Crece el número de Ayuntamientos que prohíben o eliminan las subvenciones a los eventos taurinos

Al menos una docena de nuevos ayuntamientos en Valencia, Baleares, Aragón, Madrid y Galicia anuncian recortes o la prohibición de festejos taurinos este verano.

Los precontratos con empresarios taurinos estaban firmados días o incluso meses antes de las elecciones, pero eso no ha sido óbice para que algunas corporaciones municipales de las nuevas hayan suspendido las corridas y sueltas previstas para las fiestas locales. Ha ocurrido esta semana pasada en A Coruña o en municipios como Gandía, Mancor de la Vall, Pinto o Alzira. En ciudades como Huesca o Alicante se lo plantean, pero ya de cara al año que viene, organizando previamente consultas populares. Y la nueva regidora de Madrid también ha prometido que no destinará  «ni un euro público» a la tauromaquia.

El sector taurino asiste con inquietud a estos movimientos, que aun considera minoritarios, pero se dispone a celebrar que este verano su negocio recuperará el vigor perdido durante la crisis, con más de 16.000 festejos programados.

Galicia

El Ayuntamiento de A Coruña decidió la semana pasada suspender la Feria Taurina, a pesar del precontrato firmado con un empresario. El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro (Marea Atlántica) prometió en campaña electoral «no financiar los toros, ni otros espectáculos de maltrato animal». La plataforma abolicionista ‘Galicia, Mellor Sen Touradas’ ha aplaudido la medida y ha destacado que esta decisión puede servir para abrir el debate sobre la posibilidad de impulsar una Iniciativa Legislativa Popular sobre la supresión de las corridas.

Comunidad Valenciana

Es la región donde están apareciendo más nuevos ayuntamientos antitaurinos. En Gandía—localidad de la Comunidad Valenciana en la que no hubo corridas de toros durante 24 años, hasta 2012— las formaciones que ahora gobiernan, PSOE y Mes Gandía, decidieron suprimir estos festejos bajo los argumentos de que «Gandía está en contra del maltrato animal» y porque «suponen un gasto que no es asumible en el momento actual». En Alzira, donde los llamados ‘bous al carrer’ comenzaron a celebrarse hace siete años con el apoyo del PP a dos peñas taurinas, también el nuevo consistorio ha decidido cancelarlos, esgrimiendo que la mayoría del municipio no los aprueba. En Alzira gobierna desde el 13 de junio Compromís, gracias a un pacto de gobierno con PSOE y EU. Además, otros ayuntamientos valencianos, como L’Horta, Xàtiva o Aldaia planean realizar consultas populares sobre la organización de eventos taurinos. En Alicante, por su parte, el tripartito PSOE, Guanyar y Compromis prevé retirar las subvenciones y ayudas públicas a la plaza de toros, y en 2017 acabarán con los festejos taurinos.

Baleares

Mancor del Vall (Mallorca) es desde el pasado 1 de julio el pueblo balear número 18 en la lista de los declarados «municipios antitaurinos», a petición del nuevo alcalde, de Mes per Mancor. La capital, Palma de Mallorca, podría integrar también dicha lista, debate previsto para el próximo pleno del 30 de julio, el primero de la legislatura. Como ejercicio de presión la asociación ‘Mallorca sin sangre’ ha convocado una manifestación el sábado 25 de julio. La lista de municipios antitaurinos en España la conforman a día de hoy un total de 101 localidades. La primera que se apuntó fue la gerundense Tossa del Mar (1989) y la última, en enero de 2015, Ariany (Mallorca).

Aragón

El Ayuntamiento de Huesca también es proclive a preguntar a sus ciudadanos sobre la celebración de festejos taurinos. El alcalde, Luis Felipe (PSOE), dijo recientemente que «no prohibirá nada» sino que abrirá una vía de diálogo para que la gente decida el modelo de fiestas que quieren los oscenses para San Lorenzo. «Si hubiera una propuesta de ‘no’ al espectáculo taurino serían los ciudadanos los que lo decidirían porque habría una consulta», aseguró a medios locales.

Comunidad de Madrid

En Madrid, los ganadores de las elecciones de Pinto, Ganemos Pinto, también han decidido dejar de financiar encierros y corridas de toros. El último pleno municipal, celebrado a finales de junio, fue de lo más tenso. Varias peñas taurinas recriminaron al nuevo alcalde su decisión. Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena,también llevaba en su programa dejar de financiar la tauromaquia. El equipo de gobierno de Ahora Madrid ha renunciado a su palco en Las Ventas y no financiará la escuela de toreros.  En otros municipios con pactos de gobierno, los criterios son divergentes. Ocurre en Alcalá de Henares, donde el PSOE gobierna y está a favor de mantener los festejos, pero su socio Somos Alcalá ha optado por salirse de la comisión de festejos para evitar programar toros.

Los abolicionistas ven estos tímidos primeros pasos como un «avance positivo porque demuestra que los partidos se han dado cuenta de que hay una necesidad de la población de intentar huír del drama que viven los animales en estos festejos», en palabras de Amanda Luis, de Pacma. Luis considera que la no financiación de estos eventos es quedarse cortos. «Si lo que queremos es construir una sociedad más justa y ética, los eventos taurinos no solo se deben dejar de subvencionar, sino que se tienen que prohibir. ¿O es que no humilla la tortura pagada con dinero privado?», dice. Su propuesta es una «prohibición, paulatina, pero prohibición», sin dejar de lado otros «malos tratos animales como la caza y el abandono de perros», añaden.

Las noticias de municipios que se cuestionan los festejos se reciben en la sede de Anoet (Asociación Nacional de Organizadores de Eventos Taurinos) con leve inquietud. «En principio la mayoría de los compromisos municipales, anteriores a las elecciones, se están respetando. Solamente una decena de municipios va por esos derroteros«, asegura la portavoz de Anoet, Mar Gutiérrez. «Pero no sabemos qué pasará el año que viene. Son muchas corporaciones nuevas y hay que ver si valoran los festejos taurinos en sus próximos presupuestos». La asociación se prepara para celebrar un verano-otoño con 16.000 festejos taurinos en más de 3.000 municipios. Principalmente sueltas de reses, encierros, bous, en Castilla y León, Castilla-La Mancha y Levante.

El sector del toro ha salido de la crisis, proclama la asociación. Los festejos de calle han aumentado un 16,5%, mientras que a los de plaza (con unas 2.000 corridas programadas) les faltarían unas 300 tardes para regresar a tiempos pre crisis. Estos eventos han crecido un 5% respecto del año pasado. Según Gutiérrez, ni los nuevos ayuntamientos abolicionistas ni los recientes cuatro fallecimientos de participantes en sendas fiestas taurinas (Coria, Grao, L’Ampolla y Pedreguer) amenazan a la Fiesta. «Los Ayuntamientos ponen todo de su parte para la seguridad, pero no pueden asegurarla al 100%», concede. Preguntada por las amenazas de muerte que protaurinos lanzaron en redes sociales contra la alcaldesa de Paiporta, Isabel Martín (Compromís), por suprimir las ayudas públicas a los festejos, Gutiérrez asegura que «el clamor popular es muy libre. Pero nosotros no somos partidarios de que haya amenazas. Aunque está pasando en todos los sectores. Que también se amenaza en las redes sociales a los profesores», añade.

A contracorriente de este movimiento municipal antitaurino emergente con las nuevas corporaciones, un municipio ha decidido crear una concejalía propia para eventos taurinos. Es Benifairó de les Valls, en el norte de la costa de Valencia. Su alcalde, Toni Sanfrancisco, del partido socialista valenciano, anunciaba hace unos días la creación de la Concejalía de Bous, independiente de la de fiestas. La polémica se hizo viral tras conocerse que el nuevo organigrama creaba este área pero suprimía la concejalía de la mujer. Los socialistas de Benifairó han hecho público con posterioridad un comunicado de rectificación en el que atribuyen a «un error» la desaparición de la concejalía de la mujer. Lo piensan a subsanar en el próximo pleno.

http://m.20minutos.es/noticia/2508654/0/oleada-antitaurina/municipios-festejos-suspendidos/verano-2015/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS