Cuarenta y dos segundos sin grabación y una mandíbula rota

Publicidad

El primero en testificar fue el urbano, que afirmó que no recordaba nada

42 segundos. Menos de un minuto. Es la parte de la detención de Kamal Uno que no registraron las cámaras de la comisaría de Ciutat Vella de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB). Y que serían muy importantes para saber que pasó el 9 de julio de 2011, cuando Kamal Uno terminó con la mandíbula rota por dos puntos diferentes después de ser detenido por el agente Daniel BO en las Ramblas y pasar por las dependencias la GUB. Unos hechos que se han juzgado hoy en la sala de vistas de la sección novena de la Audiencia de Barcelona.

Piden penas de hasta seis años y medio de prisión y una indemnización que alcanza los 18.000 euros por delitos de lesiones y contra la integridad moral

El juez Salvador Roig ha presidido el tribunal. Por un lado la parte demandante, representada por la fiscal, Sofía Oro, y el abogado José Granados por la acusación particular. Piden penas de hasta seis años y medio de prisión y una indemnización que alcanza los 18.000 euros por delitos de lesiones y contra la integridad moral. La acusación particular pide además aplicar los agravantes de racismo y la condición de superioridad del policía. En el otro lado, la defensa del agente de la GUB: la abogada representante del Ayuntamiento de Barcelona, el abogado de la aseguradora de responsabilidad civil del consistorio (Zurich Seguros) y el abogado de la acusado Andrés Maluenda, del bufete Molins & Silva. Piden la absolución de Daniel BO y la condena en costas a la acusación particular. Maluenda fue el abogado de uno de los ocho mozos de escuadra condenados por el homicidio de Juan Andrés Benítez.

El urbano que no recuerda

Las versiones de lo que ocurrió en los 42 segundos que no se registraron son diametralmente opuestas. El primero en testificar fue el urbano, que afirmó que no recordaba nada. Ni «mis compañeros, a los que he preguntado que pasó ese día». «Recuerdo lo que se ve en la grabación, porque está grabado. El resto nada». La hipótesis de Daniel BO, a pesar de no recordar nada, es que identificó Kamal Uno por venta ambulante en las Ramblas. Según el policía lo condujo a las dependencias policiales y el registró en busca de estupefacientes o material para vender. Como no habría encontrado nada, lo habría liberado. Pero es sólo una hipótesis: el agente alega olvido y la actuación no quedó registrada en ningún documento policial. El mismo día, pero, documentó una actuación contra la venta ambulante sólo media hora después de cuando se habrían producido los hechos.

El policía condujo Kamal Uno en las dependencias policiales y el registró en busca de estupefacientes o material para vender, según el agente municipal

Uno de los argumentos de la defensa es que en las imágenes donde se ve a Kamal Uno fuera de la comisaría se le puede ver caminando «normalmente, sin que se le vea especialmente afectado». Para profundizar en esta idea han contado con un informe pericial del odontólogo Guillermo Rocafort. De manera contradictoria, ha declarado que una mandíbula rota es una de las lesiones más dolorosas, pero que al mismo tiempo se podría hacer vida normal con esta pieza ósea fracturada. Sus suposiciones se sustentaban en la teoría, ya que «no había visitado al denunciante, sólo se había basado en las pruebas documentales».

Problemas de comprensión

La declaración de la víctima tardó en empezar por los problemas de la administración de justicia en encontrar un intérprete del bengalí -la lengua de Bangladesh-, ya que Kamal Uno no se expresó bien en español. Después de una espera de veinte minutos, ha podido explicar al tribunal que se encontraba esperando un amigo suyo para ir a comer, cuando una patrulla de la GUB lo detuvo para identificarlo. Los agentes con números profesionales 26.130 y 25.452 van llevarlo con el coche patrulla hasta la comisaría.

Según el denunciante, en el coche, Daniel BO le habría dicho que «había que respetara la policía». Al llegar, lo hizo bajar del coche y, a un pasillo dentro del edificio, le habría dado un puñetazo en la cara, que le hizo caer al suelo «donde me dio tres o cuatro patadas» , según declaró en la sala. Como consecuencia de la mandíbula rota, el denunciante estuvo dos días ingresado en el hospital y durante 90 días no pudo ejercer «su actividad ocupacional». El informe de la médico forense, que también ha declarado hoy, dice que Kamal Uno necesitó más de 140 días de curación. «No puedo comer en condiciones por la parte izquierda de la boca y debo tomar medicación hasta el 2017. Ha cambiado mi fisonomía, siento vergüenza cada vez que alguien que me conocía me ve de nuevo ahora».

El turno de testigos se ha cerrado con las declaraciones del amigo de Kamal Uno y el agente con número 25452, compañero del guardia urbano acusado, que han corroborado las versiones correspondientes. El caso ha quedado visto para sentencia, que se conocerá en las próximas semanas.

«42 segundos son suficientes para dar un puñetazo?», Preguntaba Granados. «Sí», contestó Daniel BO «El dio usted ese día?». «No»

Tanto el acusado como el abogado de la defensa Andrés Maluenda han mostrado un alto grado de contundencia verbal durante toda la sesión, hasta el punto de que el juez que presidía la sala les ha tenido que retomar la actitud, como cuando Dani BO ha invitado el abogado de la acusación particular a hacer la patrulla con él y «ver sus actuaciones». «Míreme a la cara cuando pregunte», espetó el acusado a José Granados, que ha contestado que si «lo mirara, no podría leer la pregunta». Pero sin duda, uno de los momentos que mejor describe el juicio de hoy es el diálogo que se ha producido con las dos últimas preguntas de la acusación particular. «42 segundos son suficientes para dar un puñetazo?», Preguntaba Granados. «Sí», contestó Daniel BO «El dio usted ese día?». «No», contestó el guardia urbano.

 

https://directa.cat/actualitat/quaranta-dos-segons-sense-gravacio-una-mandibula-trencada
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More