Cuba: hacia un nuevo Proyecto Socialista – VI (final)

No estamos hablando de rendirnos ante el capitalismo, tener una economía de explotación o una&nbsp “democracia burguesa” liberal, sino de democracia socialista, económica, política y social preferentemente directa

El Che expresó: -Necesitamos- “Un sistema marxista, socialistas, congruente o aproximadamente congruente, en el cual se pone al hombre en el medio, se habla del individuo y su importancia como factor esencial en la revolución”… afirmaría también. “Las masas deben de tener la posibilidad de dirigir su destino, de decidir cual es la parte de la producción que ira à la acumulación y cual será consumida. La técnica económica debe operar en los límites de estas indicaciones y la consciencia de las masas debe asegurar su implementación.”.

Eso no se ha practicado siempre. Hay que hacerlo. Para nosotros es claro que necesitamos una revolución del pensamiento, un nuevo renacimiento, liberarnos de determinismo y formas dogmáticas del pensar, debemos ser inclusivos y humanistas, debemos evitar separar la justicia de la libertad y respetar la individualidad sin oponerla a la colectividad, asumiendo también todos los éxitos de los que nos antecedieron.&nbsp

Considerando las causas de la derrotas de los compañeros de lucha en otras latitudes y en nuestro propio proceso, Hemos luchado por rescatar el pensamiento&nbsp original pero también –cuando muchos no creían y se oponían a ello por políticas muy prácticas y necesarias. Contra las normas por las que un extranjero tenia derechos que no los cubanos, contra la discriminación por preferencia sexual, creencias religiosas, o el color de la piel, por eliminar las absurdas trabas que impedían la propiedad personal de casas y autos, por una nueva política migratoria, por las uniones de cooperativas y el trabajo por cuenta propia, por la descentralización y otras cosas que ya logramos.

Hemos luchado porque las generaciones que han cargado sobre sus espalda la revolución no terminen pidiendo comida en las esquinas o vendiendo maní, porque los discapacitados no tengan que limpiar parabrisas de gerentes en los semáforos, para que nuestros hijos no tengan que abandonar el país,&nbsp para vivir decentemente y con libertad, en resumen, para que todos, toditos, seamos iguales ante la ley y nuestras diferencias provenga solo del trabajo realizado y no de pertenecer a algún organismo privilegiado, …para que nuestros hijos no mendiguen de hinojos lo que sus padres le conquistaron de pie. [2]

Ahora luchamos por normas más democráticas en el PCC, Nuevos mecanismos democráticos como pudieran ser la elección de los secretarios generales del Municipio por el voto de toda la&nbsp militancia, el establecimiento de órganos de ética&nbsp y control sobre los medios de información,&nbsp la participación de los secretarios generales de todos los municipios del país-junto al Cte. Central- para la revisión de la marcha de la política&nbsp a mitad de quinquenio, mayor control y derechos a la comisión de control y revisión del PCC.

Por el ascenso y la promoción&nbsp de jóvenes, por un poder popular &nbsp realmente democrático y sin comisiones de candidatura excluyentes y sectarias, que se reúna para discutir no solo para aprobar, por unas organizaciones de masas dedicada a su objeto social y representante de sus miembros y no para cualquier cosa, por una prensa mas libre y profesional, por un mejorado estado de derecho, por elevar la conciencia jurídica y ética. Por mantener un proceso de mejora continua en nuestro sistema y no el método de esperar que llamen a opinar y declaren temporada de recogida de opiniones, como se declaran las temporada de caza y pesca,

Por la separación de los órganos de prensa del partido y el estado y especialmente el acceso de los revolucionarios a los órganos de prensa del país y la TV y así hacer innecesario que materiales como este solo se vean en Internet.

Decimos que hay que separar estado y partido. Y también la prensa del PCC del estado. Decimos que&nbsp no es correcto desviar a los compañeros encargados de la defensa y la seguridad nacional de sus funciones convirtiéndolos en comerciantes o empresarios. Que los abogados deben ser tan respetados como los fiscales, que la policía debe ser para proteger y servir y no solo para hostigar y&nbsp perseguir, que los estudiantes tienen derecho a estudiar lo que desean y su talento les permita.

Abogamos por estudiar la conveniencia o no de incorporar a la experiencia cubana los aportes de otros procesos revolucionarios como la elección de jueces –Bolivia-, el referéndum revocatorio-Venezuela-, el presupuesto participativo-Brasil-. O implementar las prácticas de otros partidos Comunistas de dar reuniones del buró político para discutir asuntos espinosos pero con especialista presentes que permita ir incrementando la cultura de la complejidad en el propio buró. etc., etc.

Y hasta que no se defina qué Socialismo y sociedad intentamos construir, cuáles son específicamente los dogmas y pensamientos obsoletos a los que debemos renunciar y que cambios habría que introducir en la Constitución y en el propio partido capaz de impedir volver a cometer los errores ya cometidos y garantizar mayor soberanía al pueblo y la militancia,&nbsp no estaremos seguro de la irreversibilidad de&nbsp la revolución.

Entonces, es&nbsp importante volver a puntualizar y explicitar&nbsp algunas cuestiones

Tenemos que renovarlo todo.

Recordamos que El Che señaló el carácter que deberá tener la nueva conducción política: "No será la de la orden mecánica y burocrática,… la del privilegio de las ideas o de la historia pasada." Desde muy temprano aprendimos que quienes pierden las batallas son los jefes. No importa cuán garrafales fueran los errores cometidos por su tropa. Los jefes al igual que se acreditan los éxitos tienen que estar listos para asumir la responsabilidad de sus errores y su falta de visión.

“Es cierto que las masas sólo pueden alcanzar el éxito si la dirección del partido es consecuente, resuelta y de una claridad transparente. Si cada vez que se dan dos pasos adelante se retrocede uno las acciones de masa irán también a ciegas. Pero cada vez que una campaña política fracasa el responsable no son las masas desorganizadas, sino el partido organizado y su dirección. Históricamente la socialdemocracia está llamada a constituir la vanguardia del proletariado; como partido de la clase obrera debe ir delante y asumir la dirección. Pero si la socialdemocracia se imagina que es la única llamada a escribir la historia, que la clase no es nada, que debe ser transformada en partido antes de poder actuar, podría ocurrir fácilmente que la socialdemocracia jugara un papel de freno en la lucha de clases y que llegado el momento fuera obligada a correr detrás del movimiento, y fuera arrastrada a la batalla decisiva contra su voluntad”.

Reiteramos,. Lo que es hoy revolucionario en Cuba es avanzar con paso firme y proyectos claros en la socialización y democratización de la economía y la política, en la desenajenación de la vida económica, intelectual y social, en el bienestar largamente esperado por los cubanos. Oponerse a ese curso es hacer contrarrevolución.

NO ocultamos nada. El proyecto que defendemos es el de la ciencia, la ética y la cultura de la liberación y la emancipación del ser humano de todas las opresiones, explotaciones y exclusiones, no del cambio de unas por otras. La filosofía que defendemos es la de la dialéctica y la coherencia entre teoría y práctica. Estamos por&nbsp articular utopia y realismo de modo nuevo, original. Por un realismo que se divorcie&nbsp del inmediatismo y no solo importe el poder y nos oriente estratégicamente y una utopia&nbsp que nos permita afrontar&nbsp las tareas inmediatas&nbsp sin dejar dese soñar con&nbsp el desarrollo&nbsp y materialización&nbsp de la autoactividad y autonomía de los desposeídos y con&nbsp nuevas prácticas para hacer posible otra&nbsp visión&nbsp de la sociedad y el mundo. La política que defendemos no es la del arte de lo posible sino la de hacer posible lo imposible. Como el Che dijo…No solo la que está en contra de algo, sino a favor de algo.

NO formamos parte de los que privilegian una justicia huérfana de libertad y derechos.. Nosotros deseamos tanto que la gente sea culta y solidaria como libre y feliz. Nosotros deseamos un Socialismo inclusivo y respetuoso de la opinión de toda persona decente y de buena voluntad, aunque incluso no se considere ella misma revolucionaria y menos comunista.

Nosotros creemos en la necesidad del surgimiento de un ciudadano responsable, con conciencia cívica y espíritu renovador. Nosotros no deseamos eliminar la Declaración Universal de Derechos Humanos, deseamos ampliarla.

Nosotros deseamos procedimientos que favorezcan el humanismo en las relaciones en el seno de la nación y con su emigración, no su permanente separación.

En cuanto a los que creen que cualquiera de estas concepciones nos debilitaría frente a EE.UU. les decimos, La política de Seguridad Nacional debe tener como objetivo supremo crear las condiciones para materializar nuestros ideales, no para sacrificarlos o limitarlo en aras de ella. Y no habrá seguridad nacional sólida mientras nuestro socialismo no haga realidad todo su potenciar humanístico y libertario, de forma tal que el enemigo no pueda contar-como sucedió en otras partes-con la indiferencia y hasta el rechazo del pueblo al proyecto socialista.

Concientes de que las relaciones con los gobiernos norteamericanos, mientras no exista socialismo en ese país, siempre serán conflictivas y riesgosas, debemos actuar con creatividad e inteligencia para aprovechar las oportunidades y coyunturas que nos permitan hacer realidad nuestros ideales.

Estamos en una de esas oportunidades que no debemos desperdiciar. &nbsp Junto a la firmeza en los principios y el valor, debemos tener la flexibilidad necesaria para triunfar.

En todos los hombres de buena voluntad de EE.UU. tenemos aliados. En todo caso debemos dejar que sea el adversario quien muestre su hipocresía, desmontando todo pretexto para su política.

NO podemos dejar de decir en este último trabajo que están equivocados quienes dicen que defendemos valores no socialistas, o que solo defendemos utopías como la autogestión y las cooperativas y que queremos cambios de hoy para mañana. Eso se ha explicado decenas de veces, como decimos más arriba estamos por una economía plural, no única, no oponemos a la propiedad estatal exclusiva, la cooperativizacion exclusiva. Y nos hemos cansado de repetir que es un proceso, poco a poco pero sistemática y permanentemente en curso.

Tampoco ignoramos las adversas condiciones de la brutal agresión y el bloqueo. Queremos neutralizarlas con una política acorde a las nuevas condiciones.

Mucho menos nos consideramos portadores de sombreros mágicos o balas de plata, capaces de todas las soluciones o eliminar todos los demonios, de ideas no perfeccionables o totalmente cambiables, ni de implementarlas de hoy a mañana, exigimos el debate de ideas en igualdad de condiciones. Solamente.

Por demás, sentimos defraudarlos, todo lo expuesto acá ha sido expuesto primero donde tiene que exponerse en Cuba. Ejercemos el irrenunciable derecho de ser comunistas practicando la brillante definición establecida en los estatutos del PCC – inexplicablemente&nbsp no explicitado en el documento base a la Conferencia y bastante veces violada

“El Partido Comunista de Cuba fundamenta su actividad en el principio del centralismo democrático, otorgando la máxima importancia a la real y efectiva articulación de la disciplina consciente con la más amplia democracia interna el ejercicio de la dirección colectiva y la responsabilidad individual, asegura la plena libertad de discusión y opinión y la unidad de acción de sus organismos y organizaciones, estimula y respalda el pensamiento creador y anti dogmático y el ejercicio de la critica constructiva.”

Por demás, ejercemos el derecho irrenunciable de ser ciudadanos. Hacemos uso del articulo 53 de la constitución….Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la &nbsp sociedad socialista.

Es difícil pensar en algo más socialista que los trabajadores en los centros de trabajo decidiendo&nbsp que, como y cuanto se produce, quien los dirigirá&nbsp y como distribuir las recompensas, Ni que en su&nbsp municipio decida en asambleas públicas en qué se gasta el dinero con que se cuenta, ni que en el Poder Popular hasta la máxima instancia la dirección sea electa por el voto directo y secreto de todos los ciudadanos.

No hay nada más socialista que todo el pueblo decida en plebiscito sobre las cuestiones vitales para la nación, nada más socialista que una mayor ética y transparencia en la prensa cubana,.Y nada más socialista que limitar la ambición de personas y grupos por ejercer el poder eternamente. Y en cuanto a la burocracia corrupta, olvídense,&nbsp no entenderá. Es casi imposible razonar con ella porque su propia situación de privilegio, muy alejada de las realidades del pueblo, se lo impide. Nadie se suicida .En cuanto a la burocracia necesaria habrá, que reeducarla u obligarla a que no olvide su compromiso popular.

Llamamos a todos los revolucionarios a contribuir a la renovación de la revolución y el socialismo antes de que sea demasiado tarde. Llamamos a la dirección de la revolución a avanzar decididamente y cambiar &nbsp todo lo que debe ser cambiado&nbsp evitando así&nbsp que el enemigo exterior siga trabajando sobre la desesperanza y la burocracia interna destruya la revolución.

No seremos cómplices del fracaso. No hay en Cuba pasividad ni falta de creatividad: lo que hay es una burocracia y un paternalismo asfixiantes. Los “especialistas” y “la vanguardia”&nbsp cada día más desideologizados y pragmáticos, no escuchan realmente a la gente, solo a los que les hacen eco. Eso reduce drásticamente la eficacia económica y la productividad al igual que el consenso político.

Exigimos máxima coherencia entre la palabra y los hechos, exigimos aceptación de la diversidad y la tolerancia sin dubitaciones ni sectarismos, exigimos&nbsp dialogar. Y apoyaremos todo paso en esa dirección. En todo caso estaremos siempre al lado de las necesidades e&nbsp intereses de nuestro pueblo y de toda meta progresista de la humanidad.

Para nosotros, Son los sueños todavía. Viva Cuba Libre y Socialista.

————————————————–&nbsp

NOTAS.

-1- Palabras De Rosa Luxemburgo. Reforma o Revolución.

-2- Versos&nbsp de Rubén martines Villena.

&nbsp -3- NO tenemos nada que perder como no sea que la revolución se pierda.

-4 – Cuba: el problema es, que eso es precisamente lo que hemos hecho… y no sirvió.

-5- Cuba: a lo mejor nos hemos perdido algo, pero no hemos sido derrotados. -6- Oda al Socialismo. Feliz Guerra.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS