Cuando la Humillación al Bravo Pueblo se disfraza de Ayuda Humanitaria

Por MATIZ_artista colombiano en el exilio

La prepotente hipocresía imperialista se disfraza de ridícula “ayuda humanitaria”; Si sumamos lo poco que da la UE con lo afrecido por USA, solo alcanza a unos 60 millones de dolares… mientras que juntos le han hecho un raponazo de mas de 18.000 millones de dolares al Bravo Pueblo Bolivariano

Mi Profundo rechazo y censura moral al inhumano y criminal bloqueo que los paises imperialistas realizan sin tapujos a la heróica Isla de Cuba Socialista y que sin verguenza se repite contra nuestra Hermana República Bolivariana de Venezuela.

Da nauseas que alguien que se pretenda minimamente progresista o humanista, dude hoy dia si apoyar a los supremacistas de United States de Norteamerica en su geopolítica de recuperar a Nuestra América como su patio trasero, en contra del proceso revolucionario Bolivariano.

Una vez más queda en ridículo el genuflexo “stablishement” Colombiano quien sirviendo de punta de lanza para la humillación al Bravo Pueblo de Venezuela, se atreve a posar  para la foto en la frontera Guajira donde en un solo año murieron mas de 400 niños colombianos de fisica hambre e inanición y peor cuando lo hace con camiones llenos de comida, ante los ojos hambrientos de nuestros 13 millones de pobres que no tenemos acceso siquiera al agua potable… el “paraestado” Colombiano con su pretendida ayuda realiza una operación de falso positivo humanitario, es decir otra  operación de bandera falsa que ni siquiera la cruz roja internacional reconoce… Porque? porque Nuestra Hermana Venezuela solo necesita que se detenga la feroz agresión internacional agenciada por Trump y sus socios que solo buscan repartirse el magnífico botin de los enormes recursos naturales de la Venezuela Chavista y Bolivariana que levanta de nuevo la Espada del Libertador en defensa del  primer productor de petroleo del Mundo el segundo productor de gas y el cuarto productor de oro.

Matiz

Artista Colombiano en el exilio

 

COLABORA CON KAOS