Cuba, ¿cómo la ves desde ahí?

Si tomáramos al pie de la letra el artículo 3 del Capítulo1 de la Constitución cubana, Raúl Castro y su Gobierno tendrían que haber RENUNCIADO hace meses:

“ARTÍCULO 3. En la República de Cuba la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado. Ese poder es ejercido directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan, en la forma y según las normas fijadas por la Constitución y las leyes.

Todos los ciudadanos tienen el derecho de combatir por todos los medios, incluyendo la lucha armada, cuando no fuera posible otro recurso, contra cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido por esta Constitución.

El socialismo y el sistema político y social revolucionario establecido en esta Constitución, probado por años de heroica resistencia frente a las agresiones de todo tipo y la guerra económica de los gobiernos de la potencia imperialista más poderosa que ha existido y habiendo demostrado su capacidad de transformar el país y crear una sociedad enteramente nueva y justa, es irrevocable, y Cuba no volverá jamás al capitalismo.”

Pero, al parecer, hasta ellos mismos saben que la Constitución cubana es solo LETRA MUERTA… nació acuchillada por un Partido que arrebató la SOBERANÍA al Pueblo y con ello sembró la semilla de las contradicciones que la hacen democráticamente inviable.

“ARTÍCULO 5. El Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.”

Todos los Partidos Políticos, en cualquier lugar del Mundo, están expuestos a la CORRUPCIÓN; son cotos particulares de una persona o grupo que sostienen una visión particular y específica del mundo; sufren el asedio de arribistas y oportunistas que terminan convirtiéndose en Políticos de Carrera para sí mismos; su objetivo fundamental es acceder al Poder; son susceptibles de ser COMPRADOS, ya sea por el Poder económico o por el crimen organizado; y otros muchos problemas, por cuanto están formados por personas imperfectas como todos y no pueden ser, por naturaleza, instituciones verdaderamente democráticas.

En Cuba, desde la misma Constitución, la SOBERANÍA se le es arrebatado al Pueblo por un Partido, una organización vertical, NO democrática, que se rige por estatutos que NO han sido aprobados por el Pueblo y es dirigida por una sola persona o grupos de personas sobre las que el Pueblo NO tiene control alguno. Organización Política que tiene los mismos problemas que todos los demás partidos del Mundo.

Dicho esto sin entrar a discutir si los dirigentes y militantes del Partido Comunista de Cuba son los más honestos y sacrificados del Mundo o una horda de rufianes; simplemente porque:

NO se trata de creer ciegamente en la buena voluntad o “los principios revolucionarios inquebrantables” de una persona o grupo de personas; NO se trata de levantar altares a los nuevos dioses terrenales; NO se trata de IDOLATRÍA… se trata de LA BÚSQUEDA CONSTANTE DE LA JUSTICIA SOCIAL, CON TODOS Y PARA EL BIEN DE TODOS; SE TRATA DE PRINCIPIOS, NO DE PERSONAS.

Finalmente, en Cuba ocurre lo que, tarde o temprano, tenía que ocurrir; la propia dirigencia del Partido Comunista, A LA QUE NADIE CONTROLA (por cuanto es la “fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”), VIOLA, DESTROZA Y PISOTEA la misma Constitución de la cual son garantes supremos, con sus “Lineamientos de la Política Económica y Social” y los decretos y leyes que posteriormente emitieron.

Incluso tienen el descaro de reconocerlo en público y decirnos que “luego habrá que adecuar la constitución a las nuevas leyes”… Raúl Castro Ruz

Pero hay varios Problemas que el General-Presidente conoce muy bien, por eso lo del “cambio” constitucional va para rato:

Capítulo I – Fundamentos políticos, sociales y económicos del estado

ARTÍCULO 1. Cuba es un Estado socialista…

ARTÍCULO 14. En la República de Cuba rige el sistema de economía basado en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción y en la supresión de la explotación del hombre por el hombre

Y otro montón de artículos de la Constitución. Y lo más importante, el artículo en específico que NECESARIAMENTE tiene que reformar para no seguir violentando la Constitución con sus “reformas”, es IRREVOCABLE:

“Disposición Especial

El pueblo de Cuba, casi en su totalidad, expresó entre los días 15 y 18 del mes de junio del 2002, su más decidido apoyo al proyecto de reforma constitucional propuesto por las organizaciones de masas en asamblea extraordinaria de todas sus direcciones nacionales que había tenido lugar el día 10 del propio mes de junio, en el cual se ratifica en todas sus partes la Constitución de la República y se propone que el carácter socialista y el sistema político y social contenido en ella sean declarados IRREVOCABLES, como digna y categórica respuesta a las exigencias y amenazas del gobierno imperialista de Estados Unidos el 20 de mayo del 2002. Lo que fue aprobado por unanimidad de los presentes, mediante el Acuerdo No. V-74 adoptado en sesión extraordinaria de la V Legislatura, celebrada los días 24, 25 y 26 del mes de junio del 2002. Norma constitucional agregada en Referéndum.”

De tal forma que, cuando decidan que es hora de “reformar” la Constitución, tendrán que hacerla prácticamente NUEVA para poder acomodar los intereses CAPITALISTAS de la Nueva Oligarquía, reinventando un nuevo “socialismo” a conveniencia para seguir EXPLOTANDO al Pueblo de a pie.

Así, lo único que le queda a mano, para no tener que convocar él mismo un Referéndum Constitucional que lo pueda sacar del Poder, es “CONVENCERNOS”, por las buenas o por las malas, de que lo que están haciendo es solo “una actualización del modelo”.  

Es decir; el Socialismo NO es lo que nos dijeron  hace 52 años, “…esta es una Revolución Socialista, DE LOS HUMILDES, CON LOS HUMILDES Y PARA LOS HUMILDES…” Fidel Castro 16 de abril 1961

El Socialismo es lo que van a construir ahora… “el ORDEN, la DISCIPLINA y la EXIGENCIA” necesarias para IMPONER, desde un partido convertido en Estado todo poderoso, los criterios e INTERESES de su cúpula (la Nueva Oligarquía)

Un partido que hable por los trabajadores, que los represente – por ejemplo en el Parlamento – y actúe en su nombre, se enfangará y se convertirá él mismo en un instrumento de la CONTRARREVOLUCIÓN”… Rosa Luxemburgo

La cuestión, Señor Presidente, es que el Pueblo cubano YA ESTÁ HARTO DE TANTO INVENTO y no aceptará nada menos que un amplio y abierto DEBATE DEMOCRÁTICO NACIONAL, sin exclusiones, horizontal, CON LA PARTICIPACIÓN DE TODOS LOS CUBANOS, RADICADOS EN CUBA Y EL EXTRANJERO, con acceso libre y sin censura a todos los medios de comunicación nacionales e internacionales.

Debate democrático que permita y PROMUEVA el EMPODERAMIENTO CIUDADANO garantizando el TRIUNFO DE LA RAZÓN SOBRE LA VIOLENCIA… Del que surja LIBRE y SOBERANO el NUEVO PACTO SOCIAL  que las circunstancias socio-políticas actuales exigen.

 “Sin elecciones generales, una prensa no cohibida, la libertad de asociación y la libre lucha de las opiniones, la vida de toda institución pública desaparece, se convierte en una vida ficticia en la que la burocracia se mantiene como el único elemento activo. La vida pública comienza a adormecerse, unas docenas de líderes de partido, de energías inagotables e idealismos sin límites, dirigen y gobiernan, debajo de ellos hay una docena de cabezas sobresalientes que dirigen de verdad y una élite de obreros, convocada de vez en cuando a las asambleas, para aplaudir los discursos de los líderes, aprobar en forma unánime las resoluciones presentadas, es decir, en el fondo, una sociedad de camarillasde hecho una dictadura, aunque no la dictadura del proletariado, sino la dictadura de un puñado de políticos – una dictadura en el sentido burgués puro, en el sentido del dominio de los jacobinos …. Se trata de una ley predominante, objetiva, una ley a la que ningún partido político podrá escapar”.   Rosa Luxemburgo

 ¿Cómo la ves desde ahí?

Claudio Fernández

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS