¿Cuál es el origen del terror contra el movimiento sindical hondureño?

Dos horas antes de que fuera asesinado Julio Funez Benítez tuvo su última reunión con los compañeros en el sindicato. Estaba muy contento por que, como relataba, había logrado organizar toda la colonia (varios barrios) Brisa de Olancho en la Resistencia. Y con toda la seguridad los autores intelectuales ya lo sabían. Por eso fueron enviados los asesinos para apagar la vida de este representante del pueblo hondureño que se ha inscrito en nuevo capítulo en la historia del movimiento obrero hondureño.

Blanca Estela Tercero, secretaria de asuntos femeninos se vio con él el lunes pasado y este triste hoy por la perdida tan valiosa de uno de los mejores compañeros en la SAANA, la empresa pública de agua y alcantarillado en Honduras. Las lágrimas de más de un compañero y compañera caen por las mejillas quemadas de obreros, vendedoras ambulantes que con su clásico delantal pone la mano en el vidrio del ataúd para un último adiós con este luchador. Pero nadie tiene miedo, si fuera así no habrían llegado para mostrar su solidaridad con la familia y el sindicato de Julio Funez Benítez.

Levantarse en armas

Los sentimientos son al contrario, más beligerantes; “Mel (Manuel Zelaya) fue un freno durante la lucha contra la dictadura por que el ánimo era de levantarse en armas cuando los militares nos reprimía. Y la Constitución y su artículo 3 nos dieron todo el derecho de levantarnos contra el régimen usurpador. El pueblo quería quemar el congreso, la casa de gobierno pero él frenaba y ¡mira donde terminó ahora”! dice una mujer con indignación en la voz mientras la gente alrededor se muestra conforme con las palabras.

– Julio se dirigió directamente a su casa en donde estaban esperando, no sabemos quienes, pero nos imaginamos de donde vienen por que los dirigentes de la Resistencia hemos estado siendo perseguidos desde el golpe de estado. Lamentablemente nuestro compañero lo acribillaron allá en su colonia, dice con gran tristeza en los ojos, mientras centenares de compañeros de trabajo, vecinos de la colonia y amigos de la Resistencia llegan a la sede del sindicato para decir un último adiós al querido luchador popular.

Ofensiva de terror antipopular

Últimamente se ha desatado ofensiva de terror contra el movimiento sindical y popular hondureño. Julio Funez, Vanessa Zepeda del sindicato de seguro social y Porfirio Ponce, vicepresidente del sindicato clasista de Stibys son los últimas victimas. Los dos primeros fueron asesinados el 3 y 15 de febrero, respectivamente, mientras la casa de Porfirio fue objeto por un asalto en donde los cuatro autores tranquilamente rompieron los ganchos del balcón con segueta de una de las ventanas ante los ojos de los vecinos que llamaron a la policía. Esta duró 40 minutos para llegar mientras los criminales demoraron 30 minutos para aspirar todas la casa en búsqueda ¿de que? Solo se llevaron un laptop donde el líder sindicalista mantenía información pública del sindicato e información de la Resistencia.

Descabezar la lucha del pueblo hondureño

El hilo común entre las tres victimas es que los tres eran de la Resistencia, muy activos y excelentes organizadores de la población. Es más, el año 2010 será un año de grandes conflictos sociales y por ende confrontaciones de clase entre el estado&gobierno y los movimientos populares.

En ese sentido se puede ver claramente que los autores de esta guerra sucia esta utilizando casi literalmente el manual de la Escuela de las Américas que enseñan en esa institución estadounidense para la guerra de baja intensidad. ¿El motivo? Descabezar las organizaciones de defensa del pueblo hondureño e intentar de impedir el desarrollo y fortalecimiento del Frente Nacional de Resistencia Popular antes de que se logre a consolidarse como una verdadera alternativa de poder y de gobierno.

Tanto para Pentágono y la Casa Blanca como la oligarquía hondureña esta tarea es fundamental antes de que sea demasiado tarde, para ellos. Y los lideres sindicales como Blanca Estela, lo siente esa ofensiva de guerra sucia ahora más cerca que nunca después el asesinato del compañero Funez.

– Nos preocupa esta situación hacia donde vamos, sentimos que es un mensaje que nos quieren dar para que no sigamos trabajando y defendiendo nuestra causa.

AUDIO/mp3, 13 min.: http://www.box.net/shared/4eoklvj24b

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS