles de las confecciones textiles para niñas/os de uno a 12 años); al paso que se adoptan decisiones tendientes a bajar el precio de productos alimenticios y el desmesurado aplicado por privados en el transporte público.

Por tanto, si comparo la letra del Informe del PNUD que revela el aumento del número absoluto de personas pobres en Latinoamérica entre 2015 y 2016 con el hecho que evidencia que en la Isla su Gobierno adopta medidas para mejorar al ciudadano/a común, llego a un secreto a voces: en Cuba las Políticas públicas están destinadas al bienestar de su pueblo. iEnhorabuena!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More