Cuando sólo se ven enemigos

Hay actitudes y situaciones que se agotan y que su persistencia, es motivo de rechazo y cansancio general. Les hablo de un pensamiento a ultranza de las circunstancias, de los anhelos y de los genuinos intereses de las personas. La concepción estatista centralizada y burocrática de la sociedad convertida en la única fórmula de construir el socialismo, también se encuentra en crisis junto con el capitalismo en el mundo de hoy, aunque por algunas esquinas pueda presentar variables que la soportan un poco mejor como las del capitalismo y el socialismo autoritarios que exhiben algunos países poderosos por su población y extensión territorial.

&nbsp

En estas coyunturas y circunstancias, los intentos por plantear las ideas encaminadas a la construcción de un verdadero socialismo que sea participativo y democrático en nuestra Cuba, nunca antes construido hasta el presente, se tratan de acallar por parte de una burocracia que sólo ve enemigos en quienes no comparten sus concepciones, no aceptan sus métodos ni se convierten en alabarderos de su pensamiento oficial establecido.

Los que abogamos por estas ideas somos excluidos de los medios de comunicación, se nos mantiene siempre pendientes de determinadas medidas y acciones que algunos insinúan y nos advierten como si fuéramos transgresores de una legalidad por encima de las leyes verdaderas y de los conceptos de libertad esencial de las personas. En las páginas Web y portales que en el exterior reproducen nuestros artículos que no se publican internamente, hay quienes con seudónimos se presentan como defensores de lo que está establecido y nos insultan con palabras soeces, descalificación y violencia verbal, sin establecer un diálogo e intercambio de ideas que, de hacerlo, siempre sería de utilidad porque lo que se necesita mucho en Cuba es el diálogo, el encuentro y el intercambio que propicien la esperanza, el optimismo y el ánimo para salir adelante rumbo al futuro.

En estas coyunturas, otro problema importante es el del imprescindible relevo por los jóvenes. Estos últimos son el futuro y a éste, siempre hay que comenzar a edificarlo desde el presente para abrirles al máximo posible los caminos de participación efectiva en la conducción del país, sobre todo teniendo en cuenta las encrucijadas que se presentan en el mundo de hoy y las necesidades de avanzar con urgencia hacia un verdadero socialismo que socialice la propiedad en manos de los que producen y trabajan, que transforme en sujeto y no en objeto a las personas, las libere de la esclavitud del salario que es una fórmula de explotación que el socialismo participativo y democrático sustituye por la participación efectiva que transforma a las personas en trabajadores asociados.

Estas son ideas concretas planteadas desde la época de los clásicos de la utopía socialista y que los que las concebimos como esenciales para que se construya un verdadero socialismo, tenemos todo el derecho moral de exponerlas, difundirlas, debatirlas y analizarlas sin que se nos califique como personas a las que hay que aislar. El diálogo, el debate sano, la consulta efectiva con el pueblo y su derecho a participar en las proyecciones de futuro, justifican plenamente la idea de celebrar eventos, congresos y encuentros en los que todos los ciudadanos puedan aportar efectivamente su pensamiento. Así lo creo y así lo escribo.

Publicado en Por Esto!, el lunes 13 de abril del 2009.

http://www.poresto.net/opiniones/29703–cuando-solo-se-ven-enemigos



NOTICIAS ANTICAPITALISTAS