Cuba: ajena a ‘boberías’ del Capitalismo

Publicidad

Hace tres años, abordé este asunto resaltando que entonces alrededor de 870 millones de personas en el mundo padecían hambre, sin perjuicio del hecho de que existía/existe más oferta que demanda de alimentos, de acuerdo con Raúl Benítez que en aquella altura se desempeñaba como Director Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación para América Latina y el Caribe.

En esa ocasión, apunté que si bien Cuba escapaba a un escenario de “vacas gordas”, era/es innegable que la Isla estaba/está divorciada del infierno, muy a pesar de los marcados obstáculos que enfrentamos por concepto de la persistente y más larga Guerra económica que registra la Historia.

Hoy retomo el tema, a partir de la existencia de más tragedia en Europa alejada de nuestra realidad.

No me voy a referir a que Centenares de miles de personas salen a las calles en Francia contra la reforma laboral que pulveriza de facto la sagrada ley que fija en 35 horas el límite la semana laboral, da prioridad a los acuerdos internos en las empresas en lugar de los sectoriales y facilita los despidos colectivos por problemas económicos en los centros de trabajo.

Tampoco es mi interés por ahora abundar en el hecho que el Ejecutivo de París sostiene que con la pretendida reforma citada mejorará la competitividad y se creará empleo o sea, más restricciones al estado de bienestar social y riendas sueltas al Neoliberalismo.

Sí me detengo en la situación de prejubilados/as y pensionistas que, según un informe reciente de Europa Press, solicitan a los actores del pluripartidismo en sus predios saber la posición que sus organizaciones políticas sostendrán sobre las pensiones de cara a la celebración de las elecciones generales del próximo 26 de Junio en aquellas latitudes.

El caso en concreto es que ocho millones de pensionistas actuales y futuros exigen ser informados “sin medias verdades, sin mentiras y sin silencios” para conocer de antemano los posicionamientos de los partidos sobre la pensión inicial, si se mantendrán o se modificará el cálculo de ella y el factor de sostenibilidad de la legislación actual.

Los representantes de este segmento de personas de la tercera edad parten del hecho que las últimas noticias de la Comisión Europea “hacen prever, con el pretexto del déficit excesivo, nuevas medidas de recorte y austeridad” que traerían consigo una mayor declinación en las condiciones de vida de más ancianos/as.

Los sujetos que velan por la suerte de prejubilados/as y pensionistas, advierten: “Los recortes se van a seguir produciendo, si no se cambia la política económica y social”. A ello suman la preocupación por si se modificarán los coeficientes “penalizadores, abusivos e injustos” de la pensión por jubilación anticipada, entre otros aspectos.

Afortunadamente, en Cuba asistimos a un Programa de Atención al Adulto Mayor que permite un escenario visiblemente alejado de las calamidades presentes y actuantes en el mal denominado “Viejo Continente”. Observe usted:

Es comprobable que la estructura sociopolítica en el Caimán Verde constituye un potencial para asegurar la participación activa de la familia, la comunidad y las organizaciones no gubernamentales en un trabajo colectivo donde el protagonista principal es la persona entrada en años.

En todo el archipiélago nacional, el programa en cuestión incluye tanto salud como seguridad social, deportes, cultura y legislación; amén de varios subprogramas como el de Atención Comunitaria al Adulto Mayor que agrupa los siguientes objetivos:

Uno, mejorar la salud de la población de 60 años y más, y aumento de la vida activa mediante el tratamiento preventivo, curativo y rehabilitador de este grupo; dos, crear una modalidad de atención gerontológica comunitaria que contribuya a resolver necesidades socio-económicas, psicológicas y biomédicas de los ancianos/as a este nivel; y tres, vacunar a todos los longevos de acuerdo con el sistema nacional de inmunización.

Además, significo las actividades principales que se realizan para cumplimentar los objetivos antes mencionados:

Incorporar a este sector poblacional al Círculo de Abuelos, a la práctica del ejercicio físico sistemático y a actividades culturales y sociales; desarrollar diligencias educativas destinadas a cambiar la imagen que tiene el anciano de sí mismo y de la sociedad, y a fomentar estilos de vida más sanos evitando el alcoholismo, el sedentarismo, etc.; y garantizar la atención periódica y sistemática de todas las personas de media centuria y una década o más, en las entidades previstas a tales efectos y en el centro de trabajo.

Así, sin temor a errar acredito que la Mayor de las Antillas, a pesar de pesares, poco tiene que ver con el panorama que presentan jubilados/as y pensionistas en la mismísima Europa que están cada vez más amenazados por el sistema pluripartidista y ¿democrático? imperante. Ello es apenas una muestra de cómo Cuba con su Socialismo está ajena a “boberías” del Capitalismo.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More