Crece en todo el mundo el clamor contra el genocidio en Gaza

Crece en todo el mundo el clamor contra el genocidio en Gaza

Cientos de miles de personas se manifestaron una vez más en varias ciudades de Europa, Estados Unidos, Canadá, Medio Oriente y Asia contra la ofensiva israelí en la franja de Gaza, y las más numerosas fueron las realizadas en Madrid, Barcelona, París y Londres, donde estallaron enfrentamientos con la policía antimotines.

12-01-2009 – Miles de personas salieron ayer a las calles de Madrid en solidaridad con el pueblo palestino y contra la «agresión brutal de Israel» en la Franja de Gaza, que se ha cobrado la vida de más de 830 personas y dejado cerca de 3.500 heridos. Bajo el lema 'Paremos el genocidio en Gaza', la manifestación reunió a 250.000 personas según la organización. Estuvieron presentes el secretario general de CCOO,Ignacio Fernández Toxo y el secretario general de CCOO de Madrid, Javier López junto a los responsables de UGT y políticos como Llamazares, Cayo Lara, Inés Sabanés, o Pedro Zerolo.

La marcha, en cuyo transcurso se realizaron simulacros de bombardeos, contó también con el respaldo de numerosos artistas como Candela Peña, Verónica Forqué, Alberto San Juan, Juan Diego Botto, Diego Toledo, Hugo Silva o Pilar Bardem, Ana Belén, Marisa Paredes, Carmelo Gómez, Aitana Sánchez Gijón, Luis Pastor. Junto con cineastas como Icíar Bollaín o escritoras como Lucía Extebarria o pintores como Juan Genovés

La protesta partió a las 12.00 horas de la céntrica plaza de Cibeles con pancartas que hacían constante alusión a la ofensiva militar israelí y a la «pasividad» de la comunidad internacional. '¿Dónde estás, Moratinos, mientras matan palestinos?' y '¿A cuántos más vais a matar?' fueron algunos de los lemas más repetidos a lo largo de la protesta.

Al llegar a la Puerta del Sol, lugar donde culminaba la concentración, dos jóvenes participantes se subieron a la estatua ecuestre del rey Carlos III, a quien colocaron un pañuelo y una gran bandera palestina. Tras desatar el aplauso de los miles de manifestantes, el ex director de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, la actriz Carmen Machi y la periodista Rosa María Mateo procedieron a leer el manifiesto, exigiendo «el fin de la agresión de Israel contra Gaza» y reclamando la intervención «decidida y urgente» de la comunidad internacional para imponer un alto el fuego permanente en la zona.

ISRAEL VULNERA EL DERECHO INTERNACIONAL

El ex director de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura subrayó la necesidad de que este organismo internacional se haga «fuerte» y condenó la «injustificable e inhumana» acción militar de Israel, país que «vulnera» el Derecho Internacional y «olvida» la situación de emergencia humanitaria en Gaza.

En un improvisado escenario, también alzó la voz Rosa María Mateo para exigir al Gobierno español, a las autoridades de la Unión Europea y a Naciones Unidas su intervención «decidida y urgente» para imponer un alto el fuego y organizar un plan de ayuda humanitaria que termine con el bloqueo fronterizo.

Por su parte, Carmen Machi subrayó que «el derecho del pueblo palestino a crear un Estado soberano es la base necesaria de cualquier solución duradera» que posibilite la convivencia pacífica entre ambos pueblos.

El embajador de Palestina en España, Musa Amer Odeh, que formaba parte de la cabeza de la manifestación, exigió «el cese inmediato del fuego» contra el pueblo palestino y «la retirada de las fuerzas israelíes en Gaza», y añadió que España «es un país amigo» porque siempre «ha estado apoyando la causa palestina».

Además, pidió la creación de una comisión internacional «para juzgar a los criminales de esta guerra», quienes, a su juicio, son «la dirección política de Israel y los generales del ejército israelí».

«EL GOBIERNO ESPAÑOL PUEDE Y DEBE HACER MÁS»

Desde el PSOE, el secretario de Movimientos Sociales, Pedro Zerolo, coincidió en pedir el alto el fuego inmediato para que pueda entrar ayuda humanitaria, ayuda de emergencia, observadores y periodistas en Gaza, al tiempo que resaltó el apoyo de más de un centenar de organizaciones sociales, políticas y sindicales que se solidarizan con el pueblo palestino.

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, subrayó que el Gobierno español «puede y debe hacer más» contra esta «masacre» y le instó a que presione al Estado de Israel y revise sus relaciones económicas en el marco de la Unión Europea para que este país «se dé cuenta de que no puede hacer política a través de la fuerza y de la guerra». «Es inaceptable y las víctimas de Gaza reclaman una mayor solidaridad internacional con la causa palestina», concluyó.

El día anterior sábado, entre 50 y 200.000 personas se manifestaron en Barcelona, en una manifestación que muchos han equiparado a la sucedida tras la invasión de Iraq. La manifestación contó con el apoyo de más de 300 entidades que, mediante un manifiesto unitario, reclaman que «el gobierno español detenga el comercio de armas con el Estado de Israel», «que la ciudadanía de Cataluña no compre productos israelíes» y «que el Gobierno de la Generalitat suspenda el fomento de relaciones comerciales con Israel».

La manifestación arrancó detrás de una pancarta inicial con el lema «Paremos la masacre de Gaza – Boicot a Israel» y ha contado con una presencia masiva de la comunidad árabe, alrededor de la mitad de los manifestantes.

Durante el recorrido se han podido ver pancartas denunciando el genocidio sionista y la complicidad de los gobiernos norteamericano y europeos, y apoyando la lucha del pueblo palestino por sus derechos. Se gritaron consignas en español, catalán y árabe del tipo «Israel asesino del pueblo palestino», «No queremos ocupación», «Palestina libertad», «Todos somos palestinos», «Boicot Israel «,» Vosotros sionistas sois los terroristas «,» Israel matando, la o­nU mirando «,» Israel matando, Europa mirando «,» Israel fuera, Palestina libre «,» No es una guerra, es un genocidio «,» No es terrorismo, es resistencia «,» Intifada «,» Israel necesita jarabe vietnamita «… También se oyeron gritos de «Viva Chávez» en reconocimiento al presidente del país venezolano, el único que hasta ahora ha roto relaciones con el estado sionista.

En el resto de la mayoría de las capitales de provincia españolas también se desarrollaron manifestaciones de solidaridad con Palestina a lo largo del fin de semana.

Ese mismo día, en París, cien mil según los organizadores, desfilaron por las calles de la capital francesa. Los manifestantes cargaban en las primeras filas del cortejo un pequeño muñeco que simbolizaba a los niños muertos en Gaza desde el comienzo de la ofensiva, y con las consignas “¡Israel, asesino!” y “Alto a la masacre”, la muchedumbre enarbolaba numerosas banderas palestinas. Esta manifestación de protesta estuvo bajo estricta vigilancia de la policía de París para evitar disturbios como los que estallaron el pasado 3 de enero.

En Niza, en el sur de Francia, estallaron incidentes cuando varios jóvenes destrozaron las vitrinas de un restaurante McDonald’s y arrojaron piedras contra el casino Ruhl “porque es judío”, según explicó uno de los manifestantes. La policía disparó gases lacrimógenos y procedió a la detención de cuatro jóvenes.

En Londres, mientras tanto, según cifras de la policía doce mil personas estuvieron presentes en la marcha desde Hyde Park a la embajada israelí, mientras que los medios de comunicación hablaron de decenas de miles. Entre los asistentes estuvieron el ex alcalde londinense Ken Livingstone. Los enfrentamientos con la policía estallaron cuando los manifestantes intentaron forzar las barreras de protección instaladas en la calle adyacente, donde se encuentra la embajada de Israel.

También hubo manifestaciones de protesta en Belfast, Edimburgo, Aberdeen y Newcastle.

En varias ciudades de Suecia docenas de miles de manifestantes marcharon este sábado contra el genocidio palestino a manos sionistas. Citados por coordinaciones locales que agrupan las organizaciones palestinas, los partidos políticos suecos, las secciones juveniles de los mismos, las organizaciones de solidaridad, asociaciones contra la guerra, los manifestantes recorrieron las ciudades coreando consignas que exigían el fin de los ataques de Israel contra Gaza, el boicot de los productos israelíes, el fin de la ocupación de Palestina.

En Estocolmo desfilaron más de diez mil personas, entre las que se encontraban Mona Sahlin, presidenta del Partido Socialdemócrata, Jan Eliasson, ex ministro de Relaciones Exteriores y Wanja Lundby-Wedin, presidenta de la Central Obrera, así como representantes de otros partidos políticos suecos. ’El orador principal en la capital sueca fue Per Gahrton, presidente de los Grupos de Palestina y ex parlamentario del Partido del Medio Ambiente, quien exigió que Suecia y la Unión Europea detengan la política de ocupación y violencia israelí. ”Obliguen a Israel a respetar el derecho internacional y las decisiones de Naciones Unidas”, dijo.

En tanto, en la ciudad de Gotemburgo, donde marcharon más de cinco mil personas, estuvo presente Fadia Ayad, ciudadana sueca de origen palestino, quien junto con sus cinto hijos había llegado seis horas antes proveniente de Gaza en donde vivía desde hace diez años: ”La gente muere como moscas. Todos tenemos que ayudar para que se ponga fin a esta masacre”, dijo al dirigirse a los asistentes.

En Malmö, la tercera ciudad de Suecia, donde se manifestaron más de cuatro mil personas, un viejo militante antifascista decía: ”El concepto de genocidio o de limpieza étnica sigue unido a los judíos, antes como víctimas, ahora como verdugos”.

Muestras de rechazo contra la ofensiva militar israelí también se registraron en Italia, Suiza, Noruega, Alemania, Grecia, Hungría y Sarajevo.

Varios cientos de personas se reunieron frente a la embajada israelí en Canberra, la capital de Australia, y muchas de ellas lanzaron zapatos hacia ese edificio.

En Estados Unidos, varios miles de manifestantes, diez mil según los organizadores, protestaron frente a la Casa Blanca en Washington. Manifestaciones similares tuvieron lugar en San Francisco y Los Ángeles.

En Canadá, miles de personas se manifestaron en Toronto, Montreal, Québec, Vancouver, Ottawa y Calgary, para pedir el cese de las hostilidades en Gaza.

Por su parte, cientos de personas protestaron en la ciudad de México y expresaron su solidaridad con el pueblo palestino y su repudio a Israel con una marcha y un mitin realizado ante la embajada de Estados Unidos, a la cual arrojaron zapatos incendiados.

Al menos veinte mil manifestantes que llevaban banderas libanesas y palestinas marcharon por las calles de la ciudad comercial libanesa de Nabatiyeh, durante una manifestación organizada por el grupo Hezbollah, que apoya a Hamas.

En la ciudad palestina de Ramallah, cientos de niños de esa nacionalidad tomaron las calles exigiendo el fin de la ofensiva militar isralí, mientras jóvenes palestinos se manifestaron contra Tel Aviv en el este de Jerusalén.

Hubo también muestras de repudio antisraelí en Japón, Malasia, Corea del Sur e Indonesia.

Mientras tanto, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, acusó a Israel de ser el “brazo asesino” de Estados Unidos por la operación militar en la franja de Gaza y anunció que planea enviar 80 toneladas de ayuda humanitaria con el respaldo de Egipto.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS