Cristianos y revolucionarios

No es verdad que la Iglesia sea de derechas. La jerarquía si lo es, pero la mayoría de cristianos son sociológicamente de izquierdas. Y considero que aquellos que buscan más sinceramente la radicalidad del evangelio, son abiertamente combativos y/o revolucionarios.

La historia de las expresiones revolucionarias de los cristianos es amplia y conocida por cualquier militante de izquierdas mínimamente sincero:

  • En el estado español, la participación de la JOC y la HOAC (movimientos obreros cristianos) en la creación de CCOO bajo el franquismo es algo reconocido. En la transición, junto a ellos, son reseñables la VOS (jesuitas) y más tarde las Comunidades Cristianas Populares y los Cristianos por el Socialismo.
  • El desarrollo de la nueva izquierda en los años 60-70 también cuenta con su participación: entiéndase que en muchos ambientes antifranquistas había un fuerte rechazo a las formas y métodos del PCE, y los partidos a su izquierda se multiplicaban. Recordar a Alfonso Comín, cristiano y dirigente de la OCE-Bandera Roja.
  • Hay que señalar que algunos de los militantes de estos movimientos formaron parte de la fundación de la USO. También es verdad que en su origen este sindicato tenía una orientación de búsqueda de un socialismo autogestionario que fue perdiendo con el tiempo (sufrió una escisión de la gente de esta corriente hacia CCOO, en la que participó la gente que venía de la JOC)
  • En la actualidad, junto a la JOC y la HOAC, CCP, Cristianos por el Socialismo, Parroquia San Carlos Borromeo, Cristianismo i Justicia,…
  • En America Latina, la participación de los Cristianos no es reseñable, sino que es decisiva. Sólo recordaré algunas expresiones de este movimiento anteriores a Hugo Chavez jurando la constitución de su país desde posturas del Socialismo del Siglo XXI y como seguidor del evangelio:

  • Guerrilleros del FSLN y después ministros en el gobierno sandinista.
  • Participación determinante en el Frente Farabuno Martí FMLN del Salvador. En este proceso fue decisivo el asesinato por los paramilitares de Monseñor Romero, el Padre Ellacuría y muchos laicos más.
  • La guerrilla colombiana no se puede entender sin abrir nuestra cabeza occidental y europea a la lógica del la confluencia de los cristianos en la revolución. El ELN, segunda fuerza guerrillera en la actualidad, aún definiéndose como marxista-leninista en sus documentos, reconoce una aportación fundamental del pensamiento de la Teología de la Liberación. Algunos de sus máximos dirigentes han sido antiguos sacerdotes: Camilo Torres, muerto en acción y convertido en icono en toda América latina, el Cura Pérez, máximo dirigente histórico durante décadas, etc.
  • Guatemala, Chile, Brasil,…
  • Para un análisis político se puede leer el libro: "Cristianos, indígenas y estudiantes en la Revolución", Marta Harnecker
  • Las últimas manifestaciones y comunicados de la Conferencia episcopal reflejan la postura de la Jerarquía de la Iglesia católica ante la política. Demuestran su interés por inmiscuirse en aquello que no les compete, y hacerlo desde una postura reaccionaria.

    Los y las que analizamos la realidad con un método dialéctico vemos como la lucha de clases recorre todas las realidades sociales ("sobretodo no olvidar la lucha de clases" Mao). Está presente en la fábrica, en el barrio, en las relaciones personales, en los partidos políticos, y también en la Iglesia. Es necesario que los cristianos revolucionarios desarrollemos la lucha fundamentalmente en los frentes obreros junto al resto de nuestros compañeros no creyentes. Pero también en el interior de la misma Iglesia, para transformarla de manera revolucionaria y evangélica. La Jerarquía de la Iglesia es nuestro enemigo común.

    Debemos caminar hacia un estado laico, y en el que se respeten todo tipo de manifestaciones creyentes. Cada vez la sociedad se despega de ritos religiosos y eso es bueno, pero al mismo tiempo cada vez nuestra sociedad es más plurireligiosa y multiétnica gracias a nuestros compañeros inmigrantes del Sur (Magreb, países del este o América Latina)

    El mundo no se divide entre creyentes o no, entre moros y cristianos (por mucho que nos lo haga creer Bush), sino que se divide entre explotadores y explotados, entre burguesía y proletariado.

    Que cada uno tome su opción en las barricadas.

    “Es más difícil que un camello entre por el agujero de una aguja

    que un rico entre en el reino de los cielos”

    Jesús de Nazaret

    NOTICIAS ANTICAPITALISTAS